El escabroso camino al socialismo

La falta de consistencia político-doctrinaria, de conciencia revolucionaria está haciendo estragos dentro del proceso revolucionario venezolano, esta es una de los efectos de un proceso que como el nuestro está construyendo sus propias bases y trata de no copiar otros modelos.

Muchos de los hombres de la revolución en cargos de importancia publica, aunque "sienten" ser revolucionarios, carecen de la reciedumbre política socialista necesaria para actuar de cara al pueblo llano, al mas necesitado, al mas excluido. Creen estar allí, en el cargo, para hacerle "un favor" a la "gente" y de paso ganarse" unos reales" producto de su "genio" y de su capacidad para "parecer socialista", porque, "por algo llegó al cargo que ocupa".

Asistimos a la sainete de la palabra hueca, del uniforme, de la consigna vacía y falta de contenido, un circo donde basta y sobra con repetir lo que dice el presidente (cual mono de Zaratustra) y vestirse para la ocasión.

La permanencia del proceso revolucionario pasa obligatoriamente por dos estrategias de carácter urgente ineludible;

1) Adelantar la creación de los "CRCULOS DE ESTUDIOS REVOLUCIONARIOS" en cada uno de los batallones, para la formación integral de los cuadros y militantes del PSUV.

2) Nuestro querido Presidente y Comandante en jefe de este precioso proceso debe encabezar "La Batalla Campal Contra la Corrupción y el Burocratismos", "sin contemplaciones" y caiga quien caiga. Debe activarse una oficina, ministerio, misión, o como se llame, de seguimiento y calidad de gestión a todos los niveles. Que le siga la huella a las empresas del estado, a los dineros entregados para desarrollo productivo, a los presupuestos ministeriales, de e gobernaciones y alcaldías. En esta campaña deben "hermanarse" los diferentes órganos contralores y de salvaguarda del patrimonio del estado, con las organizaciones de contraloría social de las comunidades y otorgarle "verdadera" función controlara a las base populares, que deben poseer carácter jurídico e institucional. Es decir DARLE PODER AL PUEBLO".La "guerra" contra la corrupción debe ser a todos los niveles y sobre todo tenemos que verle "el queso a la tostada", queremos ver a los corruptos, negligentes y aprovechadores tras las rejas, sean de la oposición o de de la revolución, esos son los verdaderos enemigos de Venezuela y para acabar con ese flagelo el pueblo venezolano ha confiado plenamente desde el principio en el Presidente Hugo Chavez Frías.

¡Solo El Pueblo Salva Al pueblo!

rafaelurdanet@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1678 veces.



Rafael S Urdaneta D.


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: