La Tecla Fértil

Barbados, un encuentro al dialogo para bajar sus deudas internacionales

En la Cuenca del Caribe, se viene dando lugar a escenarios que buscan de una u otra forma violentar la Constitución de la diversidad de países que engloba. Algunos presidentes contando con la supremacía en los consejos legislativos y asambleas regionales han logrado reformas que solo buscan perpetúalos en el poder. Existe un exceso democrático, una situación que podría estar dándose dentro de la estructura de los partidos políticos y esto, ha permitido abrirse un nuevo telón en la vida republicana del hemisferio occidental. Todos desean un cargo administrativo y tener la opción de optar a un cargo de interés político como diputado, gobernador, concejal, alcalde o simplemente regidor en una localidad, ya sea en el campo o urbe.

El ejercicio democrático es para dar a todos y el electorado, (pueblo), debe aprobar desde la base comunal y quiénes son sus candidatos, mediante unas primarias, luego, se iría a unas elecciones generales. Por esto, debe abrirse paso a la nominación presidencial que constituye un acto colectivo para bienestar del Estado.

La idea de un solo candidato y tener un perfil dictatorial es discriminatorio. La idea es enriquecer la oferta presidencial, como las propuestas. La democracia siempre tendrá una condición transparente y un respeto, sobretodo, se debe tener cuidado en los procedimientos jurídicos. La idea es evitar un bumerang político y el disgusto en las filas militantes de cada organización partidista.

El Caribe, está en un trance difícil. Ahora, las pequeñas islas que son colonias inglesas, holandesas y francesas buscan lograr un rango político y dar luz verde a candidatos presidenciales que ya han sido presidentes como son Danilo Medina, Leonel Hernández. El presidente cubano Miguel Díaz-Clane y Nicolás Maduro Moros fueron electos por el pueblo en un proceso que se inició desde unas primarias hasta formar delegados en toda la República.

Son actos de gran miopía política creer que Gonzalo Castillo podrá superar a los seis precandidatos de su sector en un mes, para en el mes subsiguiente ganarle unas primarias abiertas con todo el electorado al doctor Leonel Fernández, para después de obtenida la candidatura vencer al licenciado Luis Abinader, el candidato puntero de la oposición. Esto es República Dominicana.

El danilismo ha sido muy exitoso desde su ascenso al poder, el cual ha sido rotundo tanto en los aparatos del Estado como en el partido. Lamentablemente dicho éxito, obtenido luego de años de semiostracismo, le ha llevado a desarrollar lo que en psicología se conoce como groupthinking (pensamiento grupal, en español). Este fenómeno ocurre cuando el deseo de armonía y conformidad en un grupo resulta en toma de decisiones irracionales o disfuncionales. Para minimizar los conflictos y mantener el consenso, se eliminan las evaluaciones críticas y los puntos de vista alternativos, suprimiendo cualquier disensión y aislando el grupo de influencias externas. Esta dinámica de grupo disfuncional produce la ilusión de invulnerabilidad, sobreestimando la capacidad de decisión del grupo y subestimando las habilidades del oponente. Todos en el país han presenciado lo antes descrito: no importa la oposición a una nueva reforma constitucional manifestada por ministros del mismo gobierno, por todos los estamentos de la sociedad dominicana, e incluso por Washington, el danilismo continuó de manera obstinada en busca de ese objetivo. Aquí yace la clave de su derrota.

Siendo más específicos, en lo concerniente a la elección del candidato del PLD para las elecciones del 2020, la estrategia del danilismo ha consistido en cerrarle el paso a Leonel. Para tales fines se decidió avanzar por dos carriles. El carril A, o de la Apariencia, consistió en explotar el deseo de la población de ver "caras nuevas" promoviendo el lanzamiento de precandidaturas de danilistas, leales y circunstanciales. Este plato fuerte fue aderezado con declaraciones de danilistas de la misma estirpe que "por instrucción de Danilo" anunciaban que él no se reelegiría. Para Leonel era obvio que esto no era más que una cortina de humo, una distracción. Por ello ha ignorado de manera olímpica los ataques que le han lanzado los "precandidatos", no importa lo desaforado que hayan sido.

Leonel concentró todo su poder de fuego en detener lo que avanzaba por el otro carril del danilismo, el carril R, por Real: volver a reformar la Constitución a fin de reelegir a Danilo. ¿Cómo ha derrotado Leonel esta iniciativa? Veamos. En su desesperación por pasar la reforma constitucional del 2015, los danilistas colocaron al Comité Político (CP) una camisa de fuerza al firmar todos sus miembros el acuerdo donde se aprobará dicha reforma, ese acuerdo luego fue ratificado por el Comité Central, por el Pleno de Delegados del Congreso del Partido y homologado por una sentencia del Tribunal Superior Electoral. Es decir, el CP parecía en principio ser una vía cerrada para validar de nuevo otra reforma constitucional. Sin embargo, de manera sagaz, Leonel no se confió y para sorpresa y encono de los danilistas, movió el campo de batalla hacia otros escenarios: la Cámara de Diputados y la participación directa del pueblo, esto es, la protesta popular. La satanización del acuerdo del 2015 que pretendieron varios danilistas ("Ese acuerdo fue un atraco de la minoría"), era el preludio de un intento de desconocerlo haciendo uso de la mayoría mecánica del danilismo en el CP, lo cual prueba que Leonel actuó de manera correcta

Barbados, es otro historial. Los diálogos van y vienen, que incluye a Caracas y Guyana, cuyas industrias de gas y petróleo exigirán un mayor transporte aéreo en el campo diplomático y de Cancillería- Consulados. El desafío que enfrentan los dos gobiernos es cómo, de buena fe y una cooperación genuina, pueden resolver acuerdos que: reduzcan la deuda de Barbados; no aumenta el desempleo en Antigua; y cumple el objetivo conjunto de mantener el transporte aéreo regional para continuar atendiendo el turismo y los viajes sociales y de negocios de los pueblos del Caribe.

La región ha visto ir y venir a muchas aerolíneas desde 1974, cuando ocurrió la actual encarnación de LIAT. Los nombres ahora son recuerdos lejanos, pero para recordar algunos de ellos: EC Express, RedJet, Caribbean Star y una breve aparición de American Express.

Ninguna compañía privada se ha quedado para entregar el transporte aéreo que se necesita regionalmente desde St Kitts-Nevis en el norte hasta Guyana en el sur.

LIAT (1974) Ltd. fue formada y apoyada por los Jefes de Gobierno de CARICOM porque sabían la verdad intrínseca de que una sociedad caribeña económicamente integrada y fuerte no podría construirse ni mantenerse sin el transporte regional. Durante esos 45 años, LIAT se ha convertido en una institución de las Indias Occidentales, comparable a la Universidad de las Indias Occidentales y el grillo de las Indias Occidentales en su contribución para fortalecer las raíces de las Indias Occidentales y mejorar la identidad de las Indias Occidentales.

Esta, es la otra razón por la que el presidente Nicolás Maduro Moros escogió a Barbados y se alejó momentáneamente de República Dominicana.

Vale la pena señalar que los gobiernos de las Bahamas y las Islas Caimán tienen asignaciones anuales de recursos a sus aerolíneas, porque aprecian plenamente la importancia de sus aerolíneas para el turismo y las necesidades de su gente.

Jean Holder, un integracionista que ha sido una persona clave en el turismo regional, incluidos 15 años como Presidente de LIAT, señala el siguiente punto que todos los gobiernos harían bien en recordar: "Los gobiernos ya subsidian todos los aspectos del turismo terrestre en el alega que es una industria de exportación crítica que genera divisas. Si las habitaciones de hotel son una parte del turismo, entonces el transporte aéreo es la segunda parte sin la cual no puede sostenerse ".

LIAT sigue siendo vital para el Caribe en general y para Antigua y Barbuda y Barbados. Está dentro de la capacidad intelectual y la creatividad de los primeros ministros Browne y Mottley darles a los equipos, en representación de sus dos gobiernos, un mandato para "negociar dentro de un marco de cooperación". Tal mandato satisfaría los imperativos de sus economías al tiempo que mantendría su objetivo conjunto de mejorar la integración caribeña.

Venezuela, Rusia y Cuba necesitan activar sus líneas áreas hacia La India por el asunto de los fármacos y laboratorios clínicos. El Turismo es solo una excusa y Juan Guaido se dejó manejar por la gente de la MUD y la antigua Coordinadora Democrática, cuyos dirigentes políticos le hacen lobby al gobierno bolivariano y algunos de sus participantes son por herencia familiar, militantes de la izquierda socialcristiana, lo que indica un grupo bien compacto coordinado por el psiquiatra Jorge Rodríguez y su hermana, la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quienes son unos dignos herederos de su padre en el campo político y quien en sus pininos antes de fundar La Liga Socialista fue dirigente juvenil de Acción Democrática en los Estados Andinos y tutoreado por el ex presidente Carlos Andrés Pérez, en esa época rector para América Latina de la Socialdemocracia Internacional al lado de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Los límites establecidos por el plan de transformación económica y de recuperación de Barbados, si se va a seguir estrictamente en todas las cosas, le dan al gobierno de Barbados poco margen para incurrir en nuevas deudas. De hecho, la estrategia es reducir la deuda. Venezuela, en este caso, será de gran ayuda económica.

Dada la cultura política distintiva de Antigua y Barbuda, Gastón Browne ha adoptado un estilo de divulgación abierta y comentarios sobre todas las cosas, grandes o pequeñas. Opera sobre la base de ser proactivo en el suministro de información para no ser reactivo cuando la información se distribuye en su sociedad, no siempre con precisión. La gobernanza de Barbados sigue un patrón de utilización de instituciones, como el parlamento, y estructuras más formales para difundir información, aunque los medios de Barbados criticaron mucho al ex primer ministro Freundel Stuart por la poca frecuencia de sus explicaciones públicas, lo que indica el mejor escenario para el gobierno bolivariano de Venezuela para llegar a acuerdos con una oposición asida al bolivianismo por motivaciones de origen.

Los primeros ministros Gastón Browne de Antigua y Barbuda y Mia Mottley de Barbados son dos de los líderes jóvenes y dinámicos del Caribe, ambos adictos al trabajo con visiones claras y determinadas para el mejoramiento de sus países. Cada uno de ellos es un regionalista comprometido, a pesar de las insinuaciones en contrario en secciones de los medios regionales.

Debido a su relativa juventud, su experiencia a temprana edad como ministros de gobierno y parlamentarios, y ahora la ardua tarea, a menudo solitaria, que han asumido con ambas manos de los gobiernos principales, inevitablemente sus acciones darán forma a la región caribeña del futuro.

Bajo las condiciones establecidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que no pudo evitar, la Primera Ministra Mottley está lidiando con la reconstrucción de la economía de Barbados que heredó cuando su partido fue elegido para gobernar en 2018. Esas son circunstancias que el Primer Ministro Browne conoce bien. Asumió el cargo, en sus primeras elecciones como Primer Ministro en 2014, a un legado de Antigua y Barbuda bajo el firme control de las medidas de austeridad del FMI, una alta relación deuda / PIB, una crisis bancaria, un alto desempleo y una sensación de desesperación. en la sociedad, particularmente en el sector empresarial. Esas condiciones, aparte de la crisis en el sector bancario, son muy similares a las que el primer ministro Mottley está luchando.

Los dos primeros ministros tienen mucho en común y experiencias de las que pueden aprender para superar obstáculos con éxito.

La llegada del primer ministro Mottley a los consejos de toma de decisiones regionales y las instituciones de gobierno fue bien recibida por el primer ministro Browne. Su admiración por ella continúa, a pesar de las diferencias en sus estilos de liderazgo. Esas diferencias de estilo no deben confundirse con las divergencias de la sustancia. Y, ninguna rivalidad inexistente debe ser conjurada por cualquiera que prospere en retratar la diferencia como división.

Venezuela, en esta nueva etapa política en La Cuenca del Caribe y el Golfo de México, evalúa su posición geopolítica y territorial y está dispuesta fundar un solo bloque común con las islas que le bordean para enfrentar las arremetidas de la economía globalizada.

La democracia, la libertad y el estado de derecho son plantas frágiles cuyo crecimiento y fortaleza deben ser regados y alimentados por los nutrientes del desarrollo económico.

Eso significa que los países de los EE. UU. Y el Caribe deberían establecer, y medir sus relaciones, en la mutualidad de sus intereses. Deben discutirse todos los temas, incluidos los más candentes para EE. UU., Como Venezuela, Nicaragua e incluso el papel de China en la región, pero no deberían ser el único prisma a través del cual se evalúan las relaciones.

Hoy, la mayoría de los países de CARICOM son estables; la democracia y los derechos humanos son respetados y respetados; prosperan los derechos del individuo y de las empresas; y se mantiene el estado de derecho.

Pero estas condiciones solo se pueden mantener en condiciones de desarrollo sostenido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 380 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a281146.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO