Nuestro fracasado intento de económicamente. Hacer una revolución socialista de Siglo XXI

Iniciar la entrega. La oferta en la bolsa de valores. De paquetes accionarios ...

Comunes?!

Preferidas?!

De ¡¿Nuestras cacareadas Empresas Públicas?! Al sector privado.

No es como nos venden. Una actitud de astuta estrategia financiera. En el afán de acopiar recursos.

Lo que subyace ...

¡Es el fracaso!

¡La irresponsabilidad!

¡El dolo!

¡Lo criminal del viva la pepismo!

¡La supina incapacidad gerencial de conducir empresas del Estado. Lease empresas de todos los treinta millones de venezolanos que en calidad de accionistas comunes lo somos; pero ...

¡No tenenos genuinos representantes en los directorios!

Somos accionistas sin autoridad de asomarnos al negocio; y poder evaluar la robustez de los Controles Internos?!

Impedidos de interna y operacionalmente auditar y evaluar gestiones de desempeños. Etc?!

Supina incapacidad del tren gerencial designado por la supra autoridad, o la autoridad del partido. De hacer de esas empresas públicas. Empresas rentables por encima de sus puntos de equilibrio.

Lo frustrante.

Lo doloroso.

Lo repetimos.

¡Lo subyacente de infame yerro! ...

Es tangible de resultados. No haber podido con talento revolucionario hacer andar. Al proyecto socialista. En nuestra patria Venezuela!

Hace algunos años. Se nos convocó a una reunión (Instalaciones militares de La Carlota) en las oficinas de una de la bandera, emblemática mimada empresas de nuestro Cmdte Chávez. Se trató de la ensambladora empresa de computadores y teléfonos.

Visitamos las líneas de producción, y la idea fue in situ; apertrechar información de campo. Elaborar presupuesto y; concursar auditar externamente. Nos propusimos dentro del pesquizaje y vaucheo de documentos. Ampliar el univero de nuestras pruebas a fin de al margen del dictamen. Presentar una orientadora Carta De Gerencia con excepciones y recomendaciones. No se nos llamó para tal efecto de auditoría y evaluación gerencial; no obstante nuestro módico presupuesto de honorarios.

Hoy un computador y un teléfono inteligente es una necesidad harto costoso de suplir; y en lo anecdótico. Quedará para el recuerdo la simpática calificación por parte de nuestro Cmdte Chávez; del sencillo teléfono: ¡¡El Vergatario!!

¡¿Que sucedió con esa empresa que se la ha tragado el silencio?!

¡¿Dónde está la producción nacional de computadores y teléfonos inteligentes, que apasionada, vehementemente nuestro Cmdte Chávez aupara?!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 749 veces.



Julio César Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía