Jesús Faria "Mi Línea No Cambia Es Hasta La Muerte"

Ese es el titulo del libro que publicado varios años después de la
siembra (24 de Enero de 1.995) de este gigante de la lucha
revolucionaria por la liberación de los pueblos, como lo fue sin lugar
a la más mínima duda nuestro camarada de siempre Jesús Faria.

Nacido entre los cardones y las tunas del calido y acogedor estado
Falcón, creció como niño campesino, pobre y sin estudios, para
comenzar sus luchas políticas como obrero petrolero a la tierna edad
de 13 años. Analfabeta en 1.936, se convierte en menos de una década
en un destacado dirigente obrero petrolero comunista.
Conocimos a Jesús a la edad de once años por allá en 1.958, en
reuniones que tuvieron lugar en la "casa de Sabaneta", el hogar de mis
padres los camaradas Natasha y Rafael Urdaneta. Después del
derrocamiento de la dictadura de Pérez Jiménez. Nunca le oí una
palabra fuera de tono, nunca una grosería salía de su boca y a sus
disertaciones le acompañaban siempre una amable sonrisa. Jesús era un
hombre de una extraordinaria calidad humana.

En un almuerzo informal en mi casa nos habló a los "muchachos" de
Bolívar y nos invitó a estudiarlo y conocerlo a fondo. Es triste
recordar que Pompeyo Márquez, secundando el pensamiento de Jesús, nos
propuso convertir a la Juventud Comunista De Venezuela en un
movimiento bolivariano "Bolívar (nos dijo) es todo lo que la Juventud
Comunista necesita para acelerar la toma del poder de las clase
proletarias". Hoy cincuenta años mas tarde una dejo su nombre escrito
en las paginas de oro de la historia de Venezuela junto al de Bolívar,
al de Sucre, al de Urdaneta, al de Zamora y el otro aun ladra como un
perro viejo al paso de la caravana de la revolución bolivariana,
balbuceando estupideces para agradar al amo yanqui a sus lacayos
criollos.

De este libro quiero destacar algunos fragmentos del discurso por
Jesús, como Secretario General Del Partido Comunista de Venezuela con
motivo del Bicentenario del Libertador Simón Bolívar (1.983)
: "… para comprender a Bolívar en toda su grandeza –su obra colosal-
debemos colocarnos imaginariamente en los tormentosos años que van
desde 1810 a 1830, cargados de altibajos, avanzando en zig-zag,
retrocediendo entregando repúblicas enteras después de haberlas
liberado, moviéndose entre indios y esclavos embrutecidos por la
secular miseria y opresión, razas humanas que habían sido envenenadas
por obispo y gobernantes en un odio reciproco, de modo que cuando los
negros se alzaban los indios eran utilizados para someterlos. Y al
contrario, cuando eran los indios quienes protestaban, las autoridades
y los clérigos usaban a los negros esclavos para combatir a sus
"enemigos", los indios".
En el capitulo XVI escribe Jesús: "Ahora Bolívar prepara el congreso
Anfictiónico de Panamá sin la presencia de los Estados Unidos.

El Libertador tiene sus planes, pero sus lugartenientes también
tienen los suyos.
Bolívar tiene todos los poderes militares y civiles, pero se va
despojando de ellos uno por uno.
Preocupan al Libertador otros asuntos: dice a su Secretario- en el norte tenemos a los Estados Unidos,
nuestro poderoso vecino, cuya amistad con nosotros se basa en la pura
aritmética <>. Estados
Unidos ocuparon La Florida. Santander me escribe que apuntan a Cuba y
Puerto Rico, si los mexicanos se dejan se tragan a Texas y tal vez a
México entero, los españoles no son ya un peligro para nosotros; el
peligro principal son los anglosajones, que son poderosos, implacables
e insaciables>>"

….."Los comunistas, hombres y mujeres de probada abnegación en nuestra
lucha permanente también nos guiaremos siempre por la estela luminosa
de nuestro héroe nacional, por su moral cristalina, por su firmeza
ejemplar, por su valor personal en el combate.

Si podemos cumplir en el futuro con esta obligación patriótica
estamos seguros de que nuestra victoria brillará tarde o temprano como
brilló la estrella de Bolívar.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 5113 veces.



Rafael S Urdaneta D.


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: