Haciendo uso de la metodología marxista: La crítica social dialéctica

Las palabras claves del debate de ideas que favorecen y desfavorecen al Socialismo

Marx no solía hablar de sí mismo como filósofo, historiador o economista –pese a ser todo eso a la vez- sino como crítico de la sociedad y, por tanto, el método de investigación marxista es la crítica social dialéctica que en este artículo utilizamos para tratar el tema de las palabras claves del debate de ideas que favorecen y desfavorecen al socialismo.

Lar explotación de las individualidades humanas y del entorno natural que subyace en la sociedad capitalista le obliga a recurrir a la manipulación mental que se produce cuando un individuo o grupo de individuos ejerce el control del espíritu o del comportamiento de una persona o de un grupo, utilizando técnicas de persuasión o de sugestión mental, con el designio de eliminar las capacidades críticas o de autocrítica de la persona, esto es, su capacidad de juzgar o de rehusar informaciones u órdenes.

Esta manipulación mental se apoya de manera recurrente en el miedo, la angustia, la vergüenza, el pudor, la timidez, la necesidad de reconocimiento y de justicia, la desconfianza, la carencia de amor, el deseo, etc., que el capitalismo cotidianamente siembra como sentimientos que son explotados por los manipuladores utilizando el sesgo cognitivo generado por informaciones falsas, simplificaciones y tergiversaciones.

Lo antes escrito convierte en algo vital para el socialismo, la siembra del debate de ideas en un terreno abonado para la comunicación veraz, la aprehensión radical y la transparencia e inmunizado contra los enunciados aparentes, los esquemas y las confusiones. En consecuencia, en los vocablos medulares de dicho debate necesariamente deben, por un lado, prevalecer los significados primarios y básicos, comunes a los hablantes, por estar ausentes de la subjetividad que les aportan sus denotaciones y, por otro lado, disminuir las acepciones preñadas de sentidos o valores secundarios que en semántica se denomina significado connotativo ya que posee una significación personal e individual subjetiva que no figura en el diccionario y por lo tanto se opone a la mencionada denotación o significado objetivo.

Ahora bien, como efecto del devenir histórico del proceso de manipulación mental capitalista nos encontramos con una serie de palabras claves para el debate de ideas que están preñadas de connotaciones acomodadas a los intereses de dicha formación socio-económica, cuestión ésta que induce a la estrategia comunicacional del socialismo, en aras de lograr la eficiencia y la calidad revolucionaria, a establecer y practicar una estratagema que apele al escudriñamiento de las raíces de las cuestiones debatidas, utilizando exposiciones pedagógicas y, preferiblemente, sesiones de interaprendizaje desplegadas bajo la égida de las técnicas de dinámica de grupo, para trasladar el debate de ideas desde el ámbito connotativo que favorece a la alienación capitalista hasta la esfera denotativa donde resulta favorecida la dignificación socialista.


nicolasurdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7176 veces.



Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: