Un discurso de Teatro

El 23 de Noviembre de 2009 en el Estado Falcón, particularmente en el Municipio Miranda, se dio por reunida la I Asamblea de Patrulleros y Patrulleras del PSUV, conjuntamente con los Delegados y Delegadas para bajar lineamientos del máximo Líder del proceso Revolucionario HUGO CHÁVEZ; tal reunión estuvo acobijada por la militancia y dirigencia de base, enterrando por un instante cualquier apetencia que pudiera brotar; a pesar de tales apetitos intestinales, se vieron esculpidos en algunos rostros la chiribita santurrona ponzoña. Los aplausos no se dejaron disipar cuando en pleno video arremetía el Presidente contra aquellos que alientan el divisionismo, manteniéndose bajo la protección de la Derecha vedando el abordaje del Partido por la base.

Sin duda, algunas caras que por suerte muy pocas, bajaron sus rostros cuando el Presidente embestía la contra-revolución filtrada, claro está, que esas mismas facciones no poseen vergüenza por ser los caídos Grigori. Queridos lectores analíticos, en el Teatro Miranda se vieron las numerables tendencias que existen dentro del PSUV, las cuales demostraron respeto y disciplina, vitoreando a sus respectivos delegados y delegadas que obtuvieron los laureles de mano del militante de base; 4 “voceros” y 1 “vocera” como los llamó el Presidente CHÁVEZ, cada quien con su adecuado y congénito discurso; hubo el de la disertación reflexiva con un toque de delicadez; otro, con una caracterización simplifica y quizás alejada del frenesí revolucionario; hubo el discurso inexpresivo e inseguro, como quien ansía poseer algún diccionario o enciclopedia cerebral para ayudarse a parlamentar; otra disertación se quiso exhibir como el ímpetu de la arenga revolucionaria, extrayendo a los inmortales de las revoluciones proletarias, codeando posiblemente confundir la conciencia socialista progresista con la socialdemocracia insidiosa, dando un matiz de Unidad cuando el espejo le toca la cara y él mismo no se deja ver; y por último, la alocución objetiva y cercana a la realidad, apagando el chiribito quimérico del discurso simulado, cuando las palabras salieron a manifestar que de hablar de Unidad, debe entenderse y accionarse la “Unidad Sincera” y no de la boca hacia fuera, para que nuestro Pueblo se vuelva contra aquellas apetencias que pretenden hacer del Partido una organización Socialdemócrata Stalinista.

Es por ello que las disertaciones deben ser coherente y sujetadas con la acción, para no caer en un Discurso de Teatro con conductas apartadas del socialismo progresista. La oratoria corresponde con la rectitud del hombre nuevo y mujer nueva, no con retoricas reducidas dentro de un marco de dilección, tampoco colmadas de imprecisiones léxicas, mucho menos de furores vacios, extrayendo con una pinza desde el ciberespacio algún extracto revolucionario para vomitarlo en cualquier recinto o medio de comunicación intentando hacer creer que es el centro de la intelectualidad. La militancia conoce quien es cada quien, desde el que se levanta para destrozar los látigos estólidos de la contra revolución hasta el que se encuentra atrás de un antifaz suscitando dichas fusta, es por ello que el Pueblo ha encontrado alborozamente el sol maravilloso de la Revolución, deteniendo la hipocresía como muchas veces los expresó el Camarada Alí Primera.

*Estudiante de Estudios Jurídicos



carlosg2021@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1350 veces.



Carlos Gutiérrez*


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a90749.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO