Socialismo científico III

La aplicación del socialismo científico a la tarea de diseñar otra cultura es un proyecto ambicioso, con frecuencia se piensa como algo utópico en el sentido peyorativo de la palabra.

Es posible que la utopía sea cuestión de desearla porque tiene una característica principal que la hace realizable. El deseo de construir una cultura que sobrevivirá porque induce a la población a trabajar por su sobrevivencia y eso lo hace científico. La nación aspira a un nivel de vida alto para todo el pueblo, lo más alto que pueda llegar con el petróleo y los otros recursos que tendrá que explotar si quiere construir el socialismo científico. Enfoque dado sobre la producción de alimentos, vivienda, industrias, para satisfacer niveles importantes de vida, mejorando la educación, la salud, ampliando las misiones y organizando consejos administrativos y pequeñas y medianas industrias a partir de los consejos comunales, esto sin embargo no es suficiente para lograr la justicia social.

Se requiere una mayor consolidación del poder y la superación en el mejor tiempo posible la producción per cápita en un promedio que iguale o supere las naciones capitalistas en vías de desarrollo. Los enlaces del conocimiento ideológico con los problemas prácticos y sostener una lucha sin cuartel con la ideología burguesa son requisitos para practicar el socialismo científico y lograr encaminarse hacia la potencializa ion que Venezuela requiere. Al trazar los grandes planes de construcción socialista, el gobierno y el partido cuentan con la inagotable fuente de energía creadora del pueblo… la ampliación y consolidación de la educación socialista, se revela un solo y único pensamiento, un solo deseo y un solo esfuerzo: rectificar, realizar y rebasar los logros revolucionarios de estos 10 años. Un señor de la Vega me dijo: “doy gracias a esta revolución por sus cuidados maternales que todos los días nos brinda, que Chávez con todo el corazón viva muchos años, con salud, fuerza, y que nuestro país tenga honor, libertad y Chávez pa rato”. Esa lealtad, por el cariño al presidente, son los cimientos para la construcción del socialismo.

La reducción del desempleo a 9 puntos, el incremento de la calidad de vida de la población, la reducción de la pobreza, salud y educación gratuita para todos, las reservas internacionales que permiten continuar con la inversión social, la ampliación de la agro-industria, el nuevo carácter miliciano de las fuerzas armadas, el control del dólar, la nacionalización del petróleo y de aéreas estratégicas de la nación, la próxima nacionalización del agro para la soberanía alimentaría, los consejos comunales y las misiones, marcan la diferencia entre el ascenso de las revoluciones pacificas con la decadencia de las naciones capitalistas, prueba irrefutable del destino que asumen los pueblos y hace tambalear la ideología burguesa sostenida por la burocratización del sistema. La preparación especializada superior al bachillerato, sin ser el ideal, mejora el desarrollo y la economía, ayudando en la construcción del socialismo científico, cuyo poder en manos del pueblo niega con conocimiento, el enriquecimiento de un puñado de explotadores y va acompañado de la superación de la pobreza absoluta y relativa del pueblo. Revolución que niega la solidaridad internacional de clase, quienes tratan de decirle al mundo, que hay dos campos militares… pero todos saben que el campo socialista, no es un campo militar, sino una comunidad de naciones que buscan la paz…armados para la defensa. El otro campo es el imperialista, que trata de sostener a cualquier precio su sistema de opresión y violencia. Amenaza a la humanidad con las guerras.

Revoluciones pacificas, apremiadas por la integración y la coexistencia pacificas. Inmediatamente nos encontramos con la práctica de las ciencias políticas, en un territorio diferente de mentalidad, espíritu y propósitos. Independientemente de que todos los logros señalados, se hayan fijado con espíritu revolucionario o no, los resultados representados en esas cifras, tienen su lugar adecuado dentro del plan económico de la nación.

Si el capitalismo se mantiene firme a pesar de la reseción, durante los próximos años, es porque los proyectos socialistas llevados a cabo en el mundo no fueron científicos por eso nunca perduraron, solo fueron revoluciones, unas mas largas que otras en tiempo, pero la practica de la ciencia social en la Ex URSS y en China, o en Bulgaria, Yugoslavia, Rumania, no pasaron de ser revoluciones. Los fracasos como sistema son el resultado. Innegable fuerza ideológica, para desde la Ex Republicas Soviéticas dirigir el movimiento mundial. El rival, las clases, la pobreza, la desigualdad en el desarrollo y la falta de un convencido ideal, mismos problemas por solucionar científicamente.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3872 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: