El comodín imperial

Hay una tendencia muy marcada en los revolucionarios que consiste en subestimar el papel de la psicología, la publicidad, las emociones, los sentimientos y, sobre todo, la percepción, en la política.

En consecuencia es la "razón", el pensamiento lógico, lo que predomina en todos los quehaceres de la política revolucionaria.

El proceso conocido como la Guerra Fría está determinado por la confrontación entre dos modelos –capitalismo y socialismo- simbolizados por el bloque encabezado por el imperialismo yanqui (Estados Unidos-OTAN) y el otro bloque por la otrora Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Pero son los organismos militares, de seguridad y defensa, de inteligencia y guerra (CIA) de EEUU, los que han definido la "Guerra Fría" con mayor precisión: "... es la guerra por la conquista de las mentes humanas" (el campo de batalla sería entonces el cultural y su principal comodín ¡la libertad de expresión!)

En nombre de la libertad de expresión, el imperialismo y sus lacayos han redoblado sus mentiras e infamias contra el presidente Nicolás Maduro, contra el presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, contra las instituciones del Estado, y sus representantes; y promueven, justifican impunemente la guerra económica, la discriminación racial, el odio y la violencia entre la población.

Obviamente el imperialismo y sus lacayos no han abandonado nunca la guerra militar y económica, sabotaje de servicios públicos, el desprestigio mediático y los golpes de Estado.

Pero al contrario de los revolucionarios, el imperialismo echó mano de la experiencia publicitaria, de la psicología, la propaganda, la cultura, en definitiva lo emocional, en su lucha para derrotar al socialismo en cualquier parte del mundo.

Todo el "arsenal de armas culturales" (televisión, radio, prensa, editoriales, premios, internet, cine, producción audiovisual, etc.) que contribuyó a derrotar a la Unión Soviética, sigue al servicio del imperialismo.

"No terminamos de entender que el poder mediático mundial está en manos del gran capital y que en Venezuela estas armas de guerra -la hegemonía de los medios- están en manos de la oligarquía parasitaria, de los cónsules del imperialismo"

La Revolución Bolivariana debe trabajar la emoción, desarmar al imperialismo (revocar concesiones de radio y televisión en Venezuela; intervenir, controlar la televisión foránea que nos llega por cable y satelital y otras medidas) y revisar, ¡transformar su comodín!

Nota: artículo publicado en diario Correo del Orinoco CO-1928 del viernes 30 de Enero de 1915 con el titulo original "El comodín" y que es ampliado para su difusión por la Red.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2598 veces.



Alfredo Oliva

Conductor del programa ?Construyendo la utopía? en YVKE Mundial 550 am y 94.5 FM.

 oliva2021@gmail.com      @oliva2021

Visite el perfil de Alfredo Oliva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Oliva

Alfredo Oliva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a202350.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO