EEUU derrotado en Panamá

I.
En su libro “Declive de la Hegemonía de Estados Unidos” (2012), el intelectual orgánico dominicano Augusto Sención Villalona da claves precisas para enfrentarse al imperio del norte: “El declive de los Estados Unidos no significa que sea inevitable su desplazamiento como primera potencia imperialista. Ese país controla la mayor parte de las armas del mundo y tiene un importante poder político, que  sin dudas utilizará  para tratar de revertir la situación en que se encuentra y cambiar la tendencia que le amenaza. Estados Unidos  puede ser desplazado  como  principal  país imperialista, pero también puede imponer su política. Las batallas que  se avecinan, y que tienen como centros principales a Eurasia y Suramérica, son decisivas para el destino del imperialismo mundial y de las naciones dependientes. Guerras imperialistas son posibles, lo mismo que guerras focalizadas en regiones. Todo puede ocurrir. Mucho  de lo que  suceda dependerá de las acciones que  realice la izquierda mundial, de sus aciertos y de sus  fracazos”.

El gobierno de los Estados Unidos, de manera programática, trazó un plan para someter a los gobiernos suramericanos en la VII Cumbre de las Américas convocada por la OEA para 10 y 11 de Abril.

10 de febrero: Barack Obama, en una entrevista para el portal estadounidense Vox (www.vox.com) lanzó una amenaza total: "Tenemos el Ejército más fuerte del mundo y en ocasiones tenemos que torcer el brazo a los países si no quieren hacer lo que queremos a través de métodos económicos, diplomáticos y a veces militares" (we've got to have the strongest military in the world, and we occasionally have to twist the arms of countries that wouldn't do what we need them to do if it weren't for the various economic or diplomatic or, in some cases, military leverage that we had ).

9 de marzo: Obama lanzó amenaza focalizada sobre Suramérica apuntando a Venezuela: Orden Ejecutiva que declara a Venezuela como su enemigo por constituir una amenaza (constitutes an unusual and extraordinary threat to the national security and foreign policy of the United State).

Todo hacia pensar al gobierno de Estados Unidos, que el 10 de abril los gobernantes llegarían a Panamá con el rabo entre las piernas, entregando sus recursos estratégicos, sin hablar de las amenazas de Obama. Pero no será así, porque la América Toda siguió el ejemplo que Caracas dió y no se dejará torcer el brazo ni aceptará los decretos de Obama.

II.
Nuestro Camarada y Presidente Obrero, Nicolás Maduro asumió el comando de las acciones para evitar que nos tuerzan el brazo y nos invadan: La Ley Habilitante Anti-Imperialista; Asamblea de UNASUR; maniobras cívico-militares; Jornada de firmas “Obama deroga el decreto ya”; campaña mundial “Venezuela no es una amenaza, somos la Esperanza” y el tuitazo #MiDecretoParaObamaEs #RevoluciónEnPaz.

Titulares de prensa en el mundo, hoy destacan: EEUU “decepcionado” por reacción de la región a sanciones contra Venezuela. Esto significa que están reconociendo por anticipado su derrota en Panamá.
La subsecretaria de Estado estadounidense para Latinoamérica, Roberta Jacobson, según la agencia de Noticias EFE, mantiene que su país no acudirá a la Cumbre para debatir sobre las tensiones entre Washington y Caracas. Señalando que “Las palabras son importantes, y el tono con que se dicen esas palabras. El tono que están usando ahora los líderes (latinoamericanos) demoniza a Estados Unidos como si fuera la fuente de los problemas de Venezuela, cuando no lo somos”.
Estados Unidos está sintiendo la ofensiva diplomática pero no podemos festejar su derrota, sino prepararnos para su reacción que puede ser con métodos económicos o militares.

III.
Para la jornada de 10 y 11 de abril en Panamá, gobiernos y  pueblos de Nuestra America tenemos que:
a) Entregar formalmente los millones de firmas donde el pueblo venezolano y los pueblos del mundo , sin distingo alguno, decimos: Obama Deroga el Decreto Ejecutivo Ya.
b) Convocar a un Referendo Continental contra las 29 bases militares que Estados Unidos tiene en América.
c) Producir un documento donde los 33 presidentes y jefes de Estado ratifiquen la independencia y soberanía de la América Toda.
d) Desde la Cumbre alternativa decirle a Obama:  “América se Respeta”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1789 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas