El imperio resuella por la herida…

La puñalada trapera de Santos

Dos hechos casi simultáneos de gran trascendencia política para Venezuela, lo acaba de protagonizar el presidente Juan Manuel Santos desde España. Ya que en declaraciones hechas a la prensa española, ayer martes 12 de abril, el presidente Santos le asestó una puñalada trapera al imperio, puesto que no conforme con declarar ante los medios de la rancia ultraderecha española que los campamentos FARC que se decía bajo el mandato de Uribe que estaban a la buena de Dios en territorio venezolano, eso no era verdad y no habían pruebas que así lo confirmaran en situ.

La otra noticia de hoy 13 de abril que dejo perplejo al imperio fue la palabra comprometida y hecha un cumplido sobre la extradición oficial del narcotraficante Walid Makled a Venezuela. Santos cumplió con su palabra. El imperio resuella por la herida…

Esta declaración hecha ayer en España por Santos dejo en claro que Venezuela no es ningún refugio de guerrilleros de las FARC, y echó por la borda  lo que el imperio viene diciendo y preparando con perversa intención desde hace más de 10 años:  A EEUU le-preocupa que las armas vendidas a Venezuela acaben en manos de la FARC.

Uribe resollando por la herida arremetió contra las declaraciones de Santos en España, y a Santos no le quedo otra que replicarle en términos sibilinos: “Que temas del presidente Uribe, han sido continuados y fortalecidos en mi gobierno. Le estamos agregando ingredientes para que sean más exitosas”, dijo.

Parece ser que el neogranadino Santos quiere enderezar el entuerto regional que le dejo el falso positivo Uribe Vélez, y marcar distancia con éste en cuanto a estilo y forma de gobernar. Por cuanto no es para menos que teniendo de vecinos a países hermano como Venezuela y Ecuador, con dos presidentes –del calibre moral de Correa y Chávez— y con un comercio binacional Venezuela-Colombia que debía estar a estas alturas cerca de los 13.000 millones de dólares anuales, no le queda otra que trabajar con las dos manos y tratar en lo posible que la hermandad y las relaciones diplomáticas y comerciales entre ambas naciones, marchen por buen camino.

La reciente gira del presidente Obama a Latinoamérica sin tomar en cuenta a Colombia, su principal aliado de la región, da mucho que pensar. Más si se toma en cuenta que Colombia después de Israel y Egipto es el tercer país del mundo con más financiamiento bélico suministrado por el imperio.

Al parecer Santos se aleja cada vez más del paraguas imperial estadounidense, y quiere imprimirle a la relación con sus vecinos voluntad política y darle a su gestión, en relación al modelo uribista, un giro de 180 grados.

Por los vientos que soplan, el Señor Santos se la tomó muy en serio y marcó o está marcando un nuevo estilo de gobernar, con claros visos de acercamiento y buenas relaciones diplomáticas con los países vecinos y resto de países hermanos latinoamericanos.

joseagaporam@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1954 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: