Asidero

Venezuela, bajo el bastidor de la transnacional farmacéutica y el Desarrollo Comunal

A los socialistas nunca se les convence, todo diálogo o discusión resulta siempre desagradable porque no se logran convencer. El gran problema es que esta generación revolucionaria no esta preparada ideológicamente la experiencia no cuenta para ellos, pocos siguen una postura clara sobre la cuestión de paz y lo que implica la revolución y sus etapas, porque sigue siendo hoy un dogma del marxismo autentico y que solo Rusia ha rechazado por una secta autóctona de las de allí, que creía que Rusia podría saltarse sin más los estadios de desarrollo de la Europa Occidental.

Todavía, observamos sí este socialismo aplicado en Venezuela es adecuado a los intereses del Estado y, sobre todo desde el presente, de los intereses militares porque los militares venezolanos de alto rango fueron preparados en EEUU, en Casa de Las Américas, por lo tanto, su formación militar de especialización es estadounidenses y crea dudas en la aplicación de las esperanzas y los fundamentos de disciplina socialista.

Hay una diferencia, en los países latinos las instancias militares perdieron autoridad porque se les instrumento hacia otras funciones de nivel civil, ocasionando cierta confusión en la determinación de objetivos y, las instancias defensivas y castrenses quedaron en una mínima progresión para dar lugar a un poder económico en un estadio de desarrollo que favoreció a la sociedad burguesa., una razón muy aducida a una esperanza muy incierta.

La burguesía socialista ya aparece en el extracto económico venezolano como un apéndice de la oligarquía, dando lugar a una pobreza más acérrima en la sociedad civil más deprimida, por lo tanto, no habrá cambio de actitud y el orden económica regido por sus leyes naturales nos oferta una sociedad socialista anclado en un plano burgués- oligárquico, donde las fuerzas del poder siguen en manos de los aristócratas del coloniaje y, ahora, estamos en un momento de transición hacia el futuro,, es el socialismo del futuro, donde los pobres no tenemos participación política e ideológica.

Es un nuevo modelo comunicacional y político, donde el dinero favorecido por las pocas entradas que tenemos va dirigido hacia el bienestar de muy pocos y con un fanatismo atroz hablan de guerra y bloqueo y el asunto es de productividad interna y el mal manejo de las riquezas del Estado.

El hombre contemporáneo se olvido de formar partidos u organizaciones parea las masas. Un político objetivo debe saber manejar los fines políticos de la nación y las caracterizaciones ideológicas del Estado representado. Es una fuerza inherente del compartir social con nuestra antropología, son las fronteras del animo venido del universo germánico y no español, acompañado de un ascetismo y gran religiosidad. Así, lo que conocen el campo político observan como su generación y jóvenes repiten una y otra vez el escenario en la lucha de una existencia no compartida por ese nivel burgués que solo se preocupa por el campo económico y, en nuestro caso, el mal uso del dólar y otras monedas extranjeras.

Es una frontera con ánimo de convertir mi país en un desierto, aquí se explota todo tipo de mineral y se lo llevan a otros mares y territorios. Es un negociado amplio con el hemisferio oriental y algunos países europeos. Son barbaros salidos de los escondrijos del mundo para llevarse nuestras riquezas y se expresan como unidad política, pero, vienen derramando sangre autóctona desde tierras lejanas y ahora, en otra generación con papeleta en mano manifestar voluntades desconocidas para una vez elegidos, seguir engañando a los hombres del campo y la ciudad y, se proponen un solo camino, tener medios para el derecho en un camino estéril como es La Asamblea Nacional, el parlamento es una zona de disputas y consultas sin una reflexión política de crecimiento y desarrollo hacia un pueblo que necesita solidez económica.

Ahora bien, necesitamos fortalecer una Asamblea realmente eficaz, es una cosa de al menos, varios años de rutina, de varias décadas. ¡Hay que ir a una reforma! Para ir a una democracia socialista, tal como lo soñaron Carlos Andrés Pérez y Hugo Chávez Frías, uno civil y el otro militar, los dos grandes hombres de nuestra Venezuela Contemporánea.

Rusia con Vladimir Putin y América del Norte o EEUU con Donald Trump son los mejores ejemplos junto a Daniel Ortega en Nicaragua de dar los mejores resultados en crecimiento económico. Es que el dirigente de hoy, debe ser político y dirigente de base popular, donde debe ser un conocedor a fondo de los registros económicos de su país. El mundo del futuro, le estará agradecido a Vladimir Putin, Donald Trump, Daniel Ortega, Carlos Andrés Pérez y a nuestro comandante Hugo Chávez Frías de las reformas significativas para un universo más automatizado. En cuanto a los países de biotecnología avanzada, tenemos a Cuba y Alemania, el gran problema habanero es que Raúl Castro le dio poderes a su hija que en la actualidad son causales de malestar en la isla.

II

Los grandes presidentes del mundo y que controlan los países potencias olvidan que son controlados por la industria farmacéutica y bacteriológica. Ya, el farmaceuta venezolano en un cargo ejecutivo se lo había anunciado a Eduardo Samán sobre el problema de los medicamentos genéricos y la visión de las transnacionales en Venezuela y, al transcurrir los años observamos que Donald Trump tuvo problema con la industria farmacéutica norteamericana que le costo votos frente a Biden, un dirigente artífice del Foro de Sao Paulo gobernado por los izquierdosos de las Américas y donde Daniel Ortega, como buen comandante y jefe de gobierno nica, les oye, pero no cursa sus apreciaciones con la realidad.

El parlamento venezolano, redujo sus actividades desde 2015, porque desvió sus principios de equidad y justicia social para luchar contra un principio no previsto, sacar de la jefatura del gobierno al actual presidente elegido por el voto popular, me refiero al dirigente obrero Nicolás Maduro Moros., es una ausencia del parlamento o Asamblea Nacional de los problemas prioritarios de la nación donde sus contradicciones produjeron buenos y malos funcionarios en la administración pública.

Ahora, observamos al calvinismo y luteranismo repartiendo los medicamentos del pueblo, mediante una oficina laica protestante por grupos que predican el evangelio, pero no respetan la autoridad bíblica y religiosa como tal.

En Venezuela, tenemos un mapa religioso de categorías económicas, donde observamos indígenas y campesinos que componen sus aldeas y que luego fueron absorbidos por los fundos zamoranos de una manera descriptiva y luego, los latifundios, expropiados cuando Chávez, pero renacen con Maduro de nuevo, pero asumiendo categorías de izquierda para hacerse del poder y controlar con la casta militar el espectro alimenticio del país.

Es una lucha de identidad nacional y composición de las clases sociales. En Venezuela, se desarrolla un germanismo idéntico y sucedido en la Prusia occidental, donde el derechismo aplico cerramientos de poder y, en condiciones de posicionamiento iguales a la izquierda tradicional, utilizaron el dólar o la moneda de ese entonces para desplazar a los campesinos del control agrario y sofocar los salarios para colocarlo bajo cualquier nivel de vida y llevar a esos Estados a una depresión económica y de default hasta controlar de nuevo el poder y causar muchas víctimas, incluso del máximo líder de esos grupos. En nuestro caso, el gabinete ejecutivo nacional venido desde su gobierno hasta hoy, no hace nada por indagar sobre su muerte abrupta, son los alacranes de siempre., reptilianos.

Los capitalistas de este país, siguen deteriorando la clase obrera en su calidad de vida. No tiene el pueblo a los medicamentos y a los alimentos provenientes de la producción agropecuaria.

Necesitamos, un desarrollo económico que nos de un nivel de vida alto y que las capas económicas sean estructuradas para una mejor calidad de vida. Simón Bolívar, José Félix Ribas, Sebastián Francisco de Miranda y Antonio José de Sucre, se posesionaron de los emblemas de la Revolución Francesa y se colocaron en sus cabezas, los gorrillos del nuevo signo revolucionario, el de la libertad y de las teorías políticas de aquel entonces y hoy tienen vigencia.

Así que la industria farmacológica abate a los pueblos con sus pandemias y virus, tal como el fascista y neonazi Sebastián Piñera asesina a jóvenes en Chile y sus guardianes disparan a los ojos para cegar a todo un país que necesita avizorar su propio horizonte y destino.

Estamos gobernados por grupos todopoderosos, no les importa el sentido de izquierda o derecha de un pueblo, mi país viene siendo gobernado por grandes capitalistas, no son de izquierda, utilizan las audiciones del comandante Chávez para sus propios beneficios, después que dieron muerte al gestor e impulsador de una Latinoamérica libre. Falsos, como ellos solos, llevan al país a un desastre financiero y el dólar no es nuestra moneda nacional. Solo, repito, la lógica del voto nos llevará a una mayor reflexión, pero, el gran unto de trance, ¿Por quién votar?

Mariátegui, nos exige conciencia de lucha de clase y social. Hay que proyectar programas comunes hacia una organización del proletariado y Gramsci nos lleva a una mejor estructura del Estado y lograr el nivel de bienestar llevándole alimentos y fármacos a los necesitados que es lo integrado en las ciudadelas, un estilo francés de control humano.

Es una organización clasista, es un puente del pensamiento que nos dan Mariátegui, Mao Zedong, Sorel y Fukuyama. Ideas reunidas en un pensamiento que caracterizo a Ernesto Guevara De La Serna., es una lucha popular para ganar la democracia. Vamos a reducir al Estado en seis regiones, la primera integrada por Distrito Capital, Edo Miranda, la segunda por Zulia, Trujillo, Mérida, Táchira y Trujillo, Apure la tercera por Anzoátegui, Monagas, Sucre, Delta Amacuro, la cuarta por Guárico, Carabobo, Cojedes, la quinta por Apure, Barinas, Lara y Falcón, la sexta integrada por Guayana y el Territorio Amazonas. Serán grandes ciudadelas divididas en comunas que reflejarán en un mejor sentido el poder comunal, donde algunas estarán cerradas con servicios públicos internos donde las familias tendrán oportunidad de comprar en su propio territorio con una moneda particular anclada en cálculos dados por el BCV, pero, el mismo debe ser revisado y reestructurado, porque en la actualidad no cumple función objetiva alguna.

Es la adecuación del país a los sueños del Libertador Simón Bolívar cuando soñó con La Gran Colombia y que hoy busca su propia plataforma dimensional en la constitución y la organización política y territorial de los pueblos.

Lo lamentable, es que ningún miembro del gabinete nacional es marxista, solo tienen ideas o nociones de un nombre que aprendieron leyendo algún libro. Para muchos, el marxismo es solo una película.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 352 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: