Héctor Navarro tiene razón. El “arroz con mango” es el de Maduro

Qué dice Héctor Navarro: "En primer lugar la derecha que finge hacer oposición pero comparte las políticas de Maduro sobre el Arco Minero, la destrucción de PDVSA y su privatización en marcha, la entrega del País a consorcios extranjeros, la eliminación de los derechos laborales de los trabajadores y la judicialización de sus protestas, la falta de transparencia en el manejo de los recursos públicos que brinda la llamada Ley Anti Bloqueo a la hora de la asignación de los jugosísimos contratos del Estado y un gran etcétera"… Derrota y victoria: las enseñanzas de Barinas .Por: Héctor Navarro | Miércoles, 12/01/2022 06:35 PM

Navarro lo que hace es describir lo que hace el gobierno en nombre del socialismo, o sea, explicar el "arroz con mango" de Maduro, el "cochipollo" madurista de "socialismo en lo social" y "capitalismo en lo económico", la "burguesía revolucionara" de Castro Soteldo y sus "empresarios revolucionarios", el socialismo "hecho con capitalismo" de Maduro ¿Será difícil entender la contradicción?¿Será que uno es muy bruto… o que acabamos de llegar de Marte y no sabemos cómo pasó todo, cómo fue hecho este desastre y en qué momento?. El gobierno, sin querer queriendo, trabaja en favor de los planes coloniales de la otra derecha, la servil al norte, la pitiyanky.

El capitalismo es uno solo, no hay uno que sea mejor que otro, el chino, el ruso, el gringo; capitalismo siempre será capitalismo. No existe un capitalismo bueno, ni revolucionario, ni burguesía revolucionaria, ni siquiera capitalismo democrático (¿cuándo se ha visto democracia ¡o altruismo! en una empresa capitalista? Los reformistas, los que creen que pueden ablandar el corazón de un tiburón, son los que hablan de capitalistas honestos (un capitalista honesto es aquel que maximiza sus ganancias por encima de todo y de todos), o de capitalismo con responsabilidad social.

Teodoro Petkoff, ministro de planificación de Caldera II y luego aliado de Hans Neumann y más tarde, aliado político de Miquelena, es el modelo típico de reformista neoliberal, el que acuñó la frase "estamos mal pero vamos bien" (estamos mal los pobres pero vamos bien los ricos), como si la vida humana, el hambre y las enfermedades, se pudieran congelar en el tiempo mientras aparece "la mano invisible del mercado" a ajustar las diferencias. Ahora resulta reivindicado, ¡revivido! por los ministros y asesores de Maduro; el comunista arrepentido Jesús Farías es el teórico más emblemático del reformismo madurista.

Sin embargo, nosotros creemos que el "cochipollo" de maduro no llega ni a reformismo. Ese engendro es el pragmatismo irresponsable (de un grupo de flojos y mezquinos) de entregarle el país y su conducción a la empresa privada, al capital privado; que sean ellos los que decidan, mientras les permitan arbitrar los negocios desde Miraflores y además de administrar el Estado "carapacho" en el resto de los poderes públicos.

Es peor que eso, han llegado al punto de verse envuelto –y comprometer al país entero – en un conflicto mundial, debido a los compromisos adquiridos con los chinos y los rusos. Ese compromiso (tácito, para rusos y chinos, y secreto para nosotros) es la respuesta del madurismo al desprecio recibido por EEUU, a pesar de lo oficioso que ha sido Maduro con todos sus presidentes desde la muerte de Chávez; a pesar de toda clase de humillación, de permisividad con las petroleras gringas, lo complacientes que han sido con los pupilos serviles al imperio del norte, con Guaidó, liberando a los conspiradores (o dejándolos escapar), encarcelando líderes obreros y trabajadores petroleros molestos, a pesar de facilitarles las cosas, de prepararles el terreno para la restauración colonial…, a pesar de eso, lo siguen despreciando (lo que confirma que nadie quiere a los traidores) y por eso pactan con los rusos y los chinos a escondidas, en medio de una "guerra fría" entre verdaderas potencias…, por el control de los mercados, de los recursos energéticos y naturales.

Héctor tiene razón, hay que prepararnos para la lucha, para retomar el poder. El desespero de estos irresponsables nos puede llevar a la disolución definitiva de la patria.

VOLVER A CHÁVEZ Y EL SOCIALISMO ES EL ÚNICO CAMINO PARA COMPLETAR LA PATRIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1333 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: