Maduro le hace el trabajo a la derecha confundiéndose con el chavismo

La derecha mercenaria, es decir, la más mercenaria, representada por Borges, Ledezma, María Corina Machado, Pizarro, Simonovic, Leopoldo López, verdaderos soldados de la burguesía, algunos representándola y otros protagonizándola, como Leopoldo López y la Machado (los demás se arrastran, como al elfo doméstico de Harry Potter), llama "chavismo" aquello que ha degenerado con Maduro desde su traición al socialismo, a Chávez y al chavismo, hasta ahora. No hacen distinción porque todos ellos van por la caza del socialismo y por Chávez, quieren borrar de la memoria colectiva el recuerdo de Chávez como líder y líder socialista. Maduro no parece darse cuenta del daño que hace a cualquier intento de reponer el camino de la revolución con su estafa…. O más bien, lo sabe, lo sabe demasiado.

En una oportunidad que Claudio Fermín hizo una distinción entre chavismo y madurismo le cayeron encima en cayapa estos "dementores" (para seguir con imágenes más populares), como si hubiese trasgredido los límites del infierno, hubiese blasfemado contra la santa biblia capitalista del departamento de Estado y el gobierno de Donald Trump (y el de Boris Johnson…, pero también el de España, de Canadá, de Francia, Alemania, etc…). El capitalismo no está de moda, pero el socialismo, después de la muerte de Chávez y la cagada puesta por maduro, tampoco. Muchos desconfían del socialismo, hablan de maduro como si fuera socialista, y con ésto el socialismo sale perdiendo. Con paciencia y método, el Grupo de Boston y la derecha han socavado la base revolucionaria, afectiva del chavismo, confundiendo el socialismo con la cobardía e ineptitud del madurismo, para desprestigiar a Chávez y al socialismo, ¡calumniarlo Frente al mundo!

La "resistencia" del madurismo es realmente para no dejar el poder, al socialismo hace tiempo que lo apartaron como proyecto; sus proyectos, más que nacionales, son personales; personales son los únicos proyectos que existen hoy en el país.

Maduro ni siquiera ha podido salvar la situación con un capitalismo más o menos que funciones, convirtieron todo en un terreno baldío, en tierra arrasada, de nadie, degradando la política al suelo de la piratería, la retaliación y el lucro; amedrentaron a la población en nombre de la paz y le impusieron un mercantilismo atroz en la conciencia y liberalizaron la economía, entregando el control de todos los procesos económicos a los CAPITALISTAS, banqueros, importadores, mercachifles, con ministros CAPITALISTA, para que se despacharan y se dieran el vuelto… y todo en nombre del socialismo

–Solo por aclarar, a Maduro no lo disculpan las sanciones de Estados Unidos ni el bloqueo comercial, como lo intentan excusar sus defensores. Tampoco se trata de que seamos brutos; ¡nosotros entendemos lo difícil que es gobernar un país bloqueado comercialmente! El problema con Maduro es que sus políticas "anti bloqueo" consisten en ceder espacios al capitalismo y postrarse al imperio (o a los imperios) sin vergüenza, con tal de perpetuarse en el poder. Pedir disculpas por haber sido socialista alguna vez, a los empresarios y al imperio, desapareciendo la palabra de los discursos, ruedas de prensa, normas y leyes en general; solicitar audiencias, complacer y darles ventajas a los capitalistas y oportunistas, nacionales y de afuera, todos humillados, avergonzados. ¡Por eso entregaron, como hizo Gadafi para congraciarse con occidente, el oro a manos de los Ingleses! (Chávez lo trajo y Maduro lo regresó), por eso lo vendieron, por eso entregaron 110 mil km2 de territorio nacional a concesionarios mineros, por eso destartalaron a PDVSA para privatizarla…; dice una noticia reciente, "Ahora se requieren al menos 2.000 millones de dólares para recuperar las cuatro líneas del Metro de Caracas", https://www.aporrea.org/imprime/n359082.html, pero Maduro ha despilfarrado desde el 2014 hasta hoy, en una supuesta "recuperación del aparato productivo", en los "arranques" de los 15 motores, en todos los impulsos, reimpulsos y relanzamientos, diez veces esa cantidad de dinero, acabando y abandonando todos los proyectos socialista chavistas y obras de infraestructura, incluyendo el Metro de Caracas, el cardiológico de mayores, el sistema ferroviario, CANTV, el sistema eléctrico, el 3cer puente sobre el Orinoco, las empresas socialistas, etc., en favor de los C A P I T A L I S T A S, ¡desde mucho antes del bloqueo comercial y las sanciones – casi todas personales –!... El socialismo solo sirve a Maduro y su gobierno para hacer demagogia; como una forma de ganar el apoyo del chavismo, de usar el estandarte de Chávez para ganar apoyo a pesar del fracaso, adormecer a la gente y confundirla –.

Por más que se hayan favorecido muchos de estos mercenarios de la política y de los imperios (la lumpen burguesía criolla) con el gobierno de Maduro, no lo quieren (al traidor nadie lo quiere). Por eso prefieren tenerlo más tiempo en el gobierno, por eso solo lo desgastan, así desprestigian al enemigo verdadero, al socialismo, a Chávez (al cual asesinaron), vinculándolo a la pusilanimidad y a la ineptitud de Maduro y su gobierno, embarrándolos de felonía y bajeza.

Para cuando salga Maduro del gobierno nadie querrá saber nada de socialismo, ese es el gran plan pensado por el imperio. Para eso está el madurismo en el gobierno, para acabar con el socialismo.

¡Viva Chávez! ¡Patria socialista o Muerte!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1459 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor