Con tanta impresión me trago la risa

Siete meses después de la operación rusa en Ucrania, país integrante de un granero mundial penetrado por compañías explotadoras en especial estadounidenses, las opiniones de connotados personajes de la historia política en Venezuela, gente de izquierda con aspiraciones sobresalientes antes de Chávez, lucen cual conducta amoscada y cada vez peor intoxicada, impregnados de rabioso y nada transparente antichavismo. El cristal con el cual miran con desdén al ámbito oficial, es porque supuestamente no se cumplen avances del socialismo siglo XXI, protestas en las que coinciden con anhelos de estadounidenses como el casi centenario Henry Kissinger que en su chochera ataca a Venezuela y a Nicolás Maduro.

Ciudadanos meritorios que en un momento dado ocuparon la primera plana de nuestros diarios, en protestas contra la democracia representativa que nos estremecía de absolutismo pueril en sus efectos a largo plazo, actuando desde el poder a sangre y fuego, masacres a izquierdistas militantes, o a presuntos campesinos colaboradores con la guerrilla, adelantándose desde quinquenios de AD y COPEI a las barbaridades de Pinochet y Videla, dictadores sureños, ejecutando similar a Colombia asesinatos selectivos, grupales y sicariatos a diestra y siniestra, hoy no protestan pero tampoco enjundian a Maduro y Petro, porque reabren relaciones.

Para el 24 de septiembre 2022, las investigaciones sobre barcos con carga destinada a países de escasos recursos, o como presunta ayuda humanitaria, terminaron en un 98 % en manos de piratas que las revendieron a empresas estadounidenses en plena alta mar, corrupción que abarca civiles y militares gringos y de otros países occidentales, tiñendo en criminal explotación sus vidas en las que hay allegados a presidentes y altas figuras de EE UU, mafiosos uniformados y del alto mando, filmados recibiendo dinero en efectivo, prebendas en regalía y en compañía de prostitutas.

Quién les va a creer ahora y seguir sus directrices en los U S A, o entre sus admiradores mundiales que son cada vez menos, más decepcionados por las politiquerías y los desaires a migrantes, cuando se demuestra que esa pobre rica nación aumenta aceleradamente en su territorio el consumo de drogas per cápita, muertes por sobredosis, tiroteos en institutos educativos o donde sea, en alarmante descomposición social. Uno se traga de la risa al verlos fallar, pero en juicioso raciocinio analiza que con sobrada razón los vaticinios de la izquierda mundial, son estampas en ese bluff de supuestos demócratas representativos perfectos promocionados por occidente.

Periodistas que hoy reseñan los acontecimientos del conflicto bélico Rusia-Ucrania en el que el organizado país ruso hace siete meses dejó de tenerles paciencia a sus detractores vecinos, comunicadores que desdibujan la realidad mientras ocultan las destemplanzas asesinas de Volodomír Zelensky y sus ladrones, sin tener en cuenta que el fin del conflicto será una nación en ruinas, armada por los perros de la guerra vendedores de armas, nuevamente los pronazis en desbandada parecida en la historia a la falsedad del cine y la prensa en 1945, encumbrando a los estadounidenses y ocultando el sacrificio del pueblo ruso en muertes civiles, pero los primeros en llegar al Berlín de Adolfo Hitler. Con relatos grabados in situ, a los rusos no les van a birlar el heroísmo y organización humanitaria de los hijos de la nación euro asiática, como EE UU los minimizó en 1945.

El capitalismo salvaje paga su desafuero y es el responsable de acabar con países pequeños que en su imposibilidad de huir de los misiles y nuevas armas probadas en el exterior de su territorio, EE UU revienta. En el próximo artículo de opinión ácida, les traeré la razón por la cual me guardo la sonrisa sin quitar la sentencia que hago de tragarme de la risa sobre el capitalismo salvaje, con una petición a los opositores de la revolución bolivariana no perder la unión y dar gracias por soportar a quienes nos atacan en socialismo, venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 553 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: