Recordar es vivir: Los que firmaron aquel manifiesto de apoyo a Fidel

Una de las características que con más frecuencia se manifiestan en el comportamiento no solo de la dirigencia opositora venezolana, sino también en sus intelectuales, y por supuesto en su base militante, es la sempiterna costumbre de hacer lo que posteriormente niegan y voy a ejemplificar esta frase con algunos ejemplos:

Durante los años 2013, 2014, e incluso 2015, numerosos dirigentes de la oposición se manifestaron a favor de convocar una Asamblea Constituyente para "corregir de raíz" los males del país: la oferta no era del todo engañosa, sin embargo, para ellos era temeraria, si bien es cierto que un proceso constituyente abre las puertas a un proceso que permitiría refundar al país, la oposición no cuenta (ni contará) con un proyecto político que ofrezca soluciones de fondo y que sean atractivas para los problemas que agobian al venezolano.

En todo caso, hubo un tiempo –reciente- en el que la derecha tomó la constituyente como una bandera política, entre algunos dirigentes que incursionaron en esa oferta podemos mencionar a Lilian Tintori (https://www.laiguana.tv/articulos/58198-lilian-tintori-constituyente-firmas-2014/), Leopoldo López, Luis Florido, Freddy Guevara y María Corina Machado.

Yendo directo al grano, en los últimos años vemos como la oposición política venezolana se ha servido de un aparato cultural que ha pretendido desconocer no solo nuestra propia identidad, sino servir como soporte ideológico y filosófico a su causa.

Esto no es de extrañar, de hecho en el marco de la feroz lucha política que se desata en Venezuela, el trabajo de los "intelectuales orgánicos", como los llamaría Gramsci, es totalmente natural. Está de más recordar que el gobierno también los tiene y más allá del gobierno, la Revolución Bolivariana.

La cuestión es que estos intelectuales que favorecen o apoyan a la oposición (o mejor dicho a lo que les impone al amo gringo del que muchos de ellos abominaron rabiosamente alguna vez), a pesar de una formación académica respetable, de una trayectoria en su mayoría meritoria, terminan copiando el comportamiento inconsistente de la dirigencia política a la cual sirven de adláteres. Siendo condescendientes, uno podría entender esa desafortunada costumbre de los políticos venezolanos de desdecirse en cuanto a sus promesas, posiciones e incluso convicciones; pero cuando eso ocurre en aquellos quienes se erigen como la reserva ideológica y cultural de la sociedad venezolana, la confusión en ese campo es general y las dudas sobre las credenciales y capacidad que esta "intelectualidad" tiene para comprender el actual momento histórico venezolano, inevitables.

En 1989, en el marco de la toma de posesión de Carlos Andrés Pérez, se realizó la visita del Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Fidel Castro Ruz, invitado por el presidente entrante; la visita fue saludada con un melosísimo manifiesto (http://www.venezuelavetada.com/2011/04/manifiesto-de-bienvenida-fidel-castro .html) en el que afirman que el Comandante Castro "continúa siendo una entrañable referencia en lo hondo de nuestra esperanza, la de construir una América Latina justa independiente y solidaria" y aprovechando su visita a Caracas, expresaron "públicamente nuestro respeto hacia lo que usted, como conductor fundamental de la Revolución Cubana, ha logrado en favor de la dignidad de su pueblo y, en consecuencia, de toda América Latina"

Este manifiesto salió publicado en el Diario El Nacional el 1° de Febrero de 1989 y en el diario 2001 el 3 de Febrero, entre los intelectuales que abominan de la Revolución Bolivariana y de la revolución isleña y su entrañable líder al que alabaron casi a nivel paroxístico tenemos:

1.- Alberto Barrera Tyszka, escritor, asiduo columnista de medios abiertamente golpistas y apátridas como Efecto Cocuyo y autor de numerosas novelas, algunas de ellas con referencias contrarias al proceso político que vive Venezuela desde hace 20 años. Dice sufrir la crisis humanitaria que vive Venezuela, pero se la pasa viajando por el exterior presentando las novelas que reflejan sus irrealizables sueños mojados. Bien por él.

2.- Juan Barreto, periodista, de brillante teórico de la UCV y audaz escritor de revistas faranduleras, pasó a ser un mediocre alcalde metropolitano y terminó como recolector de migajas ante Almagro, mejor no extenderse con este personaje.

3.- Marcelino Bisbal, periodista, sus trabajos son referencia obligada para entender la naturaleza, dinámica y funcionamiento del aparato comunicacional, sin embargo, así como una vez babeó por Fidel Castro y desenmascarar a los dueños del aparato cultural venezolano al servicio del imperialismo; terminó defendiendo a un palangrista como Isnardo Bravo (http://www.noticierodigital.com/2018/09/marcelino-bisbal-gobierno-le-gran-temor-los-periodistas/)

4.- Roberto Briceño León, prof. Sociólogo, dirige una mampara de la CIA (https://kaosenlared.net/cuanto-dinero-ha-recibido-la-oposicion-venezolana-desde-eeuu-recientemente/) conocida "Observatorio Venezolano de Violencia, con el cual denuncia los supuestos crímenes perpetrados por la "narcodictadura madurista" con el apoyo militante de la "dictadura castrista", quien pensaría que este bigotudo firmó con mucho entusiasmo un manifiesto para darle la bienvenida al comandante Castro?

5.- Manuel Caballero, escritor. De este caballero ya sabíamos de su transformación luego de que Lusinchi le convidara un plato de lentejas en la Casona, aquello debió haber sido como ver una epifanía (o las lentejas estaban "aliñadas"), porque comparó al borracho y difunto expresidente con Simón Bolívar. Como ya falleció solo vamos a recomendar un libro que debe ser tomado en cuenta: Gómez el tirano liberal….

6.- Elba Escobar, actriz, de participar/protagonizar películas venezolanas exitosas como "amaneció de Golpe", "Golpes a mi puerta", "secuestro express" y más recientemente "azul y no tan rosa"; y teleculebras como "Rosángela", "el país de las mujeres", o "cosita rica" (entre muchas otras), así como una nada despreciable carrera teatral, terminó defendiendo a una nulidad mediocre como Juan Guaidó. Mejor es que siga a cumulando méritos sobre las tablas.

7.- Elías Pino Iturrieta, historiador. De trabajos interesantes como "La mentalidad venezolana de la Emancipación"; "Contra lujuria castidad"; "Ventaneras y castas, Diabólicas y honestas"; a otros con un fin quizás más político (el divino Bolívar), esto sin soslayar una una muy envidiable trayectoria de investigación histórica. Pasó de intentar picarle la torta a Fidel en el periódico de bobolongo (Petkoff dixit), a afirmar una babosería ridiculísima como ésta: "Guaidó es lo que nos queda de república" (https://runrun.es/opinion/385038/guaido-es-lo-que-nos-queda-de-republica-por-elias-pino-iturrieta/)

8.- Milagro Socorro, periodista. De alabar a un representante del socialismo latinoamericano, terminó escribiendo pestes del socialismo en general. No hay mucho que decir, afectó su carrera por tratar de satanizar al socialismo, apelando incluso a la destrucción o estigmatización de elementos de nuestra propia identidad (http://www.lechuguinos.com/milagros-socorro-insulta-bolivar/)

9.- Arturo Sosa Sj. A este cura jesuita, el renegar de su pasado le ha servido para escalar posiciones dentro de la orden a la que pertenece, quizás ya no sea tan audaz como cuando escribía panfletos izquierdosos o firmaba saludos a Fidel, pero puede regodearse de satisfacción reconociendo su posición de "papa negro".

10.- Ludmilla Vinogradoff, periodista. Métanse en su cuenta twitter (https://twitter.com/ludmilavino?lang=es) y verán que esta señora involucionó totalmente, una cosa es ser periodista opositora y otra cosa es degradarse a la figura de "tecleador disociado", la señora realmente se da duro publicando estupideces.

11.- Inés Quintero, historiadora. Quien pensaría que esta genial escritora, referencia para todo escuálido que pretende darse un aire de sibarita intelectual chic, tenía debilidad por el fallecido "sátrapa caribeño"!!!??? Pues si compas escuálidos: una razón de peso para odiar a Ines, con esa fuerza del corazón que solo ustedes saben sentir (y cuando hay guarimbas, a veces materializar): para Quintero, en 1989 Fidel era una "entrañable referencia en lo hondo de nuestra esperanza", tal como lo dice el propio manifiesto que firmó.

Recordar es vivir, dicen por allí….



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1378 veces.



Neftalí Reyes


Visite el perfil de Neftalí Reyes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a282225.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO