Análisis abierto

Cuando se endosa el liderazgo

“…y se formó la octava letra del apelativo de aquél Hombre arcaico con filamentos blanco y con una estela de acidez, cuyo destino ya era vislumbrado hacia el advenimiento de un gobierno tempestuoso y hegemónico en una docena de años; sin embargo, su regencia sería terminada por la erosión que ejerce el viento de los félidos ante su melena de coraje y garra de honor. Cuando sus obedientes observaban esto llevaron sus conciencias ya vendidas ante tal despreciable querubín oscuro para regalarle sus exiguas faenas emprendidas, y así tratar de revivir al demonio vestido de escarlata siendo éste mitad de hierro y mitad de barro como lo fué su autoridad en el final de sus días”.

Los cantares de aquél pajarito fueron contaminados por su propia defecación en su trinar obsesivo, y ha hecho exhalar sus postrimeras manifestaciones comunicacionales para liquidar tal profesión; sin duda alguna, esto va refiriendo aquél que pisotea su gremio con actuaciones desesperadas producto de los resentimientos y sus frustraciones; por ello se explica que cada quién es lo que piensa y dice, y en esa oscilación se podrá distinguir la torpecidad o la virtud del Ser Humano; no obstante, el caer en los laberintos de la obsesión podría añadirse un elemento pernicioso y es la poca claridad en la sinuosidad libidinosa de su definición psíquica, es decir, se es un desequilibrado mental o sus inclinaciones emocionales van con cierta predisposición hacia el sodomismo.

Por otra parte y entrando hacia lo corriente para no prestarse a temas ya conocidos por el Pueblo, ahondaremos en aquellas acciones de quiénes inician una labor de dirigencia político-social y terminan por ceder espacios ganado por la confianza del colectivo. No se puede explicar algo que tenga intensiones inocuas cuando por dentro su naturaleza es propia de una perversiosidad escabrosa, reproduciendo acciones cuarta republicana para beneficiar de manera mediática a un grupo hegemonizador y así lograr confundir al electorado con la manipulación informativa, práctica que se conoce por la oposición en Venezuela. Queridos lectores analíticos, a pocos días de las elecciones internas del PSUV se perciben articulaciones con mucha referencia hacia estos actos, ya que es absurdo que algún “dirigente” que haya realizado un trabajo político-social y que obedezca a un colectivo para lograr alcanzar un cargo de elección popular se retire para apoyar a otra tendencia dentro del Partido porque éste “se dio cuenta” que existía otro con mejor capacitación para enfrentar cualquier decisión política en nuestro Estado, ¡vaya increíble expresión irracional!; pues aquí entonces estaríamos colisionándonos con uno o dos posibles elementos de interés: el primero, que la persona que se postuló en unas elecciones lo haya hecho para negociar un respaldo en el trayecto de la Campaña haciendo un montaje mediático y así poder confundir al electorado, pues ésta práctica adeco-copeyana la conoce el Pueblo y la rechaza. Y el segundo, tener un desvarío psíquico de desorden político-mental, ya que la persona que se postuló nunca tuvo un claridad evidente de lo que era como individuo, es decir nunca creyó en él mismo como persona, el cual lo llegaría ser un elemento dubitativo y pero aún, en un sujeto sin personalidad definida cuestión peligrosa por estar muy colindante a la traición en cualquier momento.

Es por ello que el Dirigente debe estar claro al momento de tomar cualquier decisión, porque de equivocarse intencionalmente para luego utilizar la retractación lo que conseguiría del Pueblo seria entonces un pase de cuenta al momento de Votar, ya que los liderazgo no se endosan, es el pueblo quién decide seguir, y no caer como lo han hecho algunos y algunas camaradas imitando a la oposición en aquellas elecciones de 1998, cuando decidieron lanzarse varios candidatos y por último decidieron los partidos de Acción Democrática y COPEI respaldar a Salas Römer dejando a un lado a Irene Sáez y Alfaro Ucero; ya entonces recordamos estas prácticas cuarta republicana y esa fue una maniobra el cual su propósito era perjudicar a HUGO CHÁVEZ para que no llegara a la Presidencia, pues no se deben reproducir estas inmoralidades contaminantes en nuestra procesos de construcción del Socialismo, quienes decida retirase háganlo con honor pero jamás dañen su reputación de ser líderes porque los liderazgo no se endosan, ya que esto es referencia para quién es dueño de la torpeza y la ejerza como tal.

(*) Estudiante de Estudios Jurídicos

Graduando

carlosg2021@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1908 veces.



Carlos Gutierrez (*)


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a99551.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO