Los pactos, los puentes, la hermandad y la reconciliación, que mi pueblo quisiera

Debemos estar claros...

Existe un solo ser humano que se sacrifica de manera infinita y para siempre, por la patria y su pueblo y todos sabemos que es Chávez Frías.

A la hora de golpes de estados o semejantes, relucirán a la luz de nuestros días, un sin fin de Pilatos, que fiel al romano, lavarán sus manos con la mayor desfachatez...

Volarán bien lejos y no precisamente como los pájaros, pero igual escaparán por todos lados.

Y la historia se disfrazará por un momento de simple gallo, para ser testigo con su quiquiriquí, de un muy grande puñado de traidores que nos regalarán la triste frase del celebre Pedro cuando negó a Jesús...

Y nos cansaremos de escuchar: ¡¡¡No, no, yo nunca fui chavista!!!

Y sumaremos a otro líder en la existencia de esta estúpida raza humana, a la lista de los pocos locos que pretendieron inundar el mundo de una real libertad y murieron en su intento.

Y las computadoras que hoy suplantan a antiguos papiros, pergaminos, maquinas de escribir, al igual que un sin fin de libros, serán las encargadas de escribir, la historia de un líder inundada de traiciones...

Para que nuestros tataranietos después de pasar de 100 a 150 años, esperen ansiosos un nuevo loco libertario, para volverlo a matar.

Mientras los pocos cristianos que quedarán...

Le suplicaran a los ángeles, para que despierten a Jehová de su largo sueño, y nos mande a su hijo otra vez, con nuestra firme promesa, que no lo crucificaremos otra vez...........

Retomando la idea del diálogo y los puentes que se han puesto si se quiere, de “cierta moda”...

Sería muy bueno que los voceros y delegados de nuestro PSUV, al igual que los encargados que presiden nuestros concejos comunales de todos los barrios, que todos sin excepción sean invitados también a asistir a dicha reunión, con los personeros del gobierno junto a los empresarios en su totalidad y los políticos de la otrora cuarta republica.

Intentando con ello, dar fe a esta revolución bolivariana donde no existen las exclusiones.

Con algunos parámetros irrenunciables de parte del pueblo, para entonces si poder hablar de hermandades necesarias entre todos los venezolanos, donde fungirá como rey la irrenunciable y absoluta igualdad en todos los terrenos de todos nosotros.

Una promesa verdadera del empresariado de dejar de lado la especulación y la barbarie hoy presente de parte de muchos de ellos, con ganancias que rayan en lo vergonzoso.

Jurar solemnemente, que renunciarán a conspirar y que todos juntos mandemos para el carajo a los gringos entrometidos (por no decir otra cosa).

Y como punto final se comprometerán a darse la vacuna contra las mentiras...

(...) Anoche me visitaron entre sueños los espíritus de nuestros ancestros, nuestros queridos indígenas milenarios...

Al hablar con este viejo indio charrúa, me dieron las coordenadas exactas dentro de nuestra selva, donde crece con nuestra vegetación una mata milagrosa.

Donde al comerla estamos obligados a decir solo la verdad.

Me contaron las maneras de elaborar una vacuna, que inyectada al ser humano dejaría al descubierto toda mentira, con la aclaración pertinente que para los casos de corrupción, gracias a la extraordinaria planta, en piedra se convertirán, al igual de como nos cuenta la Biblia de la esposa de Lot.

Y como no dice Benedetti...

“Y COLORIN Y COLORADO...EL CUENTO NO SE HA ACABADO”

jovarela33@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1236 veces.



José Varela El Charrúa Latinoamericano


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a73365.htmlCd0NV CAC = Y co = US