Estado burgués, el gran mega trámite que permanece intocable, pulverizará muchos Müller si no actuamos con premura

Organizar, politizar e ideologizar; sigue siendo la gran tarea postergada del proceso revolucionario; tarea que no interesa al nido de alacranes sobre el que está sentado el Presidente y que denunciara el General Muller Rojas meses antes de su paso a retiro de la arena política. Si la gestión “revolucionaria” en un Estado Burgués que aspira a ser socialista no asume esta tarea enterraremos más temprano que tarde, las esperanzas del pueblo de Bolívar. Necesitamos que cada gerente público esté sembrado en al alma, el corazón y la conciencia del soberano, tarea que no solo se debe cumplir desde los medios de comunicación, los grandes hoteles y lujosos restaurantes.

Los alcaldes bolivarianos y concejales; gobernadores, sus trenes ejecutivos y Consejos Legislativos Regionales; Diputados a la Asamblea Nacional; Ministros, Vice Ministros y trenes gerenciales; Presidentes y Directores de empresa, todos integrantes del poder ejecutivo y legislativo en sus diversos niveles, deben estar convencidos de la necesidad de pulverizar progresivamente el Estado Burgués, sino ocurre eso, nunca podremos construir el socialismo. El Comandante solo no puede, tampoco 100 Muller juntos.

¿Cómo pedirle al estado burgués que elimine los trámites que le mantienen casi invulnerable?

Imposible, es necesario organizar el Estado Comunal como antesala al Estado Socialista. Tarea muy difícil sin una reestructuración radical de las estructuras del Estado, con métodos de Planificación participativa, con sustento ideológico, político, técnico y metodológico, no con las pobres orientaciones del Ministerio de Planificación y Desarrollo bajo la égida de concepciones neoliberales de la planificación, donde pululan el Marco Lógico, el FODA y otras especies absolutamente contraproducentes con la tarea de organizar, politizar e ideologizar como condición para construir un estado comunal; Las Gobernaciones y Alcaldías tienen las mismas estructuras organizativas de la cuarta república, los ministerios igual, solo se realizan fusiones o divisiones sin una análisis situacional riguroso; solo se practican maquillajes de las manos del modismo organizativo, como la reingeniería entre otros, e inclusive se presentan involuciones en los marcos regulatorios, como las planteadas en las alcaldías cuando en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, Capitulo II, Artículo 68, se establece la posibilidad de que estas sean corporaciones, que por cierto, constituyen el centro del desarrollo del capitalismo. ¿Quién me puede explicar, qué carajo es una Corporación Socialista?, Eso es como decir Jesucristo Diablo. Esta es una ecuación indeterminada, reto a los asesores del Presidente en la materia para que le expliquen al pueblo qué es eso. ¿Será que no conocen el origen de las Corporaciones, muy criticadas por Noam Chomsky, por cierto, siempre citado por el Comandante? ¿Cuál gobierno popular podemos construir con las Corporaciones? ¿Será que no saben?. O lo más grave, ¿Será que no saben, que no saben? Como diría el Maestro Carlos Matus Romo.

Aun estamos a tiempo de enderezar grandes entuertos, el retiro de Muller Rojas de la arena política, aduciendo entre otras cosas, que es más de lo mismo, representa una luz roja en el tablero que debe ser interpretada en su justa dimensión, no es cualquier cosa, se trata del retiro de un pilar con suficiente estatura ideológica, política, ética e intelectual, cuyo vacío es imposible llenar por ahora. Si algo deben hacer las reservas morales e ideológicas de la revolución es lograr que el Comandante analice con profundidad las críticas del General en Jefe de la política en el PSUV.


(*)Ing.

lazaroroger@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2865 veces.



Roger Lázaro(*)


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: