La real politik de los modernos Pilatos en Rusia, China y Brasil

Y se lavaron las manos. Que es como mirar para el otro lado. Sancionen al régimen libio pero yo me abstengo de opinar, o sea, no me importa la cantidad de muertes inocentes que ejecute la asesina OTAN. No nos importa que el imperio invasor yanqui y sus lacayos europeos bombardeen un país soberano. No nos quita el sueño que la injerencia invasora atropelle los desequilibrios políticos y sociales que hoy enfrenta el pueblo libio y que sólo ellos deben resolver. No nos importa y no le criticaremos(y por eso somos cómplices también) a USA que en Guantánamo decenas de prisioneros ilegales sufran el infierno de una privación desvergonzada de su libertad o que en Iraq y Afganistán, por ejemplo, mueran miles de civiles por “errores involuntarios” del “fuego amigo”, por efectos colaterales de unos invasores inescrupulosos, desalmados y perversos en todas las dimensiones.

No vamos a enfrentarnos a los fascistas franceses y gringos que en el patíbulo de la ONU desean con vehemencia vampiresca clavarle sus apestosos colmillos a las riquezas naturales de Libia. La actitud de España no nos sorprende, sabemos de su rastrera condición ante los EE.UU. La presidenta del Brasil se lavó las manos con agua ensangrentada, lo mismo que los rusos, chinos y demás hipócritas de la “real politik”. Son nuestros socios comerciales y cada gobierno es libre de tomar sus soberanas decisiones pero, nos preguntamos:

¿Si el gobierno de Brasil es supuestamente “socialista” por qué no se hizo una consulta popular antes de tomar tan nefasta decisión en la ONU? 

¿Y si nos tocara una situación similar de amenazas de invasión a nuestro país, nuestros “amigos” chinos, rusos y brasileños se abstendrían o protestarían contundentemente?

Volverían a lavarse las manos pues para ellos lo importante es la repartición del botín más no el dueño del mismo. Son gobiernos netamente capitalistas, sin la sensibilidad social necesaria para evitar que hombres, mujeres y niños (as) mueran bajo el fuego invasor, así de simple. No nos llamemos a engaños, no nos forjemos vanas ilusiones de alianzas incondicionales, para ellos lo único que importa es arrancar pedazos del Vellocino de oro, eso es todo. Y al lado tenemos al vecino más cipayo de toda América, tercer país del mundo que recibe más ayuda militar del imperio asesino y que no dudará en atacarnos sin consideración alguna. Esa es la cruda realidad de los hechos.

efraingran@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2569 veces.



Efrain Jose Granadillo


Visite el perfil de Efraín José Granadillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia