Análisis abierto

Entre los torbellinos de Falcón

“…Y la mano de la traición se vio envuelta por los lienzos tormentosos de la infelicidad, cuando el Hombre que fue cofrade y hermano político del verdadero adalid de la revuelta del Pueblo partió por la senda junto a su bala impía para dejarla marcada sobre los pensamientos de la libertad; pero no bastó el cometido, ya que una centella de calamidades al final de sus días lo envolvieron entre desdichas y males corporales.”

Vuelven los altercados imaginativos sobre las percepciones de quienes heredaron la casta rancia de los conspiradores contra la Patria en la Guerra Federal; lo interesante es que las mismas razones que suscitaron dicha Guerra fueron las mismas que se dieron en la etapa de la Pre- Independencia, sólo con ciertos elementos de condición evolucionada. El General Juan Crisóstomo Falcón en sus inicios mantuvo una posición contrapuesta con el General José Antonio Páez, parte de ésta circunstancia desgajaron el profundo dolor que vivía el Pueblo sofocado de las múltiples traiciones que llevaron sobre la República en hombros como los del mismo General Páez, inmenso apóstata del sueño Gran Colombiano; para el Excelentísimo General J. C. Falcón ya percibía estos hechos, por ello consigue imbuirse en el Pueblo manteniendo sus discursos con cierto color “demócrata” y es así como obtiene la conformidad del Pueblo.

En otros latitudes se venia organizado el Pueblo junto a un liderazgo de matiz natural, franca y justiciero por gran parte del General EZEQUIEL ZAMORA, acreditado con la magnificencia del “General del Pueblo Soberano”; no sabia ZAMORA que esto ciertamente era lo que le iba costar la vida en la Ciudad de San Carlos, sin duda, las confabulaciones del General J. C. Falcón fueron el detonante para no querer ver el ascenso de un ZAMORA que demandaba que las Tierras y los Hombres fueran Libres, muchas de esas conspiraciones originaron el quiebre de las tropas federales desde su más altos escalafones, es ésto lo que trascendió aguas abajo en las filas cívico-militares, inmediatamente a la muerte del gran ZAMORA es el General Juan Crisóstomo Falcón quien se endosa las victorias y el legado del General EZEQUIEL ZAMORA, muy cómodo le quedaba al General Falcón la República para conquistarla, y es que fueron los distintos convenios firmados y actuaciones por el ya Presidente J. C. Falcón que hicieron que se demostrara de quien en verdad había detrás de ese General que mantuvo una vez un criterio contrario al General Páez y terminó siendo su adicto; entre sus acciones de gatopardismo se desprende de la Asamblea Constituyente, cuando éste promulga en la Constitución Federal un Sistema Federal de Autonomía de las Provincias, ésto originó hacia la República la denominación de Estados Unidos de Venezuela, pero únicamente fue una pantomima para el Pueblo, ya que la verdadera intención era convertir cada región de la República en feudo de los caudillos triunfantes; la exactitud de estos hechos fue, que al principios que habían recurrido de plataforma al partido liberal y a la Guerra Federal, fueron traicionados con el manejo de los tratados y arreglos entre caudillos, ésto ocasionó que llegaran al poder un nuevo grupo oligárquico.

En el gobierno de Falcón hubo el caos en la administración pública jamás vista antes, de hecho, para cubrir los déficit el General Falcón autorizó una hipoteca de un millón y medio de libras esterlinas, colocando en garantía los derechos de importación que produjeran las aduanas de La Guaira, Puerto Cabello, Maracaibo y Ciudad Bolívar, el encargado de esta aberración fuer el General Antonio Guzmán Blanco, segundo en la jerarquía federal, ésta obligación le trajo cuantiosa suma de dinero al General Guzmán, de ésto sólo el gobierno recibió dos millones de pesos y un adeudo de 20 millones para ser cancelados en 25 años con los insuficientes recursos de la República. Queridos lectores analíticos, en estos 10 años de Revolución han emergido nuevos Páez, Falcón, Guzmán, Manuel Bruzual, Juan Piñango y otros y otras, todos estos conocidos hoy en día como aquellos que han traicionado la Revolución de este siglo XXI saltadores de talanquera, es por que ello que debemos conocer nuestra historia para saber donde estamos parados y hacia donde nos dirigimos; por mucho tiempo no hacemos llamar FALCONIANOS, pero nunca nos enseñaron a conocer al “verdadero” General Juan Crisóstomo Falcón, jamás no explicaron de las traiciones del General Falcón, tampoco nos consultaron en ponerle a nuestro Estado el nombre de Falcón y en la educación apartaron los libros donde quedaron cincelados los legados del General EZEQUIEL ZAMORA.

Concebir o restaurar una edificación en cuya morada fueron objetos conspiraciones contra el Pueblo sería una humillación a éste mismo Pueblo, es también como recibir una condecoración cual nombre va imperativo el del General Falcón, porque éste representa la economía conspiradora, el caudillismo oligárquico y las traiciones de los reformistas apátridas; vale señalar que aceptar una ofrenda en nombre del General Falcón es como recibirla del General Gómez, Raúl Leoni, Rómulo Betancourt o del mismo Carlos Andrés Pérez.

*Estudiante de Estudios Jurídicos

carlosg2021@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3115 veces.



Carlos Gutiérrez*


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: