Presidente de la República y del PSUV, Nicolás Maduro, presentó tésis políticas y propuestas al III Congreso del partido

Maduro saluda mientras es aclamado como presidente del PSUV en su III Congreso

Maduro saluda mientras es aclamado como presidente del PSUV en su III Congreso

Credito: Web

El presidente de la República, Nicolás Maduro, se dirigió a los Delegados durante la  instalación del  III Congreso del Psuv, para presentarles un conjunto de tesis, propuestas políticas y de tareas. El acto, donde fue el orador principal, se hizo el sábado 26 de julio en espacios del teatro teresa Carreño, en Caracas, ante el conjunto de los Delegados electos y natos del PSUV.

En la apertura del evento, los delegados decidieron por unanimidad nombrar al jefe de Gobierno como presidente del PSUV. 

En su mensaje se mostró a favor del debate y dijo que no rehuía la crítica, pero no se refirió al hecho de que algunos sectores del PSUV se han quejado de la falta de espacio para la crítica y el debate dentro del partido, y dijo que “esta revolución gracias a Chávez, nació alimentando la crítica, la opinión del pueblo; este es el partido de la crítica y de la verdad”, por lo que afirmó que “la orden en este congreso es debate libre, constructivo, acción creadora y máxima lealtad a la Revolución Bolivariana”.

Señaló que este evento máximo del partido rojo tendría un resultado “inolvidable para lo que va ser el rumbo de la patria”.

Admitió, en términos generales, pero sin especificar, que no todo es perfecto dentro del partido y que no funciona como debería, pero que en el PSUV “hay una fuerza creadora para decidir lo que haya que decidir”, por lo que se mostró seguro que del Congreso saldrían fortalecidos. A la vez instó a la militancia, a todos los niveles, a lograr nuevos y mayores niveles de eficacia.

Mientras se manifiestan algunas quejas en sectores de la militancia, sobre la supuesta confusión partido-gobierno-Estado, para Nicolás Maduro “no puede haber disociación en el PSUV (…) No puede andar el partido por un lado y el Gobierno por otro”.

Llamó la atención sobre el tema moral y ético, destacando la necesidad de la lucha contra la subcultura de la corrupción y para combatir la contrarrevolución.

Consideró que “el Psuv tiene que ser capaz de ofrecer una concepción clara del socialismo como un camino para alcanzar la suprema felicidad” y expresó que sin socialismo no es sostenible la soberanía y la independencia del país. Pero también marco distancia respecto a lo que denominó como el "izquierdismo agonizante" y el "reformismo entreguista", ubicándose así en una posición de centro.

Propuestas para el debate en el III Congreso

El presidente Maduro y ahora presidente del PSUV, dio a conocer sus propuestas para el debate en el III Congreso. Expuso la fórmula del 1+5+8, con propuestas que apuntó hacia el cumplimiento  del compromiso histórico del instrumento político fundado por el Comandante Hugo Chávez Frías.

El punto número 1 es el cumplimiento del Plan de la Patria, seguido de 5 tesis relacionadas con este fin:

La primera tesis postula que “sin el socialismo no es sostenible la independencia y la soberanía en Venezuela”.

La segunda tesis plantea la “revolución económica socialista productiva”, ya que “la sostenibilidad de la revolución depende del desarrollo de la tarea de constituir una economía productiva por la vía de la transición al socialismo”. En relación con esta tesis, Maduro hizo hincapie en el papel fundamental de la clase trabajadora como motor de la revolución.

La tercera tesis plantea la democracia verdadera: “el socialismo es democracia, la democracia solo puede existir en el socialismo. Vamos hacia la consolidación del proyecto democrático con el pueblo ejerciendo el poder político, con la construcción de un nuevo Estado, de un nuevo tipo de Gobierno”.

El cuarto postulado se refiere a los valores del nuevo modelo social: a “la revolución espiritual, a la revolución del amor”, para cumplir la meta de Chávez de una patria totalmente socialista en el 2019. Maduro dio mucha importancia a la relación entre la revolución y la espiritualidad.

La quinta tesis es internacional: “la lucha por el equilibro del mundo multicéntrico y multipolar, y por una América Latina y el Caribe que consolide su unión y su nueva independencia”.

En torno a todo esto propuso ocho tareas:

  1. Reconocer al Comandante Supremo de la revolución Bolivariana, Hugo Chávez, como líder eterno y presidente fundador del partido Socialista Unido de Venezuela.
  2. Asumir la transformación del estado burgués como una de las tareas fundamentales del partido y de la relación partido-Gobierno para materializar el Estado democrático, social, de derecho y de justicia, y consolidar la etapa de construcción del Estado bolivariano socialista. Pidió de manera especial la incorporación de las UBCh y demás estructuras partidarias a esta tarea.
  3. Abordar, de manera inaplazable, “el desarrollo definitivo del sistema de formación socialista de la militancia, de los dirigentes y del pueblo venezolano (…) Con formación somos todo, sin formación nos falta visión, profundidad, desaprovechamos la potencialidad que tiene nuestro país”.
  4. Inmediata modificación de los Estatutos del partido a fin de perfeccionar su estructura organizativa, para servir al pueblo e incorporar todas las nuevas estructuras de base “y darle poder a las UBCh, a los círculos del Poder Popular, a las redes”.
  5. “Aprobar el cronograma que se ha elaborado para llevar a cabo todas las acciones políticas que en el lapso de seis meses, desde el 31 de julio de 2014 hasta el 28 de enero de 2015, que permita la reorganización, renovación y legitimación de todos los órganos de dirección del” Psuv, desde las UBCh hasta la dirección nacional”.
  6. Asumir desde la práctica revolucionaria el carácter cívico-militar de la revolución bolivariana, “legado esencial del Comandante Hugo Chávez”.
  7. “…Reafirmar nuestro carácter anticapitalista y reivindicar nuestra convicción socialista como alternativa frente a la insaciable voracidad del imperialismo”.
  8. “…Ratificar y reafirmar nuestro compromiso antiimperialista contra el intervencionismo de los factores en la vida de los pueblos”. De ahí Maduro resaltó la solidaridad del pueblo venezolano y del PSUV con el pueblo de Palestina “en su lucha por el derecho a existir como Estado. Basta de crímenes contra el pueblo palestino”.

Maduro también propuso actualizar ideario del árbol de las tres raíces e instalar sistema de escuelas para formación de dirigentes revolucionarios, tomando en cuenta el planteamiento de los Delegados de considerar los aportes de Hugo Chávez como una cuarta raíz del pensamiento bolivariano y de su visión revolucionaria, para adoptar la fórmula EBRCH -Ezequiel (Zamora), (Simón) Bolívar, Robinson (Simón Rodríguez) y (Hugo) Chávez-, para incluir al líder de la Revolución Bolivariana en la doctrina conocida como el árbol de las tres raíces y ahora como las cuatro raíces.

El ya nombrado presidente del PSUV, señaló que se ha planteado construir una dirección colectiva del Gobierno Nacional y dentro de la dirección nacional del partido, así como un sistema de alianzas políticas en el Gran Polo Patriótico y fuera de él para lograr las metas del 2019.

Las propuestas del presidente Maduro tuvieron gran acogida entre los Delegados, aunque el reto principal está en la correspondencia entre los conceptos ampliamente aceptados por la base chavista y la práctica política concreta de gobierno, determinada por adopción de medidas consecuentes con lo formulado, tanto en los tiempos recientes como a partir de este momento.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9820 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas