Una campaña industrial revolucionaria sin aliento y frescura de poder

Hemos profundizado la democracia, la historia nos dió su utilidad y se empezo a desarrollar la industria y en Guayana tuvimos grandes sindicalistas para desarrollar las empresas metálurgicas. Se crearon embarcaderos para colocar buques que llevarían para otras regiones y era de exportación, no para venderlos a bajos precios o regalarlos a cambio de minerales y plantas que irian a un procesamiento biológico en los grandes laboratorios. Ya en esa época eramos un pueblo distinto, donde el único camino fue la exploración agricola y la conquista de la educación científica y tecnológica y en las universidades autonómas se cristalizo el sueño del maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa y de mi pedriatra en el Zulia, Jesús Angel Paz Palarraga. No se hablaba de liberalismo, de grandes capitales o inversiones extranjeras, la única voz fue el fortalecimiento de La República y llnar el país de hospitales, donde el ebanista, chofer, empleado y profesional tuviesen una sola voz, una tarea titánica para los políticos de aquella época.

Es el espíritu del interés nacional, El Banco Central de Venezuela se fortaleció con una clara vocación nacional y progresista y la inversión extranjera siempre fue equitativa y, los rusos sin egoismo formaron hombres para la tierra de Bolivár sin egoismos, solo exigian trabajo y más trabajo, para que el producto del mismo se traduciera en dividendos para fortalecer la masa laboral y conformar un conjunto de urbanizaciones y conjuntos residenciales para que las familias se sintieran complácidas y, de allí surgieron economatos y los centros comerciales con una sala de cine para la recreación de las unidades de convivencia social.

En las industrias y centros de enseñanzas no sde hablaba de religión, solamente de producción, pero, aquella juventud se preparó bien bajo las tutorias de hermanos lasallistas y académicos protestantes que supieron interpretar el bienestar de un pueblo, la asistencia a la Iglesia Católica y a las Capillas Evangélicas siempre fue numerosa hasta diez años atrás. Los economistas del gobierno bolivariano ya empezaban a deteriorar la estructura del Estado. Todo se llevó en la época 58- 90 bajo el signo de una memoria oficial hasta que apareció el desempleo y la visita de un personal extranjero contratado por Corporaciones chinas, iranies, cubanas y de Turquia, La Gran Babilonia e Imperio Medo- Persa.

Es evidente, invertir en Venezuela es de gran riesgo por la conformación de mafias liberales que en la actualidad se acoplan para apresurar al Estado que ponga en vigor las Zonas Especiales para enriquecerse más. Esto, me recuerda a Henrique Capriles Randosky cuando se apoderó de la zona industrial de Los Teques y como un acorazado mando a sus uniformados a presionar a los dueños de empresas a que retirarán su personal subalterno de seguridad para colocar a su gente inexperta y en el restaurante a la entrada de la misma, colocó ese día otro grupo de una manera amenazante. De esta manera, políticos y oficiantes del Estado quieren imponerse ante el silencio de una sociedad civil cobarde y llena de miedo.

Los resultados se encuentran a la vista con una industria colapsada y caucheras e industrial del automovil totalmente cerradas e inoperantes.

Ya se vienen estableciendo juicios contrapuestos en relación con la entrevista de Joe Biden y de Vladimir Putin, ya algunos lectores tenemos la certeza de algunas ideas dadas a priori por el autor del artículo y la intencionalidad que objetiza, se debe tener cuidado, porque, más allá de la regularización de la energia nuclear y la utilización de laboratorios agrotécnicos que manipulan los alimentos que se procesan para llevarlos al consumidor para luego degustarlo con su unidad familiar, tenemos la condición humana y de la naturaleza, de allí, la contraposición de una visión que busca inferir la argumentación literaria con la libertad de la naturaleza en que deben coexistir los ciudadanos en un mundo global por venir, ya que la economía ya viene trazando su ruta y redes, hace veinte años el presidente Chávez fue conminado actualizar los servicios portuarios y se opuso, la resultante es que los productos de exportación e importación llegado por los puertos maritimos y aduanas áereas tuvieron un alza muy apreciable y hoy, ya nos vemos en las zonas económicas especiales. Una distorsión económica apreciable. Bueno, en aquel tiempo toda esa carga negátiva la recibió Brito, un granjero del Estado Bolivar que fue victima de un grupo oficialista al buscar expropiarle su finca, como se logró y terminó en su muerte fisica por huelga de hambre.

Bueno, se trata del mundo de las abstracciones, de lo celestial, de los pajáritos, ¿ Se acuerdan?. Es un universo de las verdades celestiales, ideales e irreales. Cuidado como nos hechizan y engañan con el ensueño de las zonas especiales, aquí no hay reconocimiento de la generosidad del uno por el otro, es necesario comprometernos con el país, su economía y que necesitamos un vigoroso giro a nivel político.

Lo planteado por Biden y Putin, ellos sabrán que hacer,lo único cierto es que la religión no es producción y los países necesitan reconstruirse de una manera voluntaria y trascendencia materializable. No es un asunto de acto u sentimiento. Toda la economía debe recomponerse y, no es necesario seguir engañando a la población, Ya el presidente Maduro cumplió su papel, se dejo llevar por un mundo real, tan igual al mundo ficticio. Venezuela estaba reivindicada con sus propios sistemas de valores, esto, lo desmantelaron unificando un lenguaje extraño. Critica el sistema capitalista, pero buscan imponerlo y utilizar el dólar como moneda nacional.. En concreto, nos encontramos en una realidad sustituta y, ya no hay mundos posibles. La economía global es una sola economía, donde Putin y Biden buscan acoplarse para lograr a través de la subjetividad del sujeto, un mayor captación de riquezas, lo demás es una decoración ontólogica.

La economía no es solidaria ni con el blanco o negro, menos con el mestizaje. Hay una reflexión, ningún país ya puede ser comunista, todos usan el dólar como moneda de intercambio y se unifica a pesar de que algunos expresan que se devalua cada vez más. Venezuela de una manera urgente tiene que girar a la reflexividad de lo existido, es necesario asentar de nuevo el concepto de soberania y disfrutarla y comprender que todo fue un error del siglo XXI. Cada palabra dada hoy por el presidente Maduro, se remite a los contextos, esto inquieta, él esta con la clase dominante, aupa a la oligarquía y, por esto, las fuerzas conservadoras confrontaran la libertad de los pueblos, donde estos, haran una nueva alianza de poder con una izquierda antagonista y ya tiene sus pisadas en la futura Venezuela de libertades que desea forjar una economía que fluya al plano agricola e industrial, donde la naturaleza sea parte nuestra y ya se escribe de esos sueños.

Solo, deseamos justicia por los caídos por opinar en libertad y que los militares salgan de prisión, solo por soñar estan detenidos, Cuba no es nuestro mejor ejemplo. Nosotros debemos lograrlo, trabajando y produciendo, somos nosotros, no hay otros. Recordemos, hay un solo presidente electo por la voluntad popular, es nuestra lucha lograr lo mejor para el país



Esta nota ha sido leída aproximadamente 460 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: