En tres palabras

¡Viva la oposición! Todos, todas y todes

"La hormiga (oposicion) para poder enfrentar y matar a la cucaracha (gobierno) decidió usar un potente insecticida (guarimbas, golpes de estado, invasiones, bloqueos, asedios, guerra mediática, saboteos, robos descarados, etc) y a la final no sólo murieron ambas (gobierno y oposición) sino que hasta el grillo (pueblo inocente y hasta empresarios) murió".

Metáfora usada por uno de los participantes ayer lunes, 12 de julio 2021, en la reunión de la mesa de diálogo por la paz realizada y presentada en cadena nacional desde el palacio presidencial en Miraflores. Los paréntesis son de mi libre interpretación.

ACLARATORIA PREVIA NECESARIA

Desde que este gobierno, que hemos autodenominado "revolucionario", comenzó sus actos formales, en febrero de 1999, me hice aliado del proceso y, aunque les parezca paradójico, asumi, a la vez, una postura opositora. He sido, internamente, opositor de este gobierno. Y creo que lo seguiré siendo. Opositor interno. Del juego TRIÁDICO social interno. Critico y, a la vez, propositivo . Como lo hicieron algunos opositores externos ayer en Miraflores.

LO HEMOS VENIDO ALERTANDO

Al menos, desde el 06/12/1998, comencé a alertar de los peligros que se avecinaban: ineficiencia, corrupción, burocratización, lentitud e incapacidad para GOBERNAR procesos: complejos, dinámicos, cambiantes, plenos de incertidumbres y de poder compartido.

Numerosos son los artículos y las alertas tempranas que he hecho en privado y en público.

Algunos de ellos resumen mi firme posicion "opositora". Quizás por eso, quienes son oficiales del oficial, me han excluido, apartado, atacado y puesto en "cuarentena". Hasta Chávez - según me dicen- después de colocarme en puestos de relevancia (Corpoandes y como Asesor mayor de PDVSA) dio esa orden. Según, manifestaron Elías Jagua y Rafael Ramírez. Por ejemplo, el de eliminar el periódico "Desde Adentro" y cerrar la Coordinación Nacional de los Núcleos de Desarrollo Endógeno de PDVSA y del Ministerio respectivo ¿Seria cierto? No lo sé, pero nunca más fui invitado a Miraflores o a ocupar algún cargo relevante. Salvo el gesto amable y generoso de Clark Inciarte, en Pequiven, donde lo acompañé hasta que Chávez, injusta e incorrectamente, lo sacó de su cargo. En fin, una historia por contar

Tampoco he estado muy interesado en ocupar cargos, aunque he querido apoyar a Maduro más de cerca. No he podido. Ni me interesa ya. Los errores ya se cometieron. Se pudieron haber evitado. Seguro.

Yo, disciplinadamente, acate y cumplí con las supuestas órdenes de Chávez. Hice silencio. Por un tiempo. Y he guardado, hasta donde he podido, "secretos de Estado". Y sin complicidades, segui y sigo alertando. Aunque, como much@s saben, he seguido apoyando este proceso y al Presidente y al pueblo humilde, desde posiciones y trincheras de lucha diversas. Con humildad. Patriotismo. Solidaridad. Amor al prójimo. Perseverancia. Y, sobre todo, con dignidad. Me despediré, algún día, firme y consecuente. Me opongo a la traición y la mentira. Por eso comparto este lema que se ha hecho ley:

¡Leales siempre, traidores nunca!

Estos dos artículos publicados en Aporrea resumen mis alertas tempranas.

Lo venimos alertando
https://www.aporrea.org/ideologia/a223633.html (27/02/2016)

Lo hemos venido alertando (1998)

https://www.aporrea.org/actualidad/a249797.html (25/07/2017)

HE JUGADO SITUACIONALMENTE

En algunas ocasiones he jugado y así lo he reconocido - consciente o inconscientemente - como oscilante o independiente. He jugado "situacionalmente". No en forma oportunista. No lo hago por conveniencia y menos personal.

He jugado, en el juego TRIÁDICO social interno, una posición diferente según la situación. Básicamente he sido anti-oficial (opositor) del sector oficial (gobierno). Nunca he sido y menos a estas alturas opositor (externo) a este gobierno. Nunca me verán en la otra acera acompañando a la llamada oposición externa. Lo fui en la llamada IV República, en contra de AD y COPEI.

Internamente, me considero opositor, del juego triádico interno, al llamado gobierno bolivariano o chavista. Chávez y muchos de sus allegados lo supieron desde el principio pues lo dije y expresé de viva voz. Nunca lo oculte ni lo he ocultado. He apoyado y seguiré apoyando este proceso, a Chávez y a Maduro, pero de manera crítica y constructiva. No me gusta ser fanático del dogmatismo y el sectarismo que genera "Ceguera Situacional" o "Parálisis Paradigmática". Esto sería contrario a la creatividad, la adaptación inteligente de la especie humana y a la innovación permanente a la que nos convoca el universo. No podemos ser contrarios a las leyes dinámicas de la vida en sociedad. Nos estrellariamos contra la dura realidad que exige tolerancia y flexibilidad. Así fue como surgió la Idea Juche. Y así ha logrado sobrevivir la iglesia católica y el capitalismo transnacional y mundial. Adaptándose creativamente. Sin miedos. Entonces:

¿Por qué hemos de negarnos nosotr@s a adaptarnos a las nuevas realidades sin perder principios y valores éticos asumidos?

NO SOY CHAVISTA NI MADURISTA

Para descalificar y dar golpes bajos al Presidente Nicolás Maduro, se suele calificar este gobierno de MADURISTA. El mismo Presidente lo ha aclarado muchas veces. Pero, hay quienes siguen insistiendo.

Ya lo he dicho en otra oportunidad: Ni soy chavista ni madurista ¡ Soy Bolivariano ¡ y últimamente soy ¡ Ambientalista ! O si lo prefieren: ¡Eco socialista! Que es una forma de decir que comenzamos a adaptarnos, como socialistas, al porvenir: ¡ El AMBIENTALISMO !

https://www.aporrea.org/actualidad/a274623.html. (22/01/2019)

Asumo además, por si fuera poco, en porciones racionales y situacionales y he decidido sazonar mi intelecto con una pizca de ideología y práctica: marxista, leninista, jucheana, trotskista, robinsoneana, cristianisma, mariana, budista, mahikarista, kim Il sunista, zamorana, eisteiniana, luxemburguiana, gandhiana, mandeliana y, seguramente, anti imperialista y, sobre todo, y a mucha honra, estoy imbuido de valores culturales del marabino, maracaibero o si lo prefieren del maracucho. Que no es poca cosa. Porque tendemos a ser directos, frontales, transparentes... aunque, a veces, exagerados. Esta "mezcolanza" ideológica he tratado de hilvanarla de manera coherente y consistente. No sé si lo he logrado, pero ando afanado en eso. Construir una síntesis propositiva.

Por otra parte: Milito, desde hace tiempo, en el maracuchismo-leninismo y el talicualismo fundado por nuestros recordados y ya desaparecidos José "Cheo" González y Blas Perozo Naveda.

Dicho esto, como preámbulo:

¡ VIVA LA OPOSICIÓN !

Toda tesis necesita su antítesis para poder llegar a la síntesis. No habría un buen café con leche y no podríamos disfrutar su exquisito aroma, si no tenemos una adecuada combinación de una rica leche y un buen café.

Todo peso necesita su contrapeso para lograr el equilibrio. Toda acción genera una reacción. Y, a veces, una omision se hace necesaria o es capaz de generar reacciones y acciones.

En el juego triadico de la vida en sociedad todo oficial que comanda procesos y busca enfrentar la entropía y el desorden para poner orden y consolidar su posición de manera equilibrada, armónica y ordenada.

Por su parte, la oposición tiende a generar desorden, desavenencias, conflictos, promover problemas...en síntesis crear entropía económica, política y social. Incluso, espiritual.

Ayer, en la excelente reunión convocada en Miraflores para profundizar en el diálogo por la paz, se pudo constatar que hay tres oposiciones externas:

1. Oposición moderada, decente, equilibrada, nacionalista ( que no significa que sea anti imperialista), anti bloqueo y a favor de las elecciones como forma de dirimir diferencias políticas. Pudiéramos llamarla la oposición oficial.

2. Oposición violenta, terrorista, vende patria, pro imperialista, entreguista, corrupta, traidora que duda de los procesos electorales para dirimir diferencias y apuesta incluso a una salida violenta y ha sido capaz de apoyar una intervención militar en nuestro país. Pudiéramos llamarla la oposición anti- oficial u Oposición radical.

3. Nueva oposición oscilante que aspira convertirse en oficial pero duda, oscila, desea ser independiente y navega entre dos aguas.No termina de fijar posición. Lo hace con timidez. Se mantiene clandestina y de bajo perfil. Que pudiéramos llamar Oposición oscilante

Ayer, la "oposición oficial", dio un ejemplo de compostura, respeto, tolerancia y fueron valientes en sentarse públicamente con el gobierno para decir sus verdades y escuchar las del gobierno. Hubo compostura. Altura. Nivel. Coherencia. Aportes críticos. Proposiciones sensatas. Alertas al presidente. Llamados a la oposición radical para que dejen los inventos y participen en las elecciones y se metan en el carril. Se les recordó que por no participar en procesos electorales anteriores habían perdido oportunidades de poder. Se les llamó a la unidad para derrotar al gobierno Se estuvo claro que esa oposición, más que el propio gobierno y sus fallas de gestión, son los verdaderos responsables de lo que hoy padece la gran mayoría de l@s venezolan@s. Sobre todo, la gente pobre que se ha incrementado. Dijeron lo que muchos sabiamos: Ya es imposible ocultar el sol con un dedo. Sino se levantan las sanciones y el bloqueo es posible que tod@s, al final, salgamos perdiendo ¿Es esto lo que queremos?

A esa oposición seria, decente, tolerante, pacifica, dialogante, inteligente, creativa, empática, colaboradora....le damos vivas, le agradecemos su gesto humano aunque político y hoy le aplaudimos. Como aplaudimos al señor Presidente Nicolás Maduro y al resto del equipo que le acompaña en estos esfuerzos de diálogo ( que insisto deberían ser triálogos) porque es así como se puede mostrar al país quiénes son los verdaderos responsables de esta trágica situación que hoy vivimos.

Por eso digo desde la oposición interna :

¡ Viva la oposición !

Todos, todas y todes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 588 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: