Aclaratorias que oscurecen

Es totalmente comprensible que siendo Venezuela un país relevante en reservas y producción de petróleo por espacio de un siglo, además de fuente energética geográficamente cercana al país imperialista más grande, y por lo tanto sometido a la presencia y dictámenes de las transnacionales se haya desarrollado aquí, con el total apoyo y participación de la burguesía parasito nacional, un fuerte anticomunismo que invade incluso importantes espacios de la “izquierda”.

Como es bien sabido la lucha de clases se expresa a través de tres vertientes: la económica, la política y la ideológica y en todas la burguesía junto a las capas medias como aliadas al imperialismo, más correcto sería decir como vasallas del imperialismo, han desarrollado una efectiva campaña de satanización del comunismo a través de la deformación de sus conceptos y de la permanente mentira sobre sus postulados, entre otras “técnicas” que en buena medida, y es justa la critica, sectores de derecha dentro del proceso bolivariano apropiándose del discurso socialista han consolidado y reproducido dentro del imaginario popular creando algo así como un “anticomunismo revolucionario”.

Por su puesto, el problema planteado anteriormente es un problema muy profundo y por lo tanto difícil de abordar en apenas unas cortas líneas, en parte también ayudan a su desarrollo sectas “izquierdistas” ligadas al trotskismo internacional entre otras expresiones políticas que viven solo para descalificar lo que hace el movimiento comunista en cualquier parte del mundo a través de una critica antidialéctica, despreciadora de los contextos y por lo tanto más reproductora de los prejuicios y argumentos de la derecha que revolucionaria.

Es muy frecuente en Venezuela escuchar cosas como esta: la Unión Soviética fue un imperio, el comunismo es una teoría  desgastada sin vigencia alguna, socialista si comunistas no, sin dejar de lado que alguna gente cree todavía, parece un chiste, que los comunistas comen niños y que hay ritos de iniciación para ser comunistas.

No deja de ser preocupante, aunque no es nada nuevo, que desde hace unas semanas se haya incrementado la línea argumental por parte de importantes figuras del proceso bolivariano en el sentido de que a cada éxito y logro del gobierno nacional le complementan con algo relativo al comunismo, ejemplos: “miles de venezolanos se movilizaron estas vacaciones….que comunismo tan bárbaro”, “se incrementa venta de vehículos en Venezuela….¡este comunismo nos está matando!”, “impresionante cifra de edición de libros….¡que comunismo!”, reforzando la “conseja” burguesa e imperialista de que el comunismo es miseria, falta de libertad, imposibilidad de recreación, entre otras mentiras (porque en realidad el comunismo propugna todo lo contrario).

Escuchando y leyendo estas cosas, provoca, además de recomendarles más estudio, decirles a estos “dirigentes”  y comunicadores “revolucionarios”: no aclaren que oscurecen.

edgarml79@gmail.com

Militante del PCV

@edgarmelendez79



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1824 veces.



Edgar R Meléndez


Visite el perfil de Edgar Meléndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: