¿Cómo estar bien informados entre zombis y cadáveres?

Existe la posibilidad real de morirse de una neumonía. De hecho la gente se muere a causa del coronavirus. Pero parece que el efecto psicológico que causa la amenaza, de morir sin quererlo, es peor que la enfermedad misma; ese fantasma que nos acosa nos machaca antes de morir efectivamente. Cuando no la esperamos, la muerte es como si no existiera, pero si nos la anuncian a cada rato nos duele y hasta nos puede matar solo de angustia. Mientras más nos sentimos expuestos a la infección más nos duele la posibilidad de morir. Cualquiera persona y cualquier cosa es un posible factor de contagio y de muerte ¿A qué tememos realmente?

Yo le temo a los hospitales públicos y al hambre. Muchos otros le temen más al virus y lo ven sobre la gente, se activan sus prejuicios y lo asocian con lo sucio, lo feo, los malos olores, con los pobres y los negros, los viejos y los enfermos, viven el tránsito hacia la muerte; no pisan la calle y siempre andan con la mascarilla puesta, hasta en su casa. Pero hay otros que le temen al hambre y salen a la calle a buscar comida o a protestar; no sé distraen mucho a causa de una amenaza invisible, ¡el hambre sí que duele! –se dicen – en el estómago y en todas partes.

Bajo un bombardeo de informaciones contradictorias es fácil manipular la mente y activar la desconfianza y orientarla hacia fines calculados, exacerbar los prejuicios, por ejemplo, para desarticular más la sociedad mediante el miedo y la confusión. Pero difícil es hacerlo con el estómago vacío, el hambre se ríe de coronavirus, un poco como lo hace también la codicia de los más ricos, de los manipuladores, que también se ríen del bicho pero dentro de sus bunkers.

En Nicaragua no existe cuarentena ni aislamiento social. Un país que está hundido en necesidades no puede darse el lujo de parar su actividad; debe actuar con cautela frente a las medidas restrictivas para frenar la expansión del virus, y parece que lo han hecho bien. Hasta el día de ayer lunes 26 hay 3 muertos y 12 contaminados por el virus, según datos publicados. Aunque dicen que es mentira, que el gobierno de Nicaragua oculta los datos reales. Pero si no es así, los que mienten son los chismosos.

Nicaragua es un país súper pobre, pero coincide con algunos países súper ricos en eso de "abrirse" a tener una vida normal, los cuales pese a ello no han podido controlar la expansión del virus ni las muertes. Y la razón es, para nuestro punto de vista, que, mientras Nicaragua intenta salvarse toda, del hambre y del virus, y EEUU intenta salvar su economía capitalista del virus, de esas muertes "inesperadas y atemorizante", permitiendo que los sacrificados en esta historia siempre sean del lado de los trabajadores, obreros, migrantes, latinos y negros, (enfermos y viejos), de ese resto de sociedad que no importa, porque es la mano de obra necesaria para que los ricos funcionen y hay bastantes. De cualquier manera, así se mueran 200 mil en un mes, siempre tendrán suficiente reemplazos "prevenidos" dentro de los parados, desempleados y migrantes.

¿Qué interés hay detrás de ocultar datos reales y cuál interés hay en decir que se ocultan? También en la guerra del coronavirus la primera víctima parece ser la verdad.

En el capitalismo los medios de información y redes sociales no son políticamente estériles, son empresas capitalistas, o estatales que apoyan al capitalismo. Son los generadores de dudas, desinformación, angustia, saben lo que hacen. Deben basar sus titulares escandalosos amarillistas (los medios viven de los titulares) con opiniones expertas, con cifras, videos, fotos, grabaciones, y a veces con impúdicos rumores (apuestan al poder persuasivo del chisme). Es por eso que sin pena alguna abundan las "noticias falsas", las llamadas "Fake News" en el lenguaje snob del periodismo de farándula. Por esa razón no les importa argumentar sus verdades con mentiras: usan fotos y videos trucados o sacados de contexto, recogen opiniones de expertos que no lo son, manipulando y abusando del lenguaje hasta no que este no pueda expresar nada... Y todo este montaje seudo objetivo o seudo científico se arma por si acaso hay que justificar el titular, que es realmente lo que se vende, lo que la mayoría de la gente lee de las noticias (igual pasa en Aporrea con muchos artículos). Y el titular y la noticia es el arma de guerra más sutil y más eficaz para dominar al enemigo potencial.

Estar bien informado es un ejercicio de inteligencia avanzado, parecido a pensar como Sherlock Holmes; es hacer semiología de la información: ¿Qué se dice? ¿Quién lo dice? ¿Cuándo lo dijo? ¿En dónde? ¿En qué periódico salió? ¿Quién más lo publicó? ¿Cuál es su fuente? ¿Quién es ese, de dónde salió, dónde estudió o militó, qué edad tiene, cuál es su sexo, sus gustos sexuales, etc…? De lo contrario seremos víctimas de la manipulación o quedamos fuera del juego informativo, no cosechamos del "bombardeo informativo". Estar informado es una acción positiva, si solo somos pasivos estamos fritos.

Además de eso tenemos que orientar nuestra "pesquisa" desde creyendo en algo, para poder contrastar ese verdadero "mundo virtual" con nuestro "sistema de valores". Es muy presuntuoso pensar que existe solo una verdad, y esa sale objetiva del "método científico", el cual es uno solo y universal. Hay que cualificar lo que pasa porque hay alguien que nos miente, que tiene intereses contrarios a los nuestros. Sin valores que defender no hay verdad, la verdad se oculta. La realidad es un caos al cual hay que darle sentido, nosotros siempre nos inclinamos hacia un lado, privilegiamos una parte ella, y esa parte nos permite juzgarla y hacerla nuestra verdad.

Una peste no debe apartarnos de nuestros principios socialistas, de solidaridad y de vida social. Porque corramos riesgos no debemos comportarnos como fascistas, de forma egoísta indiferentes al destino de los otros. Podemos morir como seres humanos antes de morir de neumonía, convertirnos en Zombis idiotizados, muertos en vida, buscando la manera de salvarnos (de conservarnos) en nuestros bunkers. Es tiempo de pensar desde nuestros valores humanos y no desde el utilitarismo o el pragmatismo para conservarnos. Ni el capitalismo ni la mezquindad de los políticos oportunistas deben imponer su verdad, la indiferencia como solución. Somos socialistas, inteligencia y solidaridad ante todo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 763 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus