El pueblo en revolución, una muralla antifascista

La canalla, la contra fascista venezolana y sus amos financistas internacionales están desbocados, están llegando al paroxismo, la disociación y la desesperación ante el avance del proceso socialista junto con el cual ven con indignación alejarse las posibilidades de mantener sus groseros privilegios los lleva al borde de la inmolación. Incluso a convertirse en reos de la justicia por apoyar públicamente y ocultar a un presunto delincuente que está siendo imputado por haber amasado una incalculable fortuna que no puede justificar, con sus salarios de maestro no graduado por allá en los 70, cuando representaba ingresos que no llegaban a los mil bolívares mensuales, después con su dieta de concejal rural,  luego con la dieta de diputado regional, posteriormente un salario como alcalde de Maracaibo y luego como gobernador del Zulia, durante ocho años. Es decir que jamás ha tenido en su vida una actividad productiva que le permita decir que sus negocios lícitos le dejaron alguna ganancia, que al capitalizarla y manejarla sabiamente le permitió amasar una fortuna con tintes medianamente justificable, que no legal, porque ninguna fortuna excesiva es legal, púes siempre es producto de la rapiña, la expoliación  y la inmisericorde explotación del obrero.

Pero es que ciertamente esta IV República, fue milagrosa, no por la agropecuaria “La Milagrosa” que nació por obra y gracia del Hada Madrina de Manuel Rosales, sino porque produjo muchos magos. ¿Ustedes recuerdan aquel General, yerno del presidente Caldera, que las vacas le parieron como las “acures,”(pequeño roedor domesticado) hasta tres veces en el año y así pudo justificar la inmensa fortuna amasada en la recta final de su carrera militar?. En aquella oportunidad ese flamante oficial de las FAN de la IV República, sin ningún miramiento, dijo que sus ganadería  creció porque había adquirido unos vientres importados, que le permitieron multiplicar sus rebaños. Ahora resulta, que de esos restos putrefactos que todavía quedan insepultos por esos amplios caminos de nuestra patria, surge otro mago, que emulando a los milagros de los panes y los peces, (pasaje bíblico),  este mago de la IV, multiplicó no peces y panes, sino los cobres y de la noche a la mañana de ser un maestro no graduado, con un infame salario, que no le alcanzaba para mantener su prolífera prole, se convirtió en “El Rey del Ganado” y de los negocios inmobiliarios en norteamerica, su patria putativa. La jauría de chacales que lo custodia ha llegado hasta el atrevimiento de llamar a la rebelión militar a través del discurso del “Abuelito Monster”, que pidió el voto a los incautos que creyeron en sus promesas y ahora abandonó el cargo de Alcalde Mayor, para lanzarse a la campaña presidencial de 2012.

Esa desesperación es alimentada por sus amos y de manera especial, por Barack Husein Obama, que llegó a la Casa Blanca para enlodar a la afrodescendencia, cuyos representantes  en principio seguramente pensaron que una vez electo presidente, recordaría sus raíces y se vería al espejo con su pigmentación, pero se equivocaron, porque nada de eso ha ocurrido, ha preferido verse en la piel del Tío Tom. Esa guapetonoría barata no busca otra cosa, que provocar  al estado bolivariano para ver si llega al uso del garrote , para destruir las opiniones contrarias, como lo hacían ellos desde sus gobiernos lacayos, cipayos del imperio, que no volverán. Pero afortunadamente nuestro Comandante en Jefe y líder de este proceso Hugo Chávez Frías y quienes le acompañamos con claridad ideológica, sabemos que necesario es tener la suficiente capacidad para destruir sus infamias con la verdad, a la luz del debate de las ideas. El guerrillero heroico Ernesto “Che” Guevara, que representó junto a Fidel Castro, ícono y ejemplo de perseverancia en la lucha sostenía: “No es posible destruir las opiniones a palos, porque opinión que haya que destruir a palos, es opinión que nos lleva ventaja a nosotros”. Ciertamente los gritos histéricos de un sujeto que debe su libertinaje a la falta de castigo, a la falta de justicia y lucha contra la impunidad, no debe preocuparnos. La lucha es larga, como dijo el panita Alí.

El pueblo venezolano, a través del proceso bolivariano está aprendiendo a conquistar sus derechos, se está haciendo pensante y por eso quienes están creyendo que el venezolano está dispuesto a regresar a los gobiernos despóticos, represivos, asesinos, como fueron los de la IV República, para que “eduquen al pueblo a palo y rebenque” están muy equivocados el pueblo venezolano encontró su camino y se está transformando en el hombre nuevo, cargado internamente de revolución, “única manera de ser revolucionario”, como lo sostuvo el Ché en sus reflexiones.

Ese empoderamiento del pueblo, que se desarrolla, bajo la mirada amorosa y alegre del inmortal de la Higuera, se está logrando a pasos agigantados gracias a la visión guevarista del presidente Chávez y su equipo de colaboradores, que ha iniciado ese largo y arduo trabajo, a través de la democratización de la educación como continuo humano, al poner en vigor aquella sentencia revolucionaria del guerrillero heroico “ No debemos formar asalariados dóciles al pensamiento oficial, ni “becarios” que vivan al amparo del presupuesto ejerciendo una libertad entre comillas. Ya vendrán los revolucionarios que entonen el canto del hombre nuevo con la auténtica voz del pueblo. Es un proceso que requiere tiempo”(20 de agosto de 1960, ante los estudiantes de medicina y trabajadores de la salud). Ciertamente este consejo del Ché, se está cumpliendo, con el ejército de médicas y médicos, enfermeras y enfermeros, docentes y técnicos en diversas áreas, que egresarán entonando el canto del hombre nuevo, con la auténtica voz del pueblo.

Esa es la mejor manera de combatir a la contra  y a sus amos extranjeros, haciendo entrar al pueblo en revolución, llevándolo a cambiar de opinión pero por convicción, porque no basta con vencer, es necesario convencer y al pueblo se convence con trato digno, con pedagogía, con decencia, solidaridad y capacidad para entender y potenciar sus poderes creadores; tarea que solo  es posible a través de la organización y el fortalecimiento ideológico, para que pueda entender, que el camino es largo y que los atajos y el inmediatismo pequeño burgués, solo nos conducen al descalabro. Tenemos que aprender a conquistar nuestros derechos y una vez entendido y asumido ese proceso, desde el ejercicio del gobierno podemos aprender, todo cuanto nos haga falta. No olvidemos al Ché y al panita Alí. “El presente es de lucha, el futuro nos pertenece”.

 cd2620@gmail.com. cadiz2021@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Cástor Díaz.

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad