La Esfera Social

Durante los años que lleva a pasos sentados este proceso revolucionario bolivariano se ha buscado las formas de resolver en el país los principales problemas sociales. En el curso de la profundización de la liberación nacional e inicio de echar andar la construcción del socialismo en nuestro pueblo, pues con precisión se deben de tomar en cuenta los ánimos conceptuales de cómo se define en el discurso, la acción, el desenvolvimiento y respuesta a lo que realmente determina el carácter del socialismo, rindiéndole fundamento al avance que le podamos aproximar a la eliminación de los antagonismos clasistas, en el llegar a liquidar la oposición entre la ciudad y el campo, entre el trabajo físico e intelectual, resolver gradualmente y con justicia la completa diferencia social que existe en la sociedad. Son tareas arduas que comprometen al sistema socialista, lograr el mejoramiento del bienestar popular. Sin embargo, la vida exige que, basándose en lo logrado, se alcancen nuevas metas históricas, y que se resuelvan problemas más complejos.

En el planteamiento de la formulación de un amplio programa social, donde se definan las principales orientaciones de la política social, que abarca todos los aspectos, todo el ámbito de la vida del hombre. Donde definitivamente tiene que llegar el consentimiento reivindicativo de todas las fuerzas revolucionarias comprometidas con la construcción del socialismo, sea el PSUV si logra superar su composición de clase y ponerse al filo que lo exige la edificación de la sociedad socialista de tal manera que el impulso y apoyo que consagra permita reunir esas condiciones.

Es cuando la necesidad de la aceleración del desarrollo social presupone la renovación de la economía, de la vida política, social y espiritual; teniendo a cuestas la ofensiva provocadora y desestabilizadora de la derecha reaccionaria y de las expresiones del fascismo en sus distintas facetas, quienes pretenden tratar de acabar con proceso que se construye día a día, utilizando actualmente al movimiento estudiantil representante de la propiedad privada y lacayo que responde a los intereses nefastos de la burguesía criolla y el imperialismo, sobre estas dinámicas la lucha por el socialismo resiste y avanza hacia las transformaciones colocando al tanto el debate nacional de la Reforma Constitucional en pro de maximizar en los distintos escenarios políticos, sociales y jurídicos, el sustento legal cual encarrile y perfile el transito del proceso revolucionario hacia el socialismo.

En este sentido la categoría de “lo social”, significa en sentido estricto una determinación cualitativa que caracteriza la interacción de distintas comunidades de personas. Las leyes del desarrollo de la esfera social tienen su expresión directa en los procesos y fenómenos, en los que las comunidades sociales actúan como sujetos diferenciados de la acción histórica. Como es sabido, K. Marx consideraba el proceso social a la par con el político y el espiritual, subrayaba que estaban determinados por el modo de producción. “El modo de producción de la vida material – señalaba K. Marx- condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual en general. Los procesos sociales propiamente dichos, a las relaciones sociales, a la solución de los problemas sociales, fueron ampliamente esclarecidos en las obras de V.I. Lenin considerando a los intereses socioeconómicos como un factor objetivo que determinan las raíces más profundas de la política exterior e interna del Estado.

Obteniendo muy bien claro que el resultado del socialismo es uno solo, se define en la liquidación de los antagonismos de clase y nacionales, la oposición de los intereses irreconciliables y que se excluyen mutuamente, asegurando la unidad de los intereses esenciales de todas las clases y grupos sociales que integran la sociedad. Al mismo tiempo, en la sociedad socialista siguen existiendo diferencias sociales, es decir diferencias sociales, es decir diferencias en cuanto al contenido, las formas y condiciones de la actividad vital de los grupos sociales y a su bienestar material, lo cual determina posibilidades distintas para el desarrollo y la satisfacción de las necesidades.

Dejando también claro que para los marxistas-leninistas, la igualdad social presupone NO la nivelación de las necesidades individuales, los intereses, los gustos y costumbres de las personas, sino la creación de las condiciones para asegurar el pleno bienestar y el libre y total desarrollo de todos los miembros de la sociedad.

¡No nos cansaremos de luchar contra el enemigo de clase y lograr conquistar la Patria socialista!

¡Patria Grande y Socialismo!

¡VENCEREMOS!

kulebrin_jcv@hotmail.co



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11189 veces.



Sergio Gil

Licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales.

 sergioconbolivar@gmail.com

Visite el perfil de Sergio Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: