Resistimos, William Castillo tiene (mucha) razón

William Castillo, viceministro de comunicación internacional, dijo recientemente en el canal del PSUV (VTV), que Venezuela era "un faro de resistencia para el mundo". Sin lugar a dudas, que el pueblo de Venezuela resiste. El asunto está en suponer, cuál es la apreciación que Castillo tiene de esta resistencia. Según la visión de Castillo, debemos sentirnos "orgullosos de estar dando esta batalla junto al pueblo". ¿Batalla? https://www.aporrea.org/tiburon/n350971.html

Como no me cuadra este estar orgulloso, no tuve más opción que apelar al DRAE para saber porque debemos sentirnos orgulloso de esta resistencia. Ya estoy seguro, que comparto su opinión, aunque es posible, que políticamente mantenga una ligera distancia sobre su manera de entender la resistencia.

EL DRAE como de costumbre, ofrece varias consideraciones sobre resistir. Puede ser entendido: 1) Tolerar, aguantar o sufrir, 2) Combatir las pasiones, deseos, 3) Dicho de un cuerpo o de una fuerza: Oponerse a la acción o violencia de otra.

Deduzco entonces, que el DRAE ve el asunto desde una perspectiva pasiva y una activa. Supongo que William Castillo vive en Venezuela, aunque es viceministro de comunicación internacional. Si vive en Venezuela y no se la pasa viendo películas de guerras, Castillo debe saber entonces, que en Venezuela hay una tranquilidad y estimo que él asume, que la resistencia es aguantar. Un aguantar cayado, un tolerar y un sufrir muy pasivo. No se ve a nadie combatiendo la pasión de Maduro y Juan Guaidó para sacar al bolívar del hueco donde lo han metido. No hay un cuerpo político, capaz de oponerse a la violencia del hambre.

Resistimos muy pasivamente. Otros resiste también pasivamente pero creyéndose que esto es socialismo y que vamos de victoria en victoria. Resisten algunos con una caja clap que llega a veces. Se resiste con la mentira de un 76% del presupuesto destinado a lo social, sin explicar, cómo se hace ese presupuesto y cuánto de ese 76% llega efectivamente al pueblo y no se lo traga la corrupción. Así pasivamente se resiste.

Otros poquitos, resisten muy bien con todos sus gastos "cubridos". A ese poquito que resiste muy bien, si lo ataca una diarrea en lujoso restaurante, se van a una clínica porque ni de vaina pasan a un hospital o un ambulatorio. Estos poquitos resisten muy bien y tienen platica para aguantar en una clínica varios días una diarrea, por una mala digestión a consecuencia de consumo excesivo de carne y mariscos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 763 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: