La Revolución Bolivariana está en peligro

La pregunta siempre será pertinente mientras exista el imperio y oligarquías que vean y sientan amenazados sus intereses, es decir no es nada novedoso que en una revolución de contenido socialista que trata de romper con un pasado de dependencia y compra venta existan peligros latentes, más aún cuando están convencidos de la escasa posibilidad de que sus lacayos alcancen algún triunfo electoral; no les queda otra opción que tratar de empañar de mil maneras la labor del gobierno y la de horadar la base popular de sustento revolucionario, ideas originales que los llevan a partir de esas probables debilidades al desarrollo de una política desestabilizadora a mediano y largo plazo, en ello, están trabajando día a día, no descansarán, no desmayarán, hay mucho dinero de por medio y este a veces hace milagros cuando los objetivos se deben cumplir.

En nuestro caso en particular creemos firmemente que el peligro será mayor o menor en la medida que la fuerza revolucionaria demuestre fortaleza o debilidad, por supuesto que la fortaleza que es lo que blindará el avance respectivo depende de los aciertos en abundancia que la fuerza revolucionaria despliegue de manera determinante, por ello, la movilización debe ser permanente y con un amplio y profundo análisis de la realidad como se vaya presentando. No hay tiempo para equivocarse ni espacio para ceder, la lucha debe ser continua y permanente, identificado el enemigo histórico y el circunstancial no puede ni debe haber excusa a la hora de asir por donde se debe el arma ejemplar de la razón lo que no depende de nosotros, que a la usanza de los métodos provistos por el enemigo en cuestión, se recurra en un momento determinado a la defensa a ultranza del proceso revolucionario.

Desde el punto de vista de la oposición en cuyo seno se impone con cierta claridad la línea dura el momento estelar parece no ser el 02 de diciembre y sus resultados, esto poco les importa o les importará porque entendemos que la estrategia está por encima de esto, lo que supone todo un proceso de declaración de ilegitimidad y en consecuencia un vacío constitucional al no reconocer la reforma e insistir en la no vigencia de la constitución del 99, esto es parte del plan, así, entonces tenemos que empoderarnos de un espíritu de lucha más allá de la fecha del referéndum y hasta donde sea necesario.

La revolución bolivariana y socialista refrendada el próximo 02 de diciembre con la profundidad y alcances contenidos en la reforma será si se quiere una afrenta a la oligarquía y un mensaje indetenible del hacia donde se va, lo que significa que la exacerbación de los factores oposicionistas darán celeridad al plan en ciernes que como todos sabemos no cuenta con respaldo popular más allá de ciertos sectores de la clase media, no obstante dada la importancia de los cambios y transformaciones que en la geopolítica nacional ocurrirán y además en la trasferencia de poder para el pueblo organizado a través de comunas, circunstancias de primer orden para que la oligarquía y factores externos imperialistas se traten de jugar el todo por el todo en una especie de jugada a lo Rosalinda, o todo o nada.

Efectivamente la revolución bolivariana bajo el acecho permanente de factores externos e internos tendrá que pasar por múltiples pruebas de fuego cuyo desenlace particular y general tendrá mucho que ver con el desarrollo de políticas positivas en la solución de problemas puntuales en el aspecto de la gobernabilidad que incluye la seguridad interior y la inteligencia popular, pero más allá de ello, la unidad de los factores revolucionarios y la respuesta inmediata a los ataques mediáticos bajo la concepción de una política comunicacional efectiva y oportuna.

Es urgente abordar como parte de la seguridad de Estado el problema de la inseguridad y el desabastecimiento de productos en general, no solo los de la dieta básica sino de todos aquellos que toquen la susceptibilidad alimentaria de la población y otros rubros utilizados de manera frecuente. Creemos que el desabastecimiento en esta oportunidad no tiene nada que ver con deseos de ganancias fortuitas por medio de los incrementos de precios, por el contrario obedece a razones desestabilizadoras causadas de manera lenta y que en un momento determinado procurarán a través de la unión de otros factores de la guerra sucia, tratar de asestar el golpe final como parte de aquello del proceso sin retorno. La fecha no es el 02 de diciembre, va mucho más allá y en ello, tenemos que tener la misión y visión del como ir respondiendo cada una o cada uno de los elementos que vayan sacando a relucir, aunque sean de apariencia tonta e irrelevante.

En fin de cuentas, la revolución tiene argumentos suficientes para defenderse de todos los ataques malsanos, pero lo más importante es la unificación de fuerzas y el combate diario por darle a los ciudadanos y ciudadanas una mayor garantía de un futuro mejor y repleto de felicidad impostergable. El juego no ha terminado y con esta gente no existen reglas confiables, por lo tanto el arbitro que debemos ser todos y todas debe mantenerse alerta para que no salgan antes de lo debido a hacer el pisicorre y tomar la pelota en sus manos, al menos que el juego no esté en la lista de apuestas ilícitas.

rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2262 veces.



Rafael Febles Fajardo

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a45128.htmlCd0NV CAC = Y co = US