Y sin distinción ninguna: los delincuentes extranjeros tienen que salir del Perú, o sino...

Embrollos y más embrollos, nada emocionante que atraiga con una pizca de razón que habrá cambios sustantivos que, enaltezcan la vida cotidiana de los peruanos, que un puñado de ellos, como corruptos que han sido, dañaron la convivencia democrática que en ese país hace años que se perdió, y, hasta Vargas Llosa escapó de entrar a tan selecta lista al perder las elecciones con Alberto Fujimori y, desde ese día en adelante de atrapa premio nobel de literatura que, no se sabe, pero se sospecha que el rey de España metió sus manos en eso sin quemárselas como sí le ocurrió a Rómulo Betancourt en Venezuela, por proyanqui anticomunista, que quemado se quedó para toda su vida, para mayor vivencia de político astuto contra las izquierdas.

Pero, en Perú la alarma sobre lo que vendrá está a millón con un novato político -líder campesino- en el poder para, el que Dios existe, seguro que sí, que como el desconocido que es, llegó afirmando, recomendando y hasta piensa tirarse los seis años que le corresponde gobernar que muy seguro está como pájaro en mano que, no entrará en la nómina de los presidentes corruptos vende patria como encanta en Washington que, allá en el Perú son el esplendor de esta agua no beberé y bebieron hasta que se ahogaron, pero Vargas Llosa, el escritor, premio nobel, cómo que sospechó algo que no iba con él y, se dijo, corrupto yo, no puede ser, La ciudad que se quede con sus perros que no será, La guerra del fin del mundo y, se hizo ciudadano español con todas las de las leyes y, por allí anda muy campante que hasta a la hija de Fujimori apoyó recientemente, pero, peló bolas, no le pararon los peruanos como mal hablador que es dentro de la política mundial perruna, no peruana.

Extraño es pensar que los políticos abanderados de la oposición venezolana que, recorren el mundo en su órbita de oportunistas-decentes-concluyentes, no asistieran al acto de proclamación de Pedro Calzadilla, entre ellos, Ledezma, Guaidó, Borges y López, a no ser que olfatearon dateados como estaban que el presidente entrante Calzadilla, es alérgico a los delincuentes extranjeros que hasta plazo les dio para echarlos del Perú y, posible es que, en comunicación no telepática, como un placebo de opiniones vía Whatsapp, se ensillaron por horas con la misma mirada y tensión de preocupación para voltear para otro lado, pero para Perú ni amarrados, presintiendo que ellos no son, pero para no dar que pensar lo contrario, a unísono resolvieron ellos como delincuentes demócratas de casta fina, no podían involucrarse en algo que atentara contra sus principios de ver para creer sin jugar a los falsos positivos que, salen de Colombia a la velocidad de la luz con una atracción que confunde al mundo y explotan como explosivos que son, de sustanciación de convergencia en el gobierno de los Estados Unidos que, muy bien y sin precaución ninguna recomendó al presidente Calzadilla que se calzara bien los pantalones de la dignidad oportunista guerrerista en contra de Cuba, Venezuela y Nicaragua, bien lejos con ellos que, son regímenes comunistas, sumamente peligrosos que, no le llegan al gobierno de Duque en Colombia, ni por los tobillos de la sensatez y que, con los demás gobiernos de Sudamerica podía jugar tiquismiquis, sin saltar la cuerda floja que es peligrosa y, que ojos que no ven, corazón que no siente, que de lo demás se encargará el Departamento de Estado y, los cubanos y venezolanos que viven en Florida como patriotas sin evidencia con mucha solvencia de aguante y padecimiento que su sufrir no es de este mundo, cuyos culpables son, Fidel y Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 904 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social