Quiebre institucional boliviano

Evo Morales líder indígena y quien fue el presidente del Estado plurinacional de Bolivia pasó en menos de tres semanas de declararse ganador de las elecciones a denunciar un golpe de Estado y renunciar a la presidencia de Bolivia.

La decisión se produjo unas horas después de que el comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general Williams Kaliman, sugiriera al mandatario que diera un paso al lado para desbloquear la crisis política

Para los militares no parecía suficiente que el presidente llamara a nuevas elecciones tras las supuestas irregularidades detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en su auditoría.

Y es que la profunda crisis política que vive Bolivia tuvo su detonante en el escrutinio de las elecciones, el 20 de octubre.

Esa misma noche, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió por sorpresa el conteo rápido con el 83% escrutado y con una tendencia que apuntaba a que iba a haber segunda vuelta entre el mandatario boliviano y el candidato opositor, Carlos Mesa.

Al día siguiente, ese conteo rápido, denominado Transmisión Rápida de Resultados Preliminares (TREP), se reactivó con un 95% de avance y con Morales ganando en primera vuelta por un estrecho margen.

Las sospechas que habían suscitado los extraños movimientos del TSE llevaron a la oposición a clamar un supuesto "fraude descarado".

Incluso las misiones de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea pidieron que hubiera segunda vuelta.

A pesar de que el líder indígena insistió en que él había ganado las elecciones y, en respuesta a las manifestaciones de la oposición, llamó a sus seguidores a "defender la democracia" en las calles y frenar un "golpe de Estado".

Llama mucho la atención estas palabras dichas por morales, esto debido a que días atrás el politólogo Noam Chomsky denuncio que EE.UU está detrás del golpe de Estado de la oposición en Bolivia para derrocar al presidente Evo Morales.

Este golpe es promovido por la oligarquía boliviana y cuenta con el total apoyo del Gobierno de Estados Unidos, que desde hace mucho tiempo está ansioso por expulsar a Evo Morales y a su movimiento del poder.

En el Estado Boliviano han surgido varios elementos de la oposición para lograr su fin contra el líder indígena y sacarlo del poder, entre ellos se pueden mencionar:

Primero. La auditoría, en pleno escrutinio el mismo día de la votación y con la oposición ya hablando de fraude, la propia misión de observadores de la OEA apuntó a la supuesta interrupción del conteo como una de las "sustanciales deficiencias" que minaban la "necesaria credibilidad y transparencia", diciéndole a los líderes opositores que tomaran las calles.

Segundo. El ejército y la policía en contra, en esa renuncia también parece clave el pronunciamiento del general Williams Kaliman, en nombre del alto mando de las Fuerzas Armadas bolivianas.

"Sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia", decía Kaliman en un comunicado.

Al posicionamiento de los militares a favor de la renuncia del presidente hay que sumar que desde el viernes pasado, cuando estaban a punto de cumplirse tres semanas de violencia en las calles, comenzó a extenderse por el país un "motín policial".

Los agentes de diversas unidades, primero en Cochabamba (centro) y luego en todas las capitales departamentales, comenzaron a declararse en rebeldía uniéndose así a las protestas contra el gobierno.

Tercero. Presión en la calle, la oposición a Morales apostó desde el primer momento a la movilización callejera para forzar la mano del presidente.

Con huelgas y paros por todo el país, Bolivia se convirtió en una gran batalla campal entre partidarios del presidente y sus detractores.

Cuarto .Radicalización de la oposición, y es que la oposición hacía tiempo que había dejado atrás la exigencia de una segunda vuelta entre Morales y Mesa y venía pidiendo la renuncia del mandatario.

El endurecimiento de las posturas de la oposición vino de la mano del creciente protagonismo del presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

Quinto. Ataque a la embajada Venezolana en Bolivia, un grupo de individuos comenzó a atacar la Embajada de Venezuela en Bolivia luego de que el presidente del país plurinacional, Evo Morales, anunciara su renuncia.

Recordemos que no se puede soslayar la soberanía de los pueblos y que lo más importante es velar por la paz de las naciones y más aún por la integridad de los habitantes que hacen vida en su territorio como elemento fundamental del Estado ya que sin ellos ese Estado no existiría y seria solamente extensiones de tierras sin vida porque no tendría ninguna función.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 327 veces.



José Gómez

Técnico superior universitario, asistente en investigacion penal y criminalistica, estudiante de derecho

 15gomezjose@gmail.com

Visite el perfil de José Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Gómez

José Gómez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284230.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO