Ciudadano, despolitizar nuestra libertad

Es necesario construir un país moderno, donde todos los venezolanos tengamos la oportunidad de elevar nuestros proyectos y sugerencias hacia una verdadera consulta política donde el poder socialista no neutralice nuestra forma o manera de analizar las cosas fundamentales del Estado. Porque simplemente, tenemos un desfase de orden cronológico en la interpretación de los asuntos públicos y en casos particulares somos acusados de traidores o nefastos, cuando, precisamente nunca fuimos invitados a la toma de esas decisiones geopolíticas.

Estamos en tiempos muy difíciles y estamos obligados a darle a la vida su verdadero sentido para lograr fortalecer las instituciones públicas que se inspiran en la libertad y capacidad explosiva de una globalización que cada día nos arropa ante el valor de esas instituciones a nivel mundial. Aquí, debemos acabar con la embriaguez de muchos funcionarios públicos que evaden su responsabilidad y se lanzan al vacío tras un juego que manipula conciencias y rompe los lazos conceptuales de convivencia que tradicionalmente impulsamos en nuestro acontecer diario y que deteriora nuestro dinamismo como urbe y ciudadanos de un mundo que se destaca por su atmósfera democrática y cuyo desarrollo depende de nuestra capacidad tecnológica.

Los docentes deben tener una visión clara de gerencia pública en el orden educativo para proponer ideas verdaderamente futuristas que se atrevan a apostar por el futuro de Venezuela con una propuesta tangible de desarrollar y donde la escuela sea el fundamento verdadero de ese desarrollo con un personal calificado y una visión ciertamente futurista.

Debemos ir tras la ciencia y la tecnología y romper con los dogmas tautológicos que impregnan nuestro campo psicológico de hechos que producen una desazón a nuestros sentidos y debemos convertir al ciudadano en un versionador de la realidad, tal como fue expuesto en los años treinta el Conde Korzybski. Ante esta versión del hecho educativo como tal, tenemos que ir a un encuentro transdiciplinario para ir tras el rescate de la idea original del todo y precisar como un cirujano el verdadero pensamiento científico.

Ya basta estar en sombras signados por el criterio de unos señores que siembran la agonía en nuestros corazones y por razones políticas se mantienen en sus puestos de trabajo descifrando las razones de una realidad inexistente que solo es predicada por un líder que en un momento dado puede estar entrelazando sus razones astrológicas que solo especifican un mundo de situaciones inverosímiles.

A los grupos sociales debemos verlos con libertad para determinar en ellos, una pluralidad ideológica y la estabilidad democrática. Por allí existen unos ideólogos que juegan con nuestro sentir histórico y dañan el gentilicio con sus actitudes retrogadas y nefastas para hacia el Estado. Sin duda debemos agotar nuestras fuerzas hacia esos dinosaurios hasta acabarlos porque juegan con la dignidad y responsabilidad de un pueblo que desea vivir en veracidad e imparcialidad. Es decir en plena libertad.

*FILÒSOFO


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1387 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a65492.htmlCd0NV CAC = Y co = US