Socialismo o totalitarismo

Donde hay totalitarismo no hay socialismo, porque socialismo y despotismo son antagónicos. Entre las deudas que el socialismo tiene que reparar está esa desviación universal que ha sido el stalinismo. Duro o ligero, pero stalinismo, regido por el principio perverso del Mal y el Bien absolutos, que justifican, como la Iglesia en su época de gloria, quemar gente viva y en público en nombre del amor.

Es el mismo principio: “Sé mejor que tú lo que te conviene y si te niegas te quemo vivo o te mando a un campo de concentración”. Eso no es socialismo. Eso es totalitarismo. Y es también la vieja tendencia humana, demasiado humana, al fariseísmo. “Cumple las reglas pequeñas para poder violar las grandes”, dice un personaje de la novela 1984 de George Orwell, una alta militante del Partido. Tal cual sucedía cuando mandaba el camarada Stalin, como Lavrenti Beria, el jefe de su policía terrorista, que veía en la calle a una mujer que le gustaba y ordenaba que se la llevaran a la cama en la noche. Pero figuraba como un comunista ejemplar porque cumplía las reglas chiquitas. Porque el Bien y el Mal absolutos llevan al poder absoluto que, como decía John Acton, corrompe absolutamente.

Lo peor es que los sectarios que echan a perder las revoluciones son los primeros que saltan la talanquera cuando la revolución no se les da. Echa un vistazo en la oposición y encontrarás coleada en la derecha gente tan fanática en el anticomunismo como lo fueron cuando eran comunistas. Te ponías una camisa bonita y te acusaban de ser por lo menos agente de la CIA si no algo peor, si es que hay algo peor. Ahora hablan de totalitarismo porque juzgan por su condición, pues si ellos hubieran tomado el poder habrían instaurado un Estado totalitario. Muchos saltaron la talanquera precisamente porque Chávez no los llamó para que gobernaran del modo más despótico.

Los venezolanos de este tiempo tenemos el don de gentes para la primera oportunidad histórica de rescatar el socialismo de ese estigma stalinista. Hay sectarios, hay brutos, hay de todo en la revolución, pero hasta ahora ha prevalecido la inteligencia. Solo los mediocres de la derecha no se dan cuenta, como siempre, de que solo su cretinismo burgués o advenedizo les impide pasar a la historia.

roberto@analitica.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6700 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a53016.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO