«¡Ayer éramos todos tunecinos; hoy somos todos egipcios; mañana seremos todos libres!».

Miedo al contagio

«¡Ayer éramos todos tunecinos; hoy somos todos egipcios; mañana seremos todos libres!». “Después de Túnez y Egipto iremos por Jordania, y después…, el resto de países pronorteamericanos”

 

Esas son las consignas revolucionarias que estremecen cual reguero de pólvora, y que hace fuego espontáneo en todos los rincones del Medio Oriente y Norte de África. Hay todo un fervor emancipador que cada vez se aviva y toma más fuerza, y como un castillo de naipes se extiende por todo el continente Africano.

Los Estados Unidos, con su característica doble cara de quedar bien con Dios y con el diablo, hicieron infructuosos esfuerzos por imponer lo que era un imposible de lograr: la sucesión de Hosni Mubarak por su hijo Gamal Mubarak. Pero el pueblo arrecho se opone y no quiere nada con los Mubarak. O conformarse después del inminente derrocamiento de Mubarak, con el títere proyanki Omar Suleimán, recién nombrado Vicepresidente.

A los sionistas genocidas del gobierno precedido por el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, les preocupa y temen que las protestas contra el presidente egipcio Hosni Mubarak puedan poner en peligro la estabilidad en Oriente Próximo, ya que Egipto es uno de sus principales aliados en el mundo árabe. ¡A lavarse ese paltó cínicos sionistas…!  

Qué dijo Netanyahu sobre el desesperado nombramiento por Mubarak del Vicepresidente egipcio Suleimán… “Israel ve con buenos ojos el nombramiento de Omar Suleimán como vicepresidente, ya que éste, al igual que Mubarak, ha desempeñado un importante papel como mediador en el conflicto palestino-israelí”. ¡Bien caradura las declaraciones de estos colonizadores y asesinos de niños, ancianos y civiles palestinos!! 

En otro contexto, “Bibi” Netanyahu, desvergonzado hipócrita y fiel cancerbero del imperio, dijo: “Estamos haciendo un esfuerzo por preservar la estabilidad en la región. Israel y Egipto llevan más de treinta años en paz y nuestro objetivo es que esta relación se siga manteniendo”, ha asegurado el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, durante su reciente Consejo de Ministros”.

La desesperación de Mubarak por recomendación del imperio llevó al dictador egipcio al corte de Internet, Facebook y Twiter  y, eso nunca visto, es una «primicia mundial», titulaba un despacho de la agencia France Presse (AF)-. Sin embargo las imágenes, transmitidas por teléfono móvil o por las cadenas vía satélite, impiden la cuarentena del país.

El miedo al contagio mantiene aterrorizados a los gobernantes Jordanos y Yemitas, puesto que miles de personas salen a la calle y llaman a seguir el ejemplo de Túnez y Egipto. En cada caso, el contexto es particular: tensiones entre el norte y el sur en Yemen; fricciones entre Jordanos «de pura cepa» y palestinos; la cuestión de los coptos en Egipto, etcétera. Pero, al mismo tiempo, la explosión nace de la misma acumulación de problemas, de frustraciones, de aspiraciones y de sueños nunca realizados.

Los regímenes autoritarios del Oriente Medio y el Magreb acostumbrados a no rendirle cuentas al pueblo, han vivido una longevidad dictatorial sin precedentes: Mubarak es presidente desde 1982; M. Alí Abdalá Saleh dirige Yemen desde 1978 y, en Amán, Abdalá II sucedió en 1999 a su padre, que a su vez accedió al poder en 1952. Por no hablar de Siria, donde Bachar Al-Assad sustituyó a su padre, que había tomado el poder en 1970; de Marruecos donde el rey Mohamed VI sucedió en 1999 a su padre, quien había reinado desde 1961; de Libia, donde Gadafi castiga desde 1969 y prepara a su hijo para que le suceda. En cuanto a Ben Alí, presidía Túnez a su antojo desde 1989.

La doble cara del imperio norteamericano y occidentales europeos, no tiene nombre: por un lado agasajan al fiel aliado egipcio y se hacen de la vista gorda cuando de violación de los derechos individuales, políticos y de expresión, se trataba. Y no era nada raro en Egipto y en otros lugares, que se maltratara, torturara y asesinara a las personas detenidas. En tanto que a Irán, con material preparado en perversos laboratorios, se le sataniza y condena por razones infundadas y se le expone al escarnio público internacional.

joseagaporam@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1193 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: