En el 5to aniversario de su muerte

El caballo de Fidel

De Joven seguí con admiracion a Fidel Castro, defendí su épica guerrillera y su revolución inicial, tanto que me llevó a militar a partir de 1966 en el Partido Comunista de Venezuela y su heróica Juventud Comunista y después en el PRV - FALN de Douglas Bravo.

En los inicios de los años 80 cumpliendo actividades políticas de la Tendencia Revolucionaria de Ali Rodríguez (Fausto) visité su revolución en pleno agite de los Movimientos insurgentes Nicaragüense y Salvadoreño y de paso con turbulencias políticas que después dieron inicios a la Perestroika en la U.R.S.S de Lenin.

Desde ese momento me propuse evitar a toda costa la imposición de su modelo de gestión política, económica y social estatista para mi país; una vez que, allá mismo pude observar, cómo su régimen era negador de las libertades políticas y los derechos humanos de sus ciudadanos.

De allí mi distanciamiento con la cúpula chavista y con Chávez, a partir de cuándo pretendió imponer con su Reforma Constitucional, aquel modelo, del viejo socialismo fracasado en la Unión Sovietica y por supuesto en la propia Cuba.

No me equivoqué de esa rectificación política.

Hoy Venezuela se encuentra en igual o peores condiciones que el régimen Cubano. Bajo el satrapa de Nicolás Maduro, quien en su ceguera comunista, sólo le ha traído a los venezolanos de este siglo XXI miseria y atrazo al país.

Que sería de Cuba sin Fidel. Que sería de Venezuela sin la huella catastrófica de Fidel. Es evidente que seríamos un pueblo donde hoy reinara la democracia, el bienestar y el progreso; y no tuviésemos un Presidente, que muy temprano partió a hacia la Habana para rendirle honores al Caballo Fidel, quien hace 5 años dejó de gobernar a su país, por causa de muerte natural como todo dictador, y como lo desearía Nicolás Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 937 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor