El Ché Guevara: Mi humilde homenaje póstumo

Acaba de pasar el día 9 de Octubre, un día común y corriente si no fuera porque ese día marcó un hito, marco una historia, marco el día que la vida de un hombre partió para hacerse grande y eterno. Ese día muere asesinado el Che.

Ernesto Guevara de la Serna, nació el 14 de junio de 1.928 en Rosario Argentina. Era un niño que padecía de asma, la cual se le manifestó a los 2 años.

Los médicos de la época sugirieron a sus padres trasladar a Ernesto a la ciudad de Altagracia, sugerencia ésta que fue tomada por los mismos en el año 1.932.

A los 19 años ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, donde se recibe como Médico el 12 de junio de 1.953.

Durante sus estudios, viajó por Chile, Perú, Colombia y hasta toco a Venezuela, se dice en compañía de Alberto Granados.

En 1.955 conoce a Fidel Castro y es cuando se enlista como Médico de la expedición de Granma.

Parten del puerto de Tuxpan hacia Cuba y desembarcan el 2 de diciembre, siendo sorprendidos por el ejército de Batista en Alegría del Pío.

Después de pasar por Las Vilas, El Jibaro, Camagüey, El Escambray se instala en Caballete de Casa y el 28 de diciembre como ofensiva final de su ejercito rebelde ataca la ciudad de Santa Clara y el 31 de ese mismo mes toma la ciudad y se consuma el triunfo de la Revolución

Llega a la Habana el 2 de enero de 1.959 y es declarado ciudadano cubano por nacimiento el 7 de febrero de ese año.

El Che, acude a la zona donde estalló, por acción de la CIA, el barco francés La Coubre. Al día siguiente durante la despedida de las víctimas de la acción terrorista de la CIA, Alberto Korda le toma la memorable, foto más famosa del mundo, con una vieja cámara Leica, la cual de acuerdo a lo expresado por el fotógrafo, se encontraba provista de una lente de 90 milímetros, un semitelefoto de potencia regular el cual estaba rayado en su superficie por su uso. Dijo Korda que al tomar la foto del Che, el se encontraba a unos siete a diez metros del Comandante. El ambiente era opaco e invernal, dando éste una explicación del po qué la imagen no fue tan supernítida envuelta en una aureola advirtiendo además que la cabeza del Che se difumina en una luz pareja y muy suave. Afirma Korda que en la elaboración de la foto no hubo ninguna manipulación, solo afirma que al ver la foto encuadra en ella una belleza y una armonía que no sabe de dónde salió.

Korda cubría tal evento como foto reportero de la Revolución y sólo le basto hacer tres fotos en solo un minuto quizás un minuto y medio, ya que su cámara pudo captar el momento en el cual Ernesto Che Guevara, se aproximó en la tribuna para mirar la escena y de inmediato salió de la escena hacia el fondo.

Ahora siete años después de la muerte del Che, un editor italiano de nombre Feltrinelli, al cual Korda le regaló esa foto, la difundió en millones de carteles. Se supo que Korda no cobró dinero alguno por esta foto que cubrió al mundo entero.

El Che, el 8 de octubre, después de un ataque sorpresivo, es herido en combate en la Quebrada del Yuro. El 9 de octubre es asesinado en el pueblo de Higuera.

El 28 de junio de 1997 un grupo de expertos cubanos y argentinos descubre una fosa común en Vallegrande con los restos del Che y de otros 6 guerrilleros.

El 12 de julio es recibido en el aeropuerto de San Antonio de los Baños por su familia y compañeros. Los restos del Che descansan en el mausoleo de la Plaza Ernesto Che Guevara en Santa Clara.

El Che fue siempre un hombre apegado a la comunicación y es así que son muchas las cartas que produjo entre las que podemos citar la dirigida a sus padres:

«Creo en la lucha armada como única solución para los pueblos que luchan por liberarse y soy consecuente con mis creencias. Muchos me dirán aventurero, y lo soy, sólo que de un tipo diferente y de los que ponen el pellejo para demostrar sus verdades.»

O la que les escribió a sus hijos:

«Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.»

Y la que le escribió a su Comandante Fidel Castro:

«Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos. Yo puedo hacer lo que te está negado por tu responsabilidad al frente de Cuba y llegó la hora de separarnos.»

Demostrando el apego a la familia y a la honestidad en sus creencias y el respeto y fidelidad a su Jefe. No se fue buscando un interés mezquino, personalista, sino buscando la tranquilidad, no de él, sino de todos aquellos que se encontraban oprimidos.

Hoy vemos que muchos no cubren estas expectativas. Se mudan de ideas como fácilmente, se pueden quitar un traje para ponerse otro. Este artículo representa mi humilde homenaje póstumo a tan gran personaje histórico!

reveron.jose@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1505 veces.



José Agustín Reverón Orta


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a88301.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO