Un mundo estructural nos advienta

Tenemos que cambiar el ritmo en el proceder de la gente diaria, hay que desarrollar una campaña donde el colectivo sepa sus responsabilidades como ciudadanos y obligarlas a separarse de los sentimientos primitivos y generar en ellos un criterio uniforme sobre la movilización de las masas. Es necesario que asumamos un verdadero discurso político donde sepamos entender nuestras responsabilidades con el gobierno nacional tanto en el campo laboral como el cultural.

Estamos ante una crisis de carácter ideológico que derrumbara el capitalismo como sistema financiero internacional y le dará paso a una nueva concepción bursátil que romperá con todos los complejos de la economía mundial. Y se formará un nuevo modelo económico que seguirá teniendo su base en Inglaterra pero responderá a la doctrina y tesis predicada por Tony Blair desde hace aproximadamente quince años, lo importante es cerrar el círculo geofísico de este siglo y abrir otro, donde los neoliberales se sorprenderán por la actitud de los alemanes y españoles hacia Cuba y Venezuela por ejemplo.

El capitalismo no podrá asumir su transformación total porque las grupos que se mueven en el gobierno norteamericano irrespetaron el gentilicio de su propia gente y entraron en un proceso de decadencia espiritual e intelectual que los líderes no tuvieron la capacidad de mantener sus privilegios y de allí que no es casual su pésima. onda neoliberal que tiene un sentimiento de segregación social enorme.

Por esto, los europeos y asiáticos desean una reforma profunda de las constituciones de aquellos países que trabajan en su eje sociopolítico y reconocen ya al Fondo Monetario Internacional como el ente clave para ayudar a Estados afectados por la crisis y los que ya están derrumbados por los precios del mercado. Ante esta grave situación, todos los países suramericanos están mirando hacia Europa y deben reformar las leyes en el marco de la globalización que implemento el ex presidente Hill Clinton en el ejercicio de sus funciones gurnamentales. La idea es poder enfrentar el mundo económico en una mancomunidad y restaurar la confianza entre las personas, inversionistas y empresas. Por esto, se viene tomando en nuestro país decisiones concretas para reflejar como siempre una confianza extraordinaria en el gobierno europeo y ruso.

Nuestro gobierno bolivariano – presidido por el comandante Hugo Chávez Frías- viene adoptando medidas de integración para que no se destape una reacción en cadena de contradicciones que pueden poner en peligro la estabilidad del Estado Venezolano hacia el exterior. El modelo que ha de venir para este siglo y que tendría una duración de cincuenta años es el socialista democrático basado en los grandes pensadores del siglo XX y XXI, dando lugar a una filosofía construccionista e existencial donde el fundamentalismo religioso vendrá a tener un criterio proverbial. Y la Teología de La Liberación se constituiría en el árbol espiritual para orientar a los pueblos hacia su liberación económica.

*analista político


emvesua12@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1311 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a66535.htmlCd0NV CAC = Y co = US