Los fantasmas de la oposición política del gobierno bolivariano

Compatriotas, los enemigos de la revolución no son los venezolanos engañados que hacen oposición, sino aquellos que se dejan manipular por códigos con apariencia de invisibilidad a través de los medios de comunicación, desde el exterior; para crear temor creando fantasmas, como instrumentos para lograr sus objetivos de dominación. Son organizaciones que tienen poder y formadas por personas, que creen que pueden generar eternamente el miedo. Es decir; que si ayudamos a los opositores a espantar sus fantasmas, tendríamos aliados para hacer la revolución que todos queremos.

Después de la caída del Coronel Marcos Pérez Jiménez en enero del 1958, comenzaron a llegar al país los exiliados, a salir de las catacumbas los políticos en la clandestinidad y hacerse presentes los sobrevivientes. Una junta Patriota, empezó a establecer las reglas del juego para pacificar el país, no obstante, Rómulo Betancourt fue presidente, declarando la guerra a muerte a los comunistas y a la oposición que lo enfrentaban. Detrás de todo esto, estaba la mano invisible, que contribuía con la llamada guerra fría. Eran innumerables las películas, documentales, libros, pasquines, obras, los mismos medios de comunicación y otros, que vendían a los comunistas y socialistas, como los diablos. Los sucesivos presidentes de la República de Venezuela, siguieron manipulados y con la caída del Imperio Ruso, la mano invisible proclamó; que el diablo había caído.

Por generaciones, la palabra comunista, socialista, dictadura y camarada, eran palabras que generaban temor antes y todavía en el sector oposición. Las mismas armas, que utiliza la Iglesia Católica para meterles temor con el diablo a los pecadores. Hay que explicarle a la oposición, que internice voluntariamente lo que le está pasando a Israel. Los fantasmas lo están obligando a matar a los palestinos y después a los libaneses y pare de contar.

Los que han creado el eje del mal y desarrollan el mal para su mezquino provecho del poder. AQUELLOS A QUIENES ME REFIERO, han desarrollaron propaganda para que fuese percibida para generar representaciones abstractas en los Latinoamericanos y Caribeños, provocando un estado de conciencia de enfrentamiento entre los venezolanos, generando la excusas para ellos invadir y "reestablecer el orden", en el nombre de su democracia. No le facilitemos el juego. Es hora, que se dé un debate para discutir conceptos como lo antes indicados, con la finalidad de eliminar lo utópico y reprogramar el concepto socialista y reemplazarlo por el Socialismo del Siglo XXI y rescatar los conceptos dictadura y camarada, mediante la profundidad conceptual.

Hay que decirle a la oposición, que pasaría si ellos quedaran solos en el mundo, indudablemente serian socialistas. Hay que ser un llamado a la oposición, para que nos ayude a construir el Socialismo del Siglo XXI, ya que si no se ha construido hasta la fecha, es porque se requiere la participación de todos los venezolanos. Porque en la Ley del Uno o la Ley de Contrarios, la oposición tiene su espacio. En sentido específico, existen diferentes corrientes políticas, que indica pluralidad y existencia de democracia. Y en sentido general, la corriente política necesariamente sería el socialismo. Hay que tener bien claro y no dejarse manipular por los pseudo intelectuales, porque para lograr el Socialismo del Siglo XXI, es necesario un alto grado de conciencia y para ello imperiosamente, se hace necesario que todos estén dispuestos a alcanzarlo.


(*)Ingeniero Especialista.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1433 veces.



Basilio Armando Lezama Mata(*)


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición