La Fuerza Transformadora de la Ideología Socialista

La ideología marxista-leninista encarna los anhelos de la clase obrera, su interpretación de los procesos que se operan en el mundo y su disposición y decisión de llevar a la práctica los ideales socialistas. Los Partidos Comunistas siempre se han dado a la tarea de estudiar el aspecto teórico de las ideas y criterios de la clase obrera o de la clase trabajadora, adecuándolas a las necesidades objetivas del desarrollo social. “Toda ideología es históricamente condicional -escribió V.I.Lenin-, pero es incondicionalmente que a toda ideología científica (a diferencia, por ejemplo, de la religiosa) corresponde una verdad objetiva, una naturaleza absoluta”.

La ideología socialista, la suscrita por el profundo trabajo teórico acabado por Carlos Marx y Federico Engels, sostienen que esta expresa los intereses de clase de los trabajadores, se basa en las regularidades objetivas del desarrollo de la sociedad. Sin embargo, esto no significa que es un fenómeno estático. “Toda ideología, una vez que surge –planteo Federico Engels-, se desarrolla en conexión con el material de ideas dado, desarrollando y transformándolo a su vez”. La ideología socialista, la actividad de los partidos marxistas-leninistas se caracterizan por su constante desarrollo, enriquecimiento y optimación.

Por ejemplo, inmediatamente después del triunfo de la Gran Revolución Socialista de Octubre de 1917, desarrollo un amplio trabajo ideológico, priorizando las cuestiones relativas a la difusión de los conocimientos políticos, a la formación de convicciones revolucionarias y a la participación activa en la edificación de la nueva sociedad. Desde el primer quinquenio, la actividad ideológica se centraba cada vez más en la educación laboral y en la formación de la cultura económica, lo cual requirió hacer un análisis científico de los problemas del trabajo en su tránsito al socialismo y organizar la divulgación de la actitud ejemplar hacia la producción. Precisamente en aquel periodo histórico, la educación de una nueva actitud hacia el trabajo y la emulación socialista adquirieron un significado especial. Tomando en cuenta que fueron aquellos años de la Gran Guerra Patria (titulo justificado por la asignación del camarada Stalin) creció enormemente otorgándole el significado de la tarea de fraguar el espíritu patriótico e internacional de los soviéticos, el cual se convirtió en una poderosa arma en la lucha contra la Alemania fascista.

(A 90 años que se cumplen de aquella grandiosa experiencia mundial realizada por la URSS, hazaña de la revolución bolchevique, guiada por Lenin, cual encendió la brecha inspiradora del pueblo soviético ganados en la comprensión de la conciencia social por destruir a el imperialismo que oprime a nuestros pueblos y consolidar la sociedad socialista y por el comunismo, consigue hoy servirnos de lección para la lucha que libran los procesos revolucionarios del mundo, puntualmente al proceso revolucionario bolivariano que trata de dar pasos hacia el camino del socialismo, pasa por considerar en el momento actual, la interpretación teórica del concepto del desarrollo socioeconómico, cual inevitablemente abre las condiciones que generen el desarrollo de las contradicciones de clase desde cada uno de los espacios y frentes de lucha entre el proletariado y los representantes del imperialismo y de la superación de la contradicción fundamental capital-trabajo, repercute sustancialmente en el papel del Estado, sus actores y su estructura; pero esencialmente trasciende en la movilización y acción que desenvuelvan las fuerzas revolucionarias consecuentes y más conscientes junto al pueblo en el seno del mismo, incidiendo ideológicamente a donde apunta las correlaciones de fuerzas en sus esfuerzos por lograr conquistar el poder en todas las esferas política, social, económica, cultural se inscribe.

Existiendo la necesidad de no perder esa justa visión de poder, combatiendo a diario, enfrentando al enemigo de clase en los escenarios cuales se presente, en las batallas de ideas, en la lucha contra las costumbres y estereotipos caducos de la mentalidad capitalista, la burocracia, el parasitismo educacional, administrativo, financiero, entendiendo que tenemos que avanzar hacia nuevas formas de relaciones sociales sin vicios detractores de la conciencia humana, cambiando las relaciones de producción capitalistas y las formas de propiedad privada de los medios de producción por relaciones, formas y contenidos de carácter profundamente socialista, evolucionando sobre el control del Estado y la producción nacional de nuestros principales recursos energéticos, los campos agrícolas, la agro-industria, la producción tecno-científica, la educación y la tecnología, comprendiendo que la clase obrera, los trabajadores no son pequeños espacios parcelados con diferentes enfoques de poder, sino que son uno solo cuales corresponden a la misma clase proletaria, teniendo que ser un solo musculo fuerte, coherente y unido trabajando sobre líneas programáticas en perspectivas de obtener el poder de la mano con la juventud combativa hija de sus luchas en la escuela, la universidad, la fabrica, la empresa).

Por otro lado, si en la labor ideológica no se toman en cuenta los procesos socioeconómicos reales, el trabajo del mismo no cumplirá con su fin, cayendo en un divorcio entre lo que se dice y lo que no se hace, incompatibles con el espíritu revolucionario comunista, actitud esta fustigada duramente por Lenin. Bajo esta premisa se enfocan los aspectos y orientaciones de lo que debe emprenderse en la labor ideológica y educativa, la cual en rigor, es una materialización practica de la fuerza transformadora de la ideología socialista.

Permitiéndonos a los revolucionarios comunistas, reafirmar las bases inmutables de la fidelidad al marxismo-leninismo y por otra tener en cuenta las exigencias que genera la etapa de este proceso de liberación nacional popular y democrática en búsqueda de alcanzar el socialismo.

¡Patria Grande y Socialismo! Venceremos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6152 veces.



Sergio Gil

Licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales.

 sergioconbolivar@gmail.com

Visite el perfil de Sergio Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: