Carta a Gustavo Petro

Barranquilla, Colombia. Enero 20 de 2023.

 

Doctor:

Gustavo Francisco Petro Urrego.

Presidente de Colombia.

Palacio de Nariño.

Santa Fé de Bogotá.

 

Respetado presidente.

 

Analizando su entrevista en el foro Económico mundial en respuesta a pregunta formulada por moderadora en donde pregunta que propuesta tiene para Colombia y para la comunidad política mundial y en donde le cede la palabra.

Cuando usted responde que lo dejen hablar de política en general y hacerle una pregunta o dos quizás.

Una: se puede ser discursivamente optimista si cuando se mira las estadísticas de acumulación de CO2 en la atmósfera encuentras que cada vez estamos   peor, podemos hacer políticas y discursos políticamente correctos cuando sabemos que con esas estadísticas es que vamos al punto de no retorno y el punto de no retorno significa la extinción de la vida. Mientras nos reunimos va pasando eso. Lo que a veces hay optimismos falsos que generan inercias en inacción en una falta de voluntad política. No queremos acometer las tareas que toca porque si como sabemos hoy las cosas están empeorando no está bien. Nos estamos equivocando, la sociedad, la política, la economía el saber.

Y el capitalismo que es la segunda pregunta que el motor de ese capitalismo es la ganancia ampliada, de manera y ahí su marca en la historia desregularizada sin marca, sin límites, a ese que tenemos que ha provocado una anarquía que está ligada dentro de la ganancia a la productividad, es decir, hacer más en menos tiempo y la productividad a la energía la ganancia es el carbón, petróleo ,gas  dentro su sensacionalismo mediatice en forma irresponsable afirma que ampliar la ganancia ,olvida que la energía nuclear, altamente contaminante y peligrosa cuyos desechos exportan a terceros países y cuando no los arrojan al mar.

Lo más grave de ello en su vacío y amarrado discurso es que hace referencia a un “cambio químico de la atmósfera”. Hace referencia a un capitalismo descarbonizado que podría superar la “crisis climática” en la cual el capitalismo tendría que llevar a cero las emisiones de CO2   Cero petróleos y cero carbones lo dice la “ciencia” que la economía ligada al petróleo, carbón y gas tiene que desvalorizarse. Habla de sus energías neoliberales (energías limpias: sistemas frágiles, contingentes con sistemas sujetos a la dependencia energética y pérdida de soberanía para sistemas altamente productivos y que a la postre terminarán convirtiendo al agua que es un recurso vital en una costosa mercancía ya que nadie irá a las surtidoras a comprar el hidrógeno, sino que colocará el dispositivo a su vehículo y lo tomará del grifo de su vivienda).

Retomando su discurso desde el punto de vista científico es un fiasco debido a que el gas carbónico jamás ha cambiado la química de la atmósfera, pues la atmósfera es una mezcla de gases, no es una combinación y menos una reacción. Si la atmósfera fuera una reacción química como usted afirma, ella tendría fórmula química condensada (N5 O2), sin embargo, los análisis nos han revelado que no es así ya que los elementos constituyentes se van evaporando de acuerdo a su densidad y a su grado de solubilidad. Lo que nos indica mal asesoramiento y total desconocimiento del tema de su parte señor presidente. Lo manifiesto porque esto es algo tan elemental, es ciencias básicas y tanto el petróleo como el gas natural son combustibles biológicos, naturales. los únicos combustibles fósiles son aquellos que se encuentran petrificados. cómo se atreve a manifestar públicamente que el porcentaje de gas carbónico ha aumentado, si por principio sabemos que en la atmósfera no se puede hablar de excesos de gas carbónico ya que el que no logra absorber las plantas sobre todo las gramíneas), son disueltos por los océanos formando el carbonato de calcio el cual contribuye también a formar vida algas(actinia), políperos, arrecife).

Usted se dedicó a defender los intereses de Washington al referirse a sus energías neoliberales(limpias), las cuales nos vaticinan sistemas frágiles y contingentes que nos llevarán a la pérdida de autonomía y soberanía energética.

Tampoco hizo referencia a la depredación, han derribado montañas como el Yanacocha, han depredado nevados con maquinaria como el caso de uno de los picos del Kilimanjaro que a claras se nota que fue hecho con retroexcavadora y no por el “cambio climático”.

En ningún momento usted le pregunta a Washington que está preocupado por implementar las energías limpias, el porqué saquen recursos como el petróleo en Siria, porque recurren a la piratería para asaltar buques petroleros y robárselos en alta mar.

Espero que su prepotencia, soberbia y arrogancia le permita escuchar y analizar detenidamente qué clase de discurso va a pronunciar, porque desde mi punto de vista no sólo está mal capacitado en el tema, está desinformado y mal asesorado por sus” doctores y magísteres” . A usted se le han enviado propuestas y proyectos alternativos ¿qué le sucede que está cegado?. Sin embargo me tomé el trabajo de resumirle sobre el tema para darle luces y se estará publicando el próximo mes de febrero con el título de “los devaluados petroclimagate una bonanza para Washington”.

Nadie le ha sugerido que la protección del medio ambiente es un asunto de ética, de dignidad y de soberanía nacional. Hay que abolir todas esas cumbres basuras sobre el medio ambiente, ya que están al servicio y a los intereses de Norteamérica. Lo grave es que se difunda la mentira y el engaño a nivel académico.

Cordialmente.

 

*Damnificado del Neoliberalismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 773 veces.



José de Jesús Tejada Maury

Investigador científico y escritor

 jotema044@gmail.com

Visite el perfil de José de Jesús Tejada Maury para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Pachamama