Análisis abierto

Entre la fama y la aceptación

“…Y el hijo de Huayna se levantó de los muertos insepultos para reinar por 12 años sobre tierras de tahuantinsuyo; tomando con sus manos las cuncas chucunas y flechas para mostrar poderío sobre sus frágiles, formando alianzas ocultas con los verdugos invasores del septentrión peninsular. Fueron años de deleite y fama pero no de aceptación para Paullu, no obstante, su pueblo se cobijó de coraje para volverlo entre los muertos y darle sepulto”.

Para alguien que ha administrado su popularidad con un alto grado de eficacia, se pudiera añadir que se es célebre y aceptado por las sociedades diversas; sin embargo, también se le agregaría a su vez, el tipismo realista de sus popularidad desde un reflejo positivista considerando los bemoles buenos y malos como ilustración del dualismo cosmogónico. Es decir, aquellas personas que hayan hecho de su vida una formación popular en un tiempo donde se imaginaron seres perfectibles en la política, el cual hubo cierto endoso por parte del Pueblo para obtener de estos la suprema confianza de llegar regir los destinos políticos; a su vez, las coyunturas perniciosas pero vitales para la transformación del Estado se vieron arraigadas por el ardor de un Pueblo que necesitaba de alguien para guiarlos, es allí donde se crea el hombre de los filamentos blancos al observar la oportunidad que desperdiciaba torpemente el Teniente Coronel Joel Acosta Chirinos; sin duda alguna, el Pueblo avizoró sin más remedio el nuevo liderazgo efímero de duraría sólo 8 años debido al intento de sembrar un reformismo, tratando de excitar la socialdemocracia. Queridos lectores analíticos, en el Estado Falcón se dejó claro que el dueño del Proyecto Socialista Bolivariano es del Pueblo, liderizado por el Presidente HUGO CHÁVEZ, y no por haber sido ex gobernador en una oportunidad y se crea dueño de algún Partido Político pudiera agregarse que se es famoso y aceptado, pues su acciones han demostrado ser repudiado y rechazo por las bases, dando una lectura que únicamente posee de una fama con matiz gris y desabridas, donde pasó de ser admitido a soterrarlo en el baúl de las objeciones por sus entregues y alianzas ocultas con los enemigos del Pueblo como lo demostró Paullu contra los tahuantinsuyos; es por ello que no se debe confundir la fama con la aceptación, porque la primera pudiera ser objeta del dualismo metafísico del bien y el mal, es decir que, la fama pudiera ser de naturaleza buena o quizás de las cavernas protervas del mal, pero la segunda siempre será reconocida como el beneplácito excelso de quien desea poseerla. La lucha la lleva el Pueblo para trazar nuevos caminos sin separarse del Socialismo, con nuevos actores y actoras, para colocarlos al frente y poder regir las políticas con verdaderos hombres y mujeres que no traicionen los aplausos del Pueblo, es por ello que la siembra debe estar preparada para cobijar el Sol asombroso de la Revolución.


Estudiante de Estudios Jurídicos

Graduando

carlosg2021@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1330 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a97334.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO