La Tecla Fértil

Latinoamérica, hacía un enfoque ideológico generacional

América Latina, debe hacer un gran viraje político para lograr cambios de opinión que ayuden en el plano diplomático y económico un solo pensamiento para desarrollar una historia, sobre el bloque espiritual y financiero desconocido por los ciudadanos de la Región, que buscan con urgencia una salida equilibrada a los gastos de sus propios núcleos familiares. Los escándalos ideológicos que se achican en cada República deben silenciarse, porque, no han traído algún beneficio en lo particular al Continente Sureño.

Los políticos de las nuevas generaciones han traído contratiempos a los gobiernos federales y, a presidentes que opinan de una u otra forma. Sin duda, se debe tomar distancia con esta nueva forma de pensar.

Hay políticos desinteresados, otros han logrado acumular riquezas con fondos del Estado, y le han negado vía parlamentaria la oportunidad de alargar su período de ejercicio rector de una nación. En el presente hay muchas combinaciones que necesariamente deben realizarse, por quienes deciden abrirse camino en la vida pública, pero, un verdadero dirigente profesional que viene de las bases partidistas, es capaz de avizorar el futuro y apartarse de una ruta malgastada, como errónea.

Se necesita esfuerzo para ejecutar los compromisos, tanto políticos como financieros en América del Sur. El asunto es enfocarse hacía una paz definitoria o de largo alcance para lograr que las industrias y empresas micro abran sus puertas al mercado internacional, y el asunto es integrarnos a una vida social para equilibrar los ajustes de salarios que son bajos en América Latina.

El concepto de libertad, debe garantizarse con un mínimo de doce años, y que los presidentes crean conveniente la alternabilidad democrática, entre los principales partidos que conviven en provincias que conforman un solo Estado. En la administración del Estado, debe haber paridad y, darle oportunidad al nuevo pensamiento para que perdure en el tiempo. Los latinos, poco entienden de lo que es el Estado y hacen todo a propósito, lo que acarrea males a la nación, podemos decir que se arma una barahúnda sin nombre, todo es parte de la historia vivencial del Continente Sur.

Hay muchas leyendas, una obra fragmentada de lucha por el poder y la gran traición al país en forjar un Estado de Derecho para lograr el poder, constituyéndose en confrontaciones para lograr controlar el poder, que se traduce en  travesuras comerciales. Es un intríngulis de la política y chismes locales. En el caso venezolano, hubo errores en el pasado reciente y, los héroes al capitular se fueron a vivir en España.

De modo que los legados son un pasado, y es el campo diplomático quién cumple la faena, y terminar hablando lo que conocemos, hemos estado colonizados durante mucho tiempo, donde las referencias se conocen, porque las divulgaciones se encuentran incompletas.

Cuesta mucho transformar la sociedad guyanesa y colombiana. Como lo desean la mayoría de ambos países, en el fondo es escoger los procedimientos que se están empleando para escoger la paz. Las reglas se encuentran dadas, y la paz requiere un diálogo público, es necesario utilizar medidas audaces para mantener- al menos- el orden público, y duele reconocerlo, cada grupo lativo que se orienta al socialismo esta en manos de la guerra, y ambicionando la paz.

El gran problema para empujar el crecimiento de Venezuela hacia una vía de desarrollo cierta es eliminar la corrupción desde las prefecturas civiles hasta las empresas del Estado de mayor empuje, para entregar una partida de nacimiento te cobran hasta 50 bolívares de colaboración.

Siempre en los países latinos ha existido la baraja de los nombres, todavía no hemos pensado en una oposición como alternativa de poder, lo aprendimos de los españoles, todos se lanzan la pelota para ser elegido. ¿Quién se atreve a votar por un opositor, cuando ellos fueron los culpables de jóvenes muertos en las guarimbas, , y llevaron a Oscar Pérez a un final suicida?

Basta, tener los recuerdos vivos. Somos parte de la política en una región. Somos cómplices de la confianza en una realidad, que facilitaba una conversación entre desconocidos. Con las elecciones presidenciales de 2024, nos encontramos cerrando un ciclo de la vida venezolana y, tras doscientos años de existencia latina, ya estamos, dispuestos a contar y responder sobre el ayer, hoy y mañana.

Tenemos a una sociedad en construcción histórica con excedentes económicos en oro, plata, piedras preciosas, agua potable dulce y, materias primas diversas producidas por los pueblos originarios suramericanos, pero, hay una campaña hegemónica para apoderarse flujo de riquezas en el Cono Sur. Lo que indica tener un doble proceso ante un mercado competitivo. Venezuela, ya no puede contar con Rusia como antes, debido a sus negociaciones con EE. UU, y aquí entra a colación unas reflexiones de Carlos Marx.

Nadie escuchó a Juan Carlos Mariátegui en su propuesta de la integración latina, desde el Siglo XV se viene consolidando la Región en bloques financieros bajo un proceso civilatorio que, logre aupar una vinculación económica, política, cultural y militar con la nueva fuerza expansionista  y de espionaje que, es representada por Estados Unidos de Norteamérica, el cual busca definir un perfil de acercamiento con Latinoamérica, donde todos buscan distanciarse de María Corina Machado, Brito y Ratti para lograr nuevos acuerdos a su favor, los dos últimos serian utilizados como payasos junto a Javier Bertucci y  Benjamín Rausseo para dividir el centralismo de derecha y que el actual presidente, Nicolás Maduro Moros, gane con un aproximado de once millones de votos que, el presidente y comandante Chávez no lograr sumar en un proceso electoral, a pesar de su popularidad.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 710 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: