Elías Jaua y su maraña

Hay que decir es que nosotros consideramos a Elías Jaua un hombre más honesto que pícaro, que ha sido valiente al enfrentar al gobierno (así sea colocándose por encima de él y de todo el resto de los habitantes de este país, para que nada ni nadie lo salpique).

Lo primero que debemos decir sobre sus razones es que la Ley sobre la cual se hicieron críticas malas y buenas, en lo fundamental es la misma que se aprobó. Dice Jaua: … "A propósito de una versión, nunca se supo si fue oficial, que corrió de la Ley Antibloqueo, se abrió un intenso debate donde militantes, periodistas y académicos demandaron explicaciones, se plantaron en la defensa de la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, como máxima norma de República y reivindicaron un principio fundamental de la Revolución de Chávez, la propiedad pública como patrimonio de la Nación"… No hubo cambios que ameritaran ninguna confusión. Es una ley "coherente" en todo lo que pretende. Pero fue pillada, eso fue todo

El tono de Elías Jaua, como indiferente a la contingente realidad de hechos y personas, nos trae a la memoria a los famosos "notables" que se pusieron por encima del bien y el mal, en aquella época oscura de cuando Carlos Andrés Pérez fue presidente por segunda vez (Escobar Salón, Piñerúa Ordaz, Uslar Pietri etc.) los cuales hablaban al éter, con la mirada perdida en la posteridad; así habla Jaua hoy, en medio de este peo.

Luego de destacar el tono, hay que decir que las críticas hechas por Luis Britto García, por nosotros y por todos los demás siguen siendo justas porque los artículos cuestionados están en el mismo texto aprobado por la ANC, a saber: Artículo 19 y Artículo 20, sobre la desaplicación de normas y leyes; Carácter reservado de expedientes Artículo 39; Archivo separado Artículo 40; Prohibición de acceso y copia de información confidencial o reservada Artículo 41; Declaración de reserva Artículo 42; DISPOSICIONES TRANSITORIAS y DISPOSICIÓN FINAL, además de los relativos al financiamiento, apoyo y estímulo a las "inversiones" privadas, extranjeras y nacionales.

Como dijimos no ha habido cambios fundamentales en la ley que se publicó como definitiva, eso se puede constatar fácilmente. Lo que deja claro la disposición de Jaua en defender a Maduro (al gobierno) y a la ANC por encima de todo:"El Presidente es un decisor que le toca gobernar en condiciones asfixiantes e intenta buscar un margen de maniobra con esta Ley. El hombre y sus circunstancias. Es necesario comprenderlo."… …"…se aseguró, en esas exposiciones, que Petróleos de Venezuela no será privatizada y que no renunciaremos a la plena soberanía sobre nuestros hidrocarburos y demás recursos naturales…"

Sin embargo,, a pesar de los deseos de Jaua, el solo hecho de desaplicar LA LEY DE HIDROCARBUROS, la cual está en la mira de la PROPUESTA PARA LA RECUPERACIÓN DE PDVSA entregada por Tarek El Aissami, ya pone en riesgo la soberanía del Estado y la sociedad venezolanos sobre nuestra empresa fundamental y sobre nuestra industria en general.

Pero el mismo Jaua lo sabe y dice esto: …" Hay artículos, como el 26, 27 y 29, entre otros de la referida ley QUE FACULTA AL GOBIERNO A CAMBIAR EL RÉGIMEN DE ADMINISTRACIÓN Y GESTIÓN DE LAS EMPRESAS PÚBLICAS Y FACILITAR Y PROMOVER LA PARTICIPACIÓN DEL SECTOR PRIVADO EN ESTAS Y EN TODA LA ECONOMÍA."…

Luego dice con afectada ingenuidad,…"Al respecto, habrá que esperar VER LOS PLANES CONCRETOS, para evaluar si estos apuntan, como parece, a un cambio en uno de los fundamentos del Chavismo: La salvaguarda de la propiedad nacional en manos del Estado. Necesario es decir, que el Chavismo programáticamente siempre ha reconocido el papel de la empresa privada, pero sin menoscabo de la propiedad pública, ni del papel del Estado en la economía."… ¿Y cómo piensa VER los planes concretos, si hay una reserva para la divulgación de esa información?

En medio de ese laberinto Jaua mira al cielo (al éter, viéndose en la posteridad) y declara,…" El nacionalismo petrolero, la propiedad pública sobre nuestros activos y nuestra Constitución Bolivariana de 1999, son banderas que jamás arriaremos y que más allá de las circunstancias que hoy nos imponen la agresión extranjera, mañana volveremos a izarlas al viento como lo hicimos con el Comandante Chávez a la cabeza."… …" Los primeros responsables de la unidad de un proyecto político son quienes lo dirigen. La humildad, los métodos correctos de dirección, la voluntad de convencer antes que imponer son claves para mantener unida y moralizada una fuerza que enfrenta la más grave agresión extranjera de los tiempos modernos."… ¡Habló Jagua el "notable"!

Camarada Elías Jaua, tome partido por Chávez y la revolución de cara a los hechos y no de los deseos. Nicolás Maduro y la Asamblea Nacional Constituyente traicionaron al legado del comandante, traman algo oscuro, se nos avecina un final más trágico que feliz. O está con "diosito" o está con la revolución, usted decide.

¡Volvamos a Chávez y al plan de la patria original! ¡Patria socialista… o morimos todos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2146 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: