Un sacudón en el gobierno

Generaciones Sin corazón en el pecho

He mantenido la tesis que en Venezuela entre finales de los años 70 hasta entrado a los dos (2) primeros años del siglo XXI se dio un vacío de estudio del Marxismo, el socialismo, del método dialéctico, materialismo histórico, historia, etc. En los partidos y movimientos de izquierda, el movimiento obrero, los movimientos juveniles y universitarios en consecuencia las luchas de este periodo se vaciaron de contenidos Revolucionarios e históricos y se impregnaron de reformismos, cuotas de poder burocrático, y algunas mejoras sectoriales (salario, cupo estudiantil. Pasaje estudiantil, primas por hijo y vivienda etc.)

Sin la teoría revolucionaria y sin el estudio, nos dejaron sin corazón en el pecho, sin el latido, las palpitaciones, el arrojo, el miedo heroico, la entrega, sin la fuerza para ver la historia y la necesidad de transformación social y revolucionaria.

Mas de 20 años, varias generaciones sin la fuerza necesaria y vital del estudio de los socialismos en el mundo, sus principios humanos, solidarios y valores. Estudiar de sus teóricos, el pensamiento de los que vivieron y han vivido su praxis, de los utópicos, es decir su pasado y su presente.

A pesar de ello, La Mayoría del Pueblo Venezolano por circunstancias históricas recientes y el carisma de un Líder Nacido de su seno abrazó el Camino del Socialismo con el claro compromiso de aprender y construirlo, “menuda” tarea cuando en el imaginario mundial se había implantado su derrota definitiva y el triunfo del liberalismo del capitalismo salvaje.

Sacudón en el Gobierno (propuestas)

Cuantos artículos no se han escrito en páginas como aporrea y en muchas de papel donde el Pueblo  desde su  seno grita desesperado  al gobierno y a las organizaciones mayoritarias aliadas al proceso (antes al MVR y ahora al PSUV) que se requiere compromiso revolucionario de “cuerpo y alma” pero no, es muy difícil el 90% de los funcionarios del gobierno vienen de la generaciones sin corazón en el pecho en otras palabras, Sin formación política, sin praxis política y lo que es muy importante muchos de ellos sin sueños de que un mundo mejor es posible y necesarios.

El sacudón del Gobierno pasa necesariamente por una discusión y reflexión previa y que data de muchos años cuya síntesis la cita permanentemente el Presidente Chávez se concreta el planteamiento de de Rosa Luxemburgo entre “reforma y Revolución” y la otra discusión separada de la anterior solo para resaltarla sobre: ¿Es el Estado un medio o un fin para  hacer la Revolución?, trasformar el estado, destruir el estado, la independencia del estado dentro de relaciones capitalistas, la lógica del estado seduce y duerme a la acción revolucionaria,  el poder, destruir las relaciones de poder, todo el poder para el pueblo y lo que ello implica, el Anti-poder Zapatista etc.


Mientras esa discusión ¡¿se realiza?¡ Transcribo una propuesta terrenal para el sacudón del gobierno hecha hace más de un año publicada en aporrea.org (http://www.aporrea.org/ideologia/a51839.html)  y recientemente publicada el 17 septiembre de 2009 por el diario VEA (Y que humildemente recomiendo su lectura completa) titulada la propuesta: la Ultima Mujer y el Próximo Combate.

“...Tuvimos que vivir en carne propia, la agresión imperialista. Fue un proceso de enseñanza-aprendizaje, jamás olvidaré aquellas patéticas palabras del Guillermo García Ponce: "no supimos comunicarnos, fallamos en la comunicación".

A pesar de tener tan reciente el golpe de estado de 2002, nos hemos encontrado un nuevo enemigo de "cuatro cabezas": la ineficiencia, la burocracia, la corrupción y la impunidad que se convierten directamente en aliados de la contrarrevolución, le damos en bandeja de plata argumentos y las armas necesarias para el desarrollo de su campaña de desmoralización, guerra psicológica, y penetración en la base de sustento popular de la Revolución como lo es nuestro pueblo llano y humilde huérfana de conciencia revolucionaría y de trabajo político

 El pueblo fue testigo una vez mas, el sábado 9 de Febrero de 2008, cuando el compañero Presidente se reunió con un grupo de agricultores y productores en Barinas, aquello se convirtió en una Asamblea, donde la “queja” hacia las instituciones y funcionarios ineficientes, estoy seguro que miles y miles de venezolanos que veíamos ese programa lloramos al unísono, ¡Coño, nos derrocaron en Abril de 2002 y ahora nos hacemos El seppuku o hara-kiri con la ineficiencia y la burocracia!

Un productor con micrófono en mano le dijo al Comandante: “es más fácil hablar con usted Presidente, que con un funcionario”

Lo primero que me llegó a la mente fue aquella novela del escritor Cubano Manuel Cofiño, Premio Casa de las Américas, leída en el año 75: “La última mujer y el próximo combate”

... “La última mujer y el próximo combate”, novela sociológica escrita en el contexto de los primeros años de la Revolución Cubana y  a pesar de los años de escrita, aún nos enseña y orienta:

“La Revolución se hizo para que los que no tenían nada vivan mejor” pág.231

No puede ser que a estas alturas de la Revolución, tengamos un “ejército de ineficientes”, de burócratas que obstaculizan el desarrollo de los cambios revolucionarios.

“La Revolución no anda nunca con paños calientes. Habrá cambios, tiene que haberlos” pág. 230

... Este Gobierno Revolucionario, el Comandante Chávez y su equipo más cercano está obligado a crear una organización adjunta a la Presidencia con “mujeres y hombres de la Revolución”, que den seguimiento y control a la obra de Gobierno y sus acciones, a las iniciativas del Presidente, de sus órdenes, etc.

Una organización multidisciplinaria, con profesionales y no profesionales, donde se conjuguen experiencias, conocimientos y visión política. Mujeres y hombres políticos, con la Revolución en las venas.

No academicistas, ni retóricos profesionales, hablamos de Revolucionarios cuyo trabajo sea la Revolución, el seguimiento y control de la Acción y Obra de Gobierno y cuide por todos los medios la palabra empeñada y compromisos del líder Presidente

No es posible por ejemplo, que una señora entregue una carta dirigida al Presidente en la Recepción y/o Prevención del Palacio Blanco o de Miraflores, u oficina de Atención al Ciudadano, en Noviembre de 2007 y aún no tenga ninguna respuesta, 3 meses después.

Desde un pequeño ejemplo de la carta, hasta los pequeños, medianos y grandes proyectos de la Nación: calles, puentes, tendido eléctrico, carreteras, tanques de agua, tierras, financiamientos y cientos de hechos cotidianos de menos y gran importancia, deben tener seguimiento y control para que  se hagan realidad.

Este equipo de Mujeres y hombres de la Revolución deben trabajar adjunto al Presidente, coordinados por un micro equipo de plena confianza del presidente y controlaran absolutamente todo hasta que as instituciones y funcionarios adquieran el compromiso y ritmo que la revolución en esta etapa exige.

Los funcionarios públicos, de acuerdo a sus funciones y relación con la comunidad, deben trabajar en el terreno, trabajo de campo, con la gente, con el pueblo.

“Si se quiere hacer un buen trabajo, se hace –dice Bruno- yo tengo fe en la gente. La cosa está en trabajar con ellos en el campo, en convivir con ellos,

en respetarlos, en mantener siempre la dignidad del Revolucionario, en ganarse se respeto y su confianza”. Pág. 53

Toda acción, toda actividad, debe ir acompañada del trabajo político, del trabajo a la conciencia política, todo funcionario de jerarquía debe estudiar política, tener conciencia política, una visión general de la totalidad del proceso, manejar el método dialéctico y el materialismo histórico. No puede haber gerentes inocentes, amorfos, blandengues, en el fondo se convierten en contrarrevolucionarios en potencia.

No puede ser que en un “Aló Presidente”, el Comandante tenga que llamarles la atención a todos los funcionarios y Ministros por actividades que son inherentes al cumplimiento de instrucciones precisas, por la ineficiencia de de gerentes medios, directores y funcionarios mediocres.Obviamente en el trabajo comunitario, la conciencia del pueblo es necesaria, de allí la importancia del trabajo político.

Estas mujeres y hombres de la Revolución, de alta conciencia política, compromiso y conocimiento, cuya función es el seguimiento y control, trabajarán siempre con el objetivo de darle poder al pueblo, trabajando con fórmulas sencillas: qué hacer, por qué, para qué, quienes, cuando inicia, cuando termina, cómo, donde, con qué.

<<Aquí tenemos que preocuparnos menos por colgar etiquetas y más por comprender motivaciones y hallar causas y efectos. Ser fiel a la Revolución no significa traicionar al individuo; sólo preocupándonos por el individuo podremos hacer el verdadero Socialismo. Hay quien no el pinar por fijarse en los pinos, hay quien alaba al pinar mientras se pudren los pinos.

Nosotros aquí tenemos que ver el pinar y los pinos porque, después de todo sin pinos no hay pinar>> (Bruno, personaje de la novela)”

Una Escuela Técnica y política para los funcionarios públicos

Esta tiene que ser distinta a la que tradicionalmente ha funcionado en la administración pública y ahora además de estudios técnicos, esta debe estar enmarcada dentro del pensamiento Dialéctico,  el socialismo del siglo XXI, el Paradigma de las Misiones con 4 elementos o categorías que orienten la gestión burocrática gubernamental: Pertinencia, Eficacia, Eficiencia y Calidad.


oliva2021@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2898 veces.



Alfredo Oliva

Conductor del programa ?Construyendo la utopía? en YVKE Mundial 550 am y 94.5 FM.

 oliva2021@gmail.com      @oliva2021

Visite el perfil de Alfredo Oliva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Oliva

Alfredo Oliva

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a86859.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO