El efecto Wikileaks

De Hackers y espías

ASSANGE Y LOS HACKERS ANÓNIMOS

Cuando nombro a Assange, nombro a los miles de hackers que, en silencio y en la sombra, se dedican a sacar a flote todo lo que el Poder imperial quiere mantener oculto. Son nombres que deben permanecer callados, para que la labor de información de ese portal pueda realizarse. Y para que no los asesinen.

El trabajo de denuncia cierta y útil para el mundo, de Wikileaks obtuvo una victoria, cuando publicó tantas denuncias de torturas, asesinatos, abusos, sobre todo el indesmentible video de los asesinatos de civiles desde un helicóptero yanqui, entre otras denuncias. Pero el imperio no podía quedarse tranquilo cuando se filtraron documentos que prueban, ante todo el planeta, su hipocresía y su carácter criminal, algo que todo el mundo sabía, pero que se manejaba, por su propia conveniencia, de bajo perfil.

El tremendo esfuerzo que realizan estos héroes anónimos será neutralizado, a menos que tomen previsiones, y seleccionen a conciencia los textos que van a publicar, para que no sean tontos útiles, siempre en el entendido que los yanquis ya deben tener infiltrado wikileaks, para ponerla a su servicio, aunque sea indirectamente.

FILTRACIONES E INFILTRACIONES

Es “natural” que la red de espionaje global de los yanquis haya averiguado por lo menos algunas de las goteras que tiene su sistema, compuesto por personas, algunas de las cuales no son tan malvadas como para apoyar esos crímenes alevosos ni la inmoralidad crasa de su gobierno, y buscan la manera de combatirlo como pueden, por ejemplo, filtrando a Wikileaks algunas informaciones importantes.

Pero al descubrir las goteras, los sapos yanquis no los metieron presos, sino que les facilitaron documentos que decían lo que a ellos les convenía, nadando entre dos aguas (a los espías les encanta), de manera que, entre uno y otro documento verdadero, no es de extrañar que la mano diabólica del imperio haya logrado que se publiquen otros, a su gusto, para colearse en la gran ola publicitaria que se produce cada vez que Wikileaks destapa otro pozo de excremento imperial.

Eso explicaría el hecho de que, junto a documentos que sacan a la luz la porquería de una diplomacia hipócrita y caradura, hayan salido otros que sólo publicitan lo que los gringos quieren que se diga. El otro elemento a tomar en cuenta, es que ya los medios oligarcas del mundo estaban preparados para interpretar y publicitar, como les dé la gana, las informaciones sacadas a flote por los hackers. Es una operación planificada al detalle, y llevada a cabo con precisión.

En un estilo típicamente cuerda floja, lograron introducir elementos dudosos acerca de Chávez, las FARC, contra Irán, el gobierno progresista de Turquía, etc., y no sería raro que aprovecharan para presionar a algunos de sus “aliados” para lograr objetivos que sólo ellos saben.

RAYAR A WIKILEAKS

Lo más fácil del mundo es acusar a un hombre público de acoso sexual, pero a los gringos no les interesa si la gente no le cree la demanda contra Assange, que es un hombre joven y vigoroso, por lo tanto vulnerable a que le manden una tipa para comprometerlo, o a que se aprovechen de la atracción que sienta por alguna, para voltear los hechos y colgarlo por los... cabellos. Eso no les importa. Sólo quieren meterlo preso por alguna razón y, como el tipo tiene quien lo defienda (el mar de enemigos que tiene el imperio), y ha podido zafarse de las demandas verdaderas, pues le inventan una y, con la cara dura que caracteriza al imperialismo, le dan el zarpazo.

Pero no se trata sólo de rayar a la cabeza visible. Al filtrar contrainformación a este portal, los gringos lograron sembrar las dudas en muchas gentes, a propósito de las verdaderas intenciones de Wikileaks y, ya con la experiencia del auto atentado del 11 de septiembre y con la farsa de Bin Laden y de las armas de destrucción masiva en Irak, cualquier persona de buena fe puede creerlo.

GUERRA DE CUARTA GENERACIÓN

La posición de Assange es análoga a la de un general que maneja ejércitos encubiertos en todo el mundo, y le ha asestado golpes certeros y dolorosos al imperio en esta guerra de información y contra información. En este sentido, la demanda por acoso contra Assange es sólo una operación de diversión. La verdadera ofensiva está en la infiltración de contrainformación a través de algunos informantes que, unos ingenuamente y otros tal vez tarifados, metieron en el lote de papeles, para que parezca que la wiki hacker es del mismo imperio. Muy inteligente.

LA PRÓXIMA BATALLA.

Esta batalla ha mostrado un cierto avance imperial en las líneas interiores de la propia red de hackers, aunque no han logrado impedir que salgan a la luz documentos que no le convienen, cuya publicación puso histérica a la bruja mala. Esperemos que estos guerreros del teclado, en la próxima, puedan proteger mejor sus flancos y le dén más duro al imperio, desde sus cuarteles secretos, en donde, arriesgando sus vidas, participan en la vanguardia de la lucha mundial contra el imperialismo.

andrea.coa@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2080 veces.



Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: