El misterio del financiamiento de estas campañas

Los últimos días de la realidad política venezolana han estado plagados de informaciones vinculadas con el tema de las elecciones parlamentarias. Particularmente, llamó mi atención el gran despliegue de propaganda que acompañó la campaña opositora que llenó de papeles, pendones, afiches, trípticos, volantes, pancartas, y demás formas de vender la imagen, a la ciudad caraqueña. Por cierto, de la misma conducta se han hecho eco algunos ¿camaradas?

Una aproximación a los costos, hecha por VTV, revela que entre 300 mil y 600 mil bolívares fuertes invirtió la oposición en cada entidad regional del país ¿De dónde salió ese dinero? ¿Cuál es la fuente de ese financiamiento?

Es obvio que al gran despliegue en la campaña opositora se unieron los jinetes del apocalipsis: las emisoras de radio, las televisoras, la prensa, las páginas web de los medios venezolanos dedicados a asesinar la verdad para posicionar lo que es deliberadamente irreal.

El financiamiento de campañas levanta suspicacias en cualquier ciudadano. Mientras más ostentosa luzca una campaña más debemos poner nuestra atención, en especial las instituciones del Estado que deben exigir la rendición de cuentas. Si este tipo de acciones también corresponde a un camarada creo que lo más sensato, además de solicitar el origen de estos recursos, es hacer caso omiso a su postulación como candidato, pues estaríamos ante una persona que repite las prácticas cuarto republicanas, lo cual expresa la falta de sensatez y coherencia ideológica revolucionaria y transformadora ¿Quién puede transformar la realidad si se reproducen los esquemas del pasado, del llamado orden imperante? ¿Quién puede construir Socialismo con más capitalismo? En esto, lo sabemos, ha consistido el método de la oposición. ¡Ojo candidatos del PSUV¡, no sea que el ímpetu por ganar un curul en la Asamblea los lleve a acometer prácticas sustentadas en Maquiavelo, pues está clara la prohibición que los partidos reciban fondos de las instituciones del Estado o de instancias del extranjero. ¡Menos mal que los ventajismos están sancionados¡ Pero la mayor sanción debe ser moral. El pueblo debe impregnar de conciencia su voto… Existe una campaña suntuosa. Sólo miren a su alrededor, observen las prácticas y saquen sus propias conclusiones, apegadas, siempre, a la conciencia revolucionaria.

(*) Prof. de la Universidad Bolivariana de Venezuela. Abogado. Trabajador Social. Candidato por la Circunscripción Número 2. Casilla Número 58. Distrito Capital. Elecciones internas del PSUV



martinjpadrino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2054 veces.



Martín Padrino*


Visite el perfil de Martín Padrino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social