El proceso ideológico avanza hacia su matríz

Cara a Cara, el proceso político de Mao Tse Tung se viene imponiendo en el mundo bajo la carátula del socialismo europeo, que, tanto éxito ha desarrollado por medio de la unidad europea. Son trazos suaves de una política que asume como cierta la cultura y los valores de cada pueblo para trazar su capacidad y tomar el poder o profundizarlo. Lo otro, es obligar a los norteamericanos a que perfilen un criterio político, donde la violencia goza de un primer plano ideológico, teniendo como base a la guerra colonizadora asumida por los cuáqueros baptistas ingleses en la edad media y confrontada en la actualidad por el republicano y presidente George. W. Bush.

De esta manera, el Siglo XXI nos da la oportunidad de conquistar el futuro elaborando estrategias que nos ayudan a evitar la imprevisión. Actualmente estamos en un cambio político que resulta traumático, porque, poco a poco La Reforma del Estado avanza para darnos una nueva herencia ideológica y, estar a la par de la nueva Europa. El único requisito que falta es que la sociedad se movilice hacia los centros de producción y no en la búsqueda de terrenos privados para su ocupación y crear anarquía dentro de la estructura del mismo Estado.

Hay muchas cosas que se encuentran en juego, lo cuestionable es que los ciudadanos poco se han preocupado por leer de ideología y, los docentes en la década 1980- 2000 no enseñaron doctrina política en la Cátedra de Historia Contemporánea de Venezuela. En ese sentido, tenemos una gran carencia filantrópica. Como escritor creo en un periodismo libre sin cortapisas que sepa interpretar la realidad del país, porque, actualmente hablamos de pluralismo ideológico. Sobretodo, debemos reconsiderar las economías emergentes que nos llevarán a una nueva ronda globalizadora y que evitaría en algún punto de nuestra historia, el choque entre ricos y `pobres. Cada uno en su nivel y jerarquía, pero, cumpliendo funciones laboristas parecidas, eso, es socialismo democrático. Ya Cuba lo está tomando y en el pasado abrió sus puertas al mundo de una manera limitada con la Misión del ex presidente Carter.

Las palabras condensadas en el nuevo sistema social no resultan huecas. Por esto, tenemos que revisar el camino del estructuralismo, socialismo y conductismo. Ya que nos movemos en una nueva dirección comunitaria, donde cualquier colectivo puede activarse para jugar un perfil preferencial, teniendo en cuenta la voz del líder y las creencias como tradiciones del pueblo. Son ello, verdaderos instrumentos del poder popular. Ahora, la razón o ideas sobre un tema se encuentran esparcidas en muchos pareceres. Es la voz del líder, quien conmutará esa serie de pensamientos para conformar un ideal común.

Ahora el socialismo democrático que se abre en Venezuela como una perspectiva política real nos lleva hacia las comunidades y ellas, debe asumir su responsabilidad ante el mundo sociopolítico como un verdadero despertar de la patria. El discurso del presidente, Hugo Chávez Frías ha sido muy contundente y su repunte en las encuestas nos da un prisma que en la oposición no hay un liderazgo fuerte.

Ahora, nos encontramos en la vía de utilizar el poder duro o suave, nos encontramos promocionando el segundo porque es la alternativa más segura para lograr en el ciudadano una verdadera conciencia de clase social.

*filósofo


emvesua1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1908 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a61970.htmlCd0NV CAC = Y co = US