La Tecla Fértil

Bandas organizadas buscan destabilizar América del Sur y Méxic

El tercer sector de la organización ciudadana ha dejado de ser una modalidad del quehacer político y un simbolismo figurativo de la misma. Es que este nivel viene siendo manejado por un burocratismo de Estado y, deja de funcionar automáticamente por un burocratismo de Estado, dejando atrás la calidad de bienes y servicios culturales como educativos para acelerar las grandes tareas de acciones y el desarrollismo de Estado., pero, quien tiene una gran decisión es el ciudadano que no comprende la descentralización que, es la mejor forma para avanzar en la claridad y otras evidencias de los temas a debatir.

Simplemente, el poder legislativo rebasa el poder del Estado y, por ende, de la capacidad del gobierno ante los requerimientos sociales se neutraliza, es un mundo económico en completa incertidumbre. En todo caso, Venezuela y México exigen regulaciones en sus demandas farmacéuticas y la competencia en las estructuras organizacionales y, sobre todo, con las prioridades de quién se debe beneficiar y a quien no.

Es el retorno de la historia de dominación política e ideológica. El paraguas de auxilio estadounidense no funciona hacia México y el Sur. Se viene actuando de una manera obtusa y egoísta, donde los más virtuosos nos atacan con un ejercicio de poder con un carácter multipolar, cuya propaganda es de guerras internas, todo se convierte en una noción destabilizadora y una feroz competencia por la influencia en esta región de potencias que de una manera contumaz desean controlar la industria de los medicamentos y el control de las vías marítimas y rutas comerciales.

Por una parte, hay una guerra entre fronteras y, unos dirigentes chinos que apresuran el paso de la Ruta de la Seda para llegar a Bolivia y el Alto Perú. Ya conocen los temas de turbulencia política e histórica desde 1989, sus líderes consideran una exhibición casi mortal de desavenencias en una época de valores universales y tensiones crecientes por la carencia de gas, agua, petróleo y una aguda escasez de alimentos, donde se genera una dura confrontación entre las fuerzas democráticas y comunistas para controlar los territorios y someterlos a dominación, donde las creencias saltan un vuelo pragmático carente de ideologías para plasmar una estructura errática y carente de principios pragmáticos hacia la libertad.

Es una lucha de la democracia y fuerzas autocráticas.

El mundo no quiere embarcarse en una nueva disputa ideológica del tipo de la que dominó la Guerra Fría.

Pero, los rusos no tienen esa visión del nuevo orden del mundo al igual que Corea del Norte. Pero, son ejércitos privados que tienen suficiente poder para destabilizar un país y sabemos que Venezuela nos da una visión de debilidad, cuando un mozalbete oficial puede sacar un camión con toda libertad de un campamento o cualquier cuartel militar y montar un grupo de ciudadanos y niños para llevarlos a la frontera en cualquier suceso jurisdiccional. Es una campaña contra Venezuela y México que toca las puertas a la ciudadanía que busca más libertad o mejoría de vida en el caso mexicano.

Es un asunto de opresión o libertad. Hoy, hay mas flujos de personas que en plena Guerra Mundial, la I o II. Es la vida y se necesita suficiente poder para alcanzar los objetivos.

Son verdades antagónicas, una doctrina que nos lleva al caos, es que tenemos medicamentos y alimentos que usan el dólar para compra- venta, muchas veces en complicidad con el mismo gobierno, lo que implica una empresa totalmente en progreso. En esto, han convertido al Estado Y los autócratas actúan bajo criterios de vida o muerte. Es una disputa en teorías utilizadas con gran sutileza con el fin de llevarnos al engaño y a la mentira. Por demás se encuentran las justificaciones innecesarias

Por lo tanto, Obrador y Maduro luchan contra el caos, muchas veces motivadas por gente de su misma institucionalidad e interfiere grandemente, como es el caso de las partidas de nacimiento, fe de vida y asuntos internos de identidad, piden dinero o dólares a cambio de entregar la documentación, en mi caso, tuve que pagar cien mil bolívares por una Fe de Vida el 30 de diciembre en la Alcaldía de Valencia por parte de una secretaria, me preste al juego para observar hasta donde llegaba el delito y denunciar. Es una corrupción que quebranta los sueños del Jefe de Estado y, así son los ataques al gobierno de México y a los campesinos colombianos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 592 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: