La tecla fértil

Socialismo, camino a la democracia

En esta fase de la historia política venezolana, el socialismo señala el camino para transitar hacia un ejercicio democrático puro, donde el pueblo asumiría un liderazgo conceptual para proyectar su propio desarrollo endógeno y, avanzar en su forma dialéctica hacia la nueva Republica, una vez logrado los propósitos historiográficos de la nueva Reforma Constitucional para adherirnos a los códigos culturales, políticos y económicos de la Unión Europea.

Hay que levantar un nuevo ideal nacional sin sectarismos, pero con mucha disciplina y rigidez para acoplar las masas a una ideología de pertenencia comunitaria y asumir que todo ciudadano es un accionista ideológico y, por ende su futuro como humanista es que asuma una conciencia de Estado. Debemos tener conciencia de partido y articularse de una manera consciente entre el Estado y la ideología como artificio del conocimiento publico.

El proyecto latinoamericano de integración nacionalista es único y acoplado a las leyes que dictaminan los organismos internacionales. Por lo tanto, la ideología es una pariente que esta insertada en su propia estructura y cada venezolano o extranjero originario de estas tierras deben convertirse en portadores de esta gran verdad que encierra un solo lema, la participación colectiva bajo una sola brecha ideologizante que es presentada por los líderes de esa conceptualizacion. Se debe marchar progresivamente hacia ese horizonte. Pero, vamos demasiado lento por algunas contradicciones y se necesita pisar un poco el acelerador.

Nunca los proyectos políticos pueden ser a medias. La historia venezolana así lo señala con muchos detalles. Alemania derribó el Muro de Berlín, pero, tuvo que aglutinarse en un solo bloque político para mantenerse a lo que es hoy. Las diferencias de mercado son mínimas y el horizonte macro es un solo criterio común. Los venezolanos tenemos que admitir nuestros errores y encaminarnos como Europa hacia el Socialismo del Siglo XXI. La teoría de la tercera Vía de Toni Blair es una realidad a largo plazo y no tiene escapatoria por las nuevas tendencias sociales que se mueven en el nuevo mundo, como la política ambientalista del estadounidense y ex vicepresidente Al Gore. Tenemos que reflejarnos en esa realidad sociopolítica.

Frente a la izquierda latinoamericana, tenemos una derecha sumamente salvaje que no respeta el juego político, democrático y están administrados por empresas conservadoras. En este sentido,, hay que abrir el campo comunicacional para enseñarle al pueblo el significado real de un proceso ideológico para que no sea manipulado ni engañado. Cada ciudadano debe asumir una conciencia individual y colectiva sobre su contexto sociopolítico

*Escritor/ analista. Miembro activo de La Asociación de Escritores de Venezuela. Capítulo Carabobo.

emvesua@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3115 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a56325.htmlCd0NV CAC = Y co = US