La Tecla Fértil

Psuv, cuando soberanía y ejemplo electoral es una falsedad y una manipulación ética

La antropología Latinoamericana de la modernidad fue expresada en estas elecciones del Psuv. La cultura hibrida viene acogiéndose a las nuevas propuestas políticas donde no se necesita liderazgo para asumir una historia política y darle sentido al aspecto histórico que configura la razón instrumental de la dependencia de los partidos políticos y lo que representa la estructura económica y social de cada región.

Es difícil que el Psuv, logré articular un discurso moderno entre su militancia, porque lo pude palpar en mi municipio, donde personas conocidas de mi urbanización en un tropel aproximado de veinte personas avanzaron sin respetar la cola primaria amparados en la UBH de nuestro Consejo Comunal para entrar a votar en la única máquina electoral autorizada por el Consejo Nacional Electoral, (CNE) para sufragar por los candidatos pre- elegidos en elecciones internas del mismo partido.

Las personas opositoras que asistieron en cumplimiento del deber político nacional en ir a votar en unas elecciones abiertas del partido, comentaron esta actitud de la vieja militancia Psuvista y se retiraron del centro electoral. Esto fue en la Escuela Rafael Urdaneta de La Isabelica. De verdad, al compañero Diosdado le viene quedando grande la administración y estructura del partido junto a sus camaradas de estructura. Lo sucedido y que viene pasando desde tiempo atrás deja mucho que decir del partido por la acción inescrupulosa de unos cuantos ciudadanos que hacen minoría y provocan desordenes en cualquier acto del partido, ya que son conocidos por el ventajismo y las turbulencias que ocasionan en las actividades expresadas por el ala mayor de dicha organización. Cuando, deben ser ejemplos de cordura y simpatía en cada accionar proselitista.

La sociedad venezolana en su conjunto ha roto las leyes y reglas y, muchas veces la actitud del líder es arbitraria, siendo una clara expresión que vamos hacia un totalitarismo fascista que expresa libertad como indeterminación en las causales de homogenización de la soberanía individual, pues, los postulados de la sociedad moderna buscan en el mismo acto público una oportunidad para aniquilarlos.

Nos estamos enfrentando a una subsociedad despótica urbana que es producto del mismo acontecer del Psuv y que el comandante Chávez Frías no corrigió a tiempo y en su momento, porque ya era víctima de sus victimarios que buscaron romper con su ruta histórica, llevándolo a una relación causa- efecto para observar las secuencias de movimientos concadenados por relaciones causales supra partidos.

La conformación de una corporalidad idónea para un sujeto moral que sea un individuo soberano y patriota pleno es pues, principalmente un problema político. Al no tener disciplina en la militancia la máquina democrática de represión que los pervierte progresivamente lo conducen a una conducta desviante y sin conciencia con un estimulador de un draconianismo creciente que revive las tendencias puritanas pasadas que fueron, a la vez, represivas y amplían la criminalización capilar de las conductas desviantes hasta llegar a las viejas pasiones donde se montan los políticos oportunistas y sin ideología para dominar el acto del voto y crear rating que influya en la población común y en lo cual solo interesa identificarse con la gente mediocre y llena de bestialidad para cometer estos atropellos que en una simple elección pude observar y que esta actitud se transforma en procesos electorales subsiguientes en voluntad política y en una conducta pública.

De verdad, la militancia del Psuv esta anclada desde su principio de fundación del partido en un primitivismo emocional porque solo le interesa la cultura de masas para solidificar el voto y con el pragmatismo judicial condicionar los criterios políticos y alinear los poderes a su servicio.

Entonces, la voluntad del individuo se encuentra al servicio de una partidocracia, en este caso, de casta militar que viene en el transcurso de los años al poder civil, porque los ciudadanos prefieren silenciar sus ambiciones porque el temor y miedo lo hacen cobardes ante este colectivo de intrusos políticos.

Sin embargo, todo el sistema político nacional tiende, como el universo aristotélico, hacia una causa final que en este caso no es Dios, sino la plutocracia. Se debe ser realista, el maduro desvió los programas de desarrollo del país y se los entrego a Cuba y a Turquía e Irán. Con los rusos no, vienen trabajando con nosotros de una manera honesta desde el carlosandresismo en telecomunicaciones e información. Ahora, los chinos desbaratan todo ese sistema ya elaborado a su antojo y programa.

Los discursos del presidente Maduro y Diosdado ya reflejan una inercia y le dan poder comercial mediante el dólar a la aristocracia y oligarquía, mientras la burguesía conquista nuevos territorios a la par que la fuerza militar. Todo en un espacio físico que es La República de Venezuela, ya carcomida en su territorio por españoles, ingleses, cubanos, iraníes, turcos, colombianos que desean levantar sus banderas extranjeras junto a la nuestra.

Necesitamos soberanía en nuestro país. Sin interferencia despótica y manipulaciones que engendran odio. El estado delictivo esta carcomiendo las raíces de nuestras organizaciones políticas por un falso liderazgo y un poder que incluye diferentes áreas hasta el sexo., no importa la sociedad, sino de un hombre con poder.

Así sucede con las nacionales, un mercado para ellos solo, los oportunistas. Diosdado colóquese los patines y olvídense de los Consejos Comunales provocadores del amiguismo y las regalías dentro de la estructura gubernamental. Acordémonos del saqueo del Madeirense- La Isabelica, Es simple acertar una verdad. Es el momento de caminar juntos en una sola vía electoral.

Póngase los patines, Señor presidente. Los colectivos y militancia en cola hablaban mal de usted. Ante el desorden y oportunismo de los mismos militantes conocidos, venimos en un autobús y colocados en cola, de repente se fueron hablar con unos de los jefes de la UBH y los pasaron con un miliciano que son títeres, más no castrenses, me quede en la cola y el compañero de atrás fue a investigar, luego fui y me largue a mi residencia porque es un irrespeto a mi persona como profesor universitario de Ciencias Políticas y lo peor, todos eran conocidos de mi urbanización y luego, de haber recorrido varios metros, regresé porque me habían colocado en una patrulla política sin mi permiso y como porteño, votar por Rafael Lacava para que ningún militar asuma la gobernación del Estado.

Presidente Maduro, he pasado la mañana revisando estadísticas del presidente Chávez y la realidad nacional. Póngase los patines junto a Diosdado, perdieron el tiempo ante tantos bandidos, en resumen, mi presidente en una elección sincera y de verdad, usted no saca más de un millón de votos y los mismos lo captaría del estamento militar, más no del civil, los cuadros revolucionarios están por el suelo, son oportunistas y de baja estima.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 811 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: